sábado, 27 de enero de 2007

Varlam Shalamov

Varlam Tikhonovich Shalamov es uno de mis escritores de cuentos favoritos. Sus Relatos de Kolyma son sorprendentes. A su lado, Soljenitsin resulta lastimero y blando. Shalamov nunca juzga, nunca se lamenta, nunca indica al lector qué significa algo o cuál es la repercusión, la enseñanza vital. Él sigue la idea de Spinoza: "No sufrir, no lamentarse, inteligir". Como Anton Chéjov, como Isaak Babel-, muestra, pero tal vez por su ausencia completa de patetismo, por su economía implacable, y por esa asombrosa desnudez poética y vibrante, esas escenas pequeñas, donde sus personajes se las ingenian inventando estrategias para sobrevivir un día más hasta que la temperatura suba dos grados y así llegar al siguiente invierno, están llenas de luz, y el efecto es maravilloso. Un crítico dijo que cuanto más terrible era la situación, más contenido se mostraba Shalamov, y es exacto. En España, los publicó Mondadori, pero el libro se agotó y nadie lo ha reeditado. Yo sigo intentándolo. No comprendo la indiferencia de los editores españoles hacia Shalamov. Sobre todo, teniendo por aquí a la traductora mexicana de león tolstoi y Marina Tsvietáieva, Selma Ancira. Encontré una selección magnífica en Adelphi Edizioni , una edición y una traducción muy cuidadas, y más tarde me compré la colección completa en inglés y descubrí que los mejores estaban en la edición de Adelphi. El pobre Shalamov no pudo sobrevivir mucho tiempo. Tras los 17 años en Kolyma, en libertad escribió sus Relatos, se carteó con otros grandes escritores rusos de la "generación de plata", pero tardó pocos años en ingresar en una institución mental. En algún lugar leí que odiaba las patatas, que nunca más pudo comerlas. De vez en cuando vuelvo a leerle y siempre me maravilla. Si, como dijo Ivo Andric- es más fácil escribir que borrar, Shalamov tenía la goma de borrar mágica. Una vez leí una conversación entre Martin Scorsese- y Woody Allen- sobre cómo cortar. Scorsese decía que las películas le salían cada vez más largas y Allen que cuando empezaba a cortar, los productores ponían el grito en el cielo, porque cortaba tanto que tenían quedarse sin película. Lo cierto es que los cuentos de Shalamov, como la historia de Anna Ajmátova (la visita a esa casa museo en San Petersburgo que no le gustó a Janet Malcolm), fueron los elementos que me hicieron replantearme lo que había sido el comunismo (estalinista). Aunque yo nunca seré de esos que ponen comunismo y fascismo en el mismo nivel: el comunismo tenía una base ética, mientras que el fascismo partía del propio horror. Yo seguiré creyendo, como dijo una vez JOHN BERGER , que el marxismo era una buena idea, mal aplicada.

6 comentarios:

Glen E. Lizardi Flores dijo...

Me disculpo por la intromisión, asi, tan abusiva y falta de delicadeza, sin embargo, desde hacer unas horas estoy leyendo tu blog me encontré con este articulo... me gusto mucho la forma en que nos hablas de como escribe Varlam Tikhonovich Shalamov... de ahi mi necesidad de escribirte para preguntar si tienes algun texto digital de el que me quisieras enviar. Debo reconocer que lo he buscado en español, pero no encontré nada completo.
glizardi@gmail.com
muchas gracias.

zbelnu dijo...

No, en digital no, pero ahora la editorial Minúscula saca al fin los relatos de Kolyma, que es lo mejor de Shalamov. Yo tuve que leerlo en inglés y en italiano, pero ahora lo podrás leer en castellano. No es intromisión, es un placer que alguien se interese por un autor como él

pantxo petate dijo...

Hola, me ha gustado mucho su artículo Isabel. Buscaba una traducción del poema El Clima de mi Niñez, y así he venido a parar aquí. Es un poema maravilloso, aunque me llevaría mucho tiempo el tratar de hacer una traducción mínima ya que entiendo el ruso pero traducir poemas no es nada sencillo.
Los Relatos de Kolyma fueron editados en España, alguien me los regaló hace ya años, pero ahora mismo no me acuerdo que editorial lo hizo. También no hace mucho vi una serie hecha en Rusia para la televisión sobre la vida de V.T.Shalamov, basada en los Relatos y nombrada El Testamento de Lenin. El problema es que dudo mucho que esté editada con por lo menos subtítulos, ya no existe la preocupación de antaño de traducir o subtitular libros y películas, lo mismo va para una maravillosa serie hecha de El Maestro y Margarita, que me hubiese gustado regalar a la persona que me regaló los Relatos de Kolymá pero que no pude encontrar con subtítulos. Salud.
Ah, y por si le sirve de algo le dejo el enlace del poema que busco, y ya de paso para una página de poesía, maravillosa por cierto, de V.T.Sh.

http://www.litera.ru/stixiya/authors/shalamov/ya-zabyl-pogodu.html

zbelnu dijo...

En efecto, los Relatos de Kolyma están medio publicados, falta el II tomo, en España. Los ha publicado Minúscula, y me mandó un ejemplar. Yo los tenía completos en inglés y seleccionados en italiano.
Le agradezco mucho la página, que miraré en cuanto pueda, pues ahora me voy corriendo. Gracias por el poema y por todo.

zbelnu dijo...

Ah, justamente un amigo que lee y habla ruso me habló de esa serie que usted menciona, pero no de la de Bulgakov., Es una lástima que no se traduzcan!

zbelnu dijo...

Ah, veo que te referías a la vieja edición que hizo Mondadori de los Relatos. Bueno, se agotaron y desaparecieron. Por eso yo me los compré traducidos.