miércoles, 1 de abril de 2009

Leer, leer

Foto: I.N., Balcones del Eixample, aún sin destruir, 2009
En estos tiempos de prensa apocalíptica, en que cuesta un trabajo enorme encontrar una sola buena noticia nacional o internacional, mientras asistimos al espectáculo de la parálisis o la negación de la realidad de nuestros políticos, mientras vemos amigos angustiados resistiendo o cayendo o intentando y forcejeando contra la tendencia general, a mí me consuela leer. Hoy me ha alegrado la defensa de Janet Malcom que hace SVS en el Cultura/s (por cierto, lean si quieren mi reseña sobre Varlámov del mismo suplemento).
Esperemos que los catastrofistas se equivoquen y al menos nos queden los periódicos, aunque tengamos que leerlos y luego usarlos contra el frío, buscando libros en las basuras, intentando entrar en las bibliotecas públicas con el carnet caducado. ¿Habrá carnet para los sin domicilio? Yo sigo comprando los periódicos, aunque leerlos sea un mal trago, excepto cuando hay algún suplemento literario interesante, o un artículo de VM los domingos (sí, por favor, alguien que hable de Drácula y no de Solbes), o la única buena noticia que recuerdo de los últimos meses, que unos científicos murcianos habían logrado criar en vivero un caballito de mar en peligro de extinción. Era un animalillo delicado y misterioso...
Por cierto, que ayer gracias a J. tuve ocasión de disfrutar de una clase de yoga especial, en suspensión de un columpio que me trasladó a mi niñez, o mejor dicho, a esa fisicidad que era lo único alegre de mi niñez. Ya lo dice Colette: "Même un enfant martyrisé n'a pas peur tout le temps de ses tourmenteurs, qui ont leurs heures de clémence et de gaieté." Luego, Tigridia me decía que ella también se había pasado la niñez colgándose de las piernas, de barandillas, columpios, árboles... Yo recuerdo pasar rato en suspensión cabeza abajo como algo muy agradable, convertida en opossum. La cuestión es que mi clase acabó con una especie de concierto de cuenco tibetano, yo veía las ondas circulando, visualizaba mis pabellones auditivos y veía agitarse aquel martillito interno... completamente transportada. A la magia se añadía la quietud de esa casa: bajo las ondas tibetanas sólo se oía la lluvia. Al salir a la calle me di cuenta de que iba sonriendo.
De momento vivo bajo un techo y nadie me ha despojado de mis libros, así que intento vivir en ellos y en mi escritura, como protección principal. Habrá que disfrutar de lo que tenemos mientras nos quede, usar la conexión, que me permite leer otros blogs y buscar por ahí lo que no encuentro, ni sé... Seguir leyendo en el sofá, con la gata ronroneando, seguir buscando imágenes por ahí para mi libro, seguir andando y pensando...
Hoy he visto al fin publicada la plaquette de Cafè Central Els meandres de la traducció, mi conferencia sobre traducción del año pasado en La Pedrera. Por cierto, el 17 de abril se presentará la versión audio de mi libro CRUCIGRAMA, en la galería h2o de la calle Verdi. Carles Hac Mor ha aceptado oficiar de presentador, lo cual es una suerte. Grabé mis cuentos y lo pasé bien leyéndolos. Fue la iniciativa de dos mujeres de Igualada que montaron esta audioeditorial, Llibres de Veu, dirigidos a todos aquellos que no pueden leer o que quieren escuchar (¡también las voces de sus autores!). En Francia es un mercado importante y pueden encontrarse muchos audiolibros, leídos por actores o por los propios autores. Como a mí me gusta leer en voz alta y siempre he pensado que la voz transmite algo más por su cuenta, lo pasé bien haciéndolo, aunque sin duda con público la voz tiene más brillo, más envolée que en un estudio...

17 comentarios:

Ephemeralthing dijo...

jajaj, el link "opossum" es fantástico.
Ese párrafo hablando de tu clase de yoga "especial" y las sensaciones reencontradas que comentas tiene que ver con otro que leía ayer noche de "Elegía" de Roth, Philip, que me cautivó. Evoca el autor sus chapuzones en el océano cuando niño, un seguido de gestos que significan para él "lo mejor de la infancia".

frikosal dijo...

Si que está un poco apocalíptico todo (y paralizado) y no se si ha llegado lo peor. Yo normalmente soy pesimista pero el otro día me pareció por primera vez percibir indicios de recuperación.

Me ha gustado tu reseña.

zbelnu dijo...

Ay, Eph, no sé por qué yo le tengo manía o prevención a Philip R (en cambio me encanta su desaparecido tocayo Joseph), tal vez por demasiado viril o porque no tuve suerte con él, aun sabiendo que es un escritor sólido, que domina...
Pero tal vez ese libro, no sé...

zbelnu dijo...

Me alegra tu visión, Friks, ojalá fuese verdad, y como los árboles (el castaño de indias de mi terraza está exuberante!)renaciera un motor económico...
Acabo de podar una reseña de unos cuentos que me han hecho pensar en ti. Creo que te gustarían, Friks... La reseña saldrá en 15 días y así podrás juzgar.

Ephemeralthing dijo...

¿"Demasiado viril" P. Roth? De momento he leído "Sale el espectro" y "Elegía" y no me parece misógino, al contrario, defiende a sus personajes femeninos y todavía más si son objeto de deseo, en ese caso con una ternura poco común. La lectura de esos dos textos me ha dejado con ganas seguir con otros pues es un autor en el que cada diez páginas encuentro una idea que ya justifica el que resulte interesante el texto entero. Curiosidad: ¿qué leíste de él que te incomodó?

zbelnu dijo...

Eph, no he dicho misógino, sino demasiado viril... Tuve esa idea leyendo ese librito suyo de género medio fantástico y corporal, uf,no sé cómo se llamaba, me deshice de él en mis periódicos donativos de libros que no quiero... También empezé The Plot Against America y abandoné. Y qué otro, The Stain, The Human Stain? alguien me lo regaló. Y ese horror que la Coixet ha filmado, esa figura esterotípica del hombre y la chica me aburre, como me aburren esos libros de mujeres abandonadas. Yo sé que es un gran escritor, entiéndeme, y comprendo que os guste, pero verdad que no leéis a Alice Munro? Hay algo sutil, menos viril en el estilo, podría estar en For Esmee with love and squalor de Salinger, eso es un estilo no-viril. O por supuesto, mis escritoras favoritas. Hay mucho que leer y yo no tengo tanto tiempo

Ephemeralthing dijo...

Anoto. Alice Munro.
A mi también me tiran de espaldas las historias de personajes heterosexuales con roles muy marcados, vamos: sexistas. Me ocurre con el cine de Eastwood, por ejemplo. Pero en el caso de P. Roth creo que lo estoy trascendiendo.
Leeré a Munro para hacer el paralelismo que propones. Probablemente me toca.
Nada más cierto: hay mucho que leer y hay que elegir.

zbelnu dijo...

Entiendo muy bien lo que dices, tengo muchos amigos que adoran a Clint E., y son gente inteligente y con criterio, ya lo he dicho. Pero yo estoy en otro sitio... Si lees a Alice traducida, será mejor que escojas las últimas, que están traducidas por Carlos Milla e Isabel Ferrer porque antes la pobre Alice Munro había tenido MUY MALA suerte con las traducciones, yo lo dije en una reseña, y creo que humildemente contribuí a que mejorase su suerte.

zbelnu dijo...

Ahora bien, si la lees en inglés entonces te recomiendo libros maravillosos, incluso con título feo como Love, Friendship, Hateship, Marriage... o algo así, Open Secrets, The Runaway...

Ephemeralthing dijo...

Anoto, anoto. Mañana me toca visita a la biblioteca y el sábado La Central. Mil gracias.

zbelnu dijo...

O Grace Paley, sus cuentos completos están en anagrama y es tan buena!!! Por si no encuentras lo que quieres... Estoy por mandarte las reseñas que hice de ambas...

Ephemeralthing dijo...

Agradecido para siempre más si me envías los enlaces o archivos. Si son enlaces los puedes colocar en mi blog.
He encontrado esto: http://ellamentodeportnoy.blogspot.com/2008/09/secretos-voces-de-alice-munro-y-ii.html

... estamos haciendo honores al título de esta entrada: "Leer, leer".

zbelnu dijo...

Por desgracia, Eph, no hay enlaces. Cuando cambiaron informáticamente La Vanguardia, TODOS nuestros artículos desaparecieron de la red y ahora ya no se puede acceder a ninguno, que yo sepa, ni siquiera ver la cabecera para comprarlo. Es el estilo del país, siempre que se hacen mejoras informáticas se empeora... Claro que Bill Gates también encaja en esa descripción.

Ephemeralthing dijo...

jajaj, al azahar, como igual también diría mi alumna Hajar, ... perdón por el chiste. Me encanta ese nombre, Hajar.
Millón de gracias zbel, nada que disculpar, yo estaba cenando.
Bien, .... está bien que queden recogidos en tu blog "artículos". He mirado si en mi biblio tienen algo de Munro, y no, tendré que conseguirla en La Central o esperarme hasta después de Semana Santa para un préstamo interbibliotecario, pues la Sofía Barat cierra esos días. En cambio de Paley tienen cinco obras, incluído "Cuentos completos" que tu reseñas.
Bon soir!, y gracias otra vez.

zbelnu dijo...

Bueno, la obra de Paley se reduce a los Cuentos completos, que reúnen sus tres compilaciones de cuentos. Ella dice que con su activismo, feminismo y pacifismo no le quedó más tiempo. Me alegro de que la leas! A ver qué te parece...

Anónimo dijo...

Bueno, cuánto creer de esa prensa, tv, por su cercanía a la realidad.... Es verdad que la voz a veces, dice más que las palabras. Recuerdo una obra de teatro en francés en la que no necesité dominar el idioma, también es verdad que conocía la obra, su plástica. Y la imagen.
El vídeo me ha recordado al monólogo de la actriz de Los días felices de Beckett, ese hablar rememorando, ajustando cuentas con el tiempo. De la foto diría que resulta interesante, peculiar, por los personajes que están en al fondo incluso, de esas fotos que a veces pensamos que no trasciendan..
iluminaciones.

zbelnu dijo...

Sí, Iluminaciones, también a mí me interesan esos personajes del fondo (si hablamos de la foto del otro post, de sant jordi), de hecho creo reconocer a una chica morena a la que había olvidado y me impresiona la memoria visual tantos años después... Gracias por tu comentario!