martes, 5 de febrero de 2008

Año nuevo chino y cumpleaños


Foto: Marilyn bailando con Truman Capote

Anteanoche fuimos a celebrar el año nuevo chino (de la rata) y un cumpleaños casi chino a un restaurante ídem donde éramos los únicos payos, o gaiyines, o no sé cómo llaman en China a los locos diablos extranjeros. Todo era bullicioso y la delgada maître, que era del Sur, nos repartía sus "No te preocupes" en un tono alegremente arrogante. Me hizo ilusión que en medio de aquella especie de fondue de año nuevo hubiera azufaifas, que junto con un delicioso tofu (¿por qué yo nunca consigo un tofu así?) y unas setas magníficas, casi negras y verdes, fueron mis manjares preferidos. La homenajeada cumplía 35 años, una criaturita, y estaba radiante. Nos dijo que no quería regalos, así que le llevamos unos cuantos. Por mi parte le llevé unas ediciones minúsculas de los Diálogos de Lorca (donde está esa maravillosa conversación con el Amargo), sus Sonetos, un librito de poemas de Gatos de Darío Jaramillo Agudelo, un Stefan Zweig cuyo texto de contraportada hablaba del dilema de una mujer mayor que V, un poco al estilo de su nouvelle de las Veinticuatro horas... y el rabioso y apasionado Fonollosa con su Ciudad del hombre Barcelona, el único que no tenía edición bonita, pero como dice la propaganda de los cosméticos de píldoras, la belleza está en el interior... (yo le perdono a Fonollosa su misoginia, porque se le pasa cuando se enamora, y es siempre un sentimiento abierto, desvelado y no solapado y a traición como en tantos otros...)
Los amigos de V son alegres y lo pasamos muy bien. Yo me senté entre D, que observaba y veía todo lo que ocurría alrededor, tanto en el casting de las otras mesas y sus indumentaria y gestos como en el caldero que miraba con sospecha, y Lola, que venía cansada, pero tan energética y efervescente como siempre.
Al volver, tarde, no pude evitar acabarme la biografía de Montaigne escrita por Stefan Zweig, y me gustó mucho, aunque comprendo que esa extraña trayectoria vital de Sieur M. (y su torre biblioteca y su algo exasperado aislamiento afectivo) no fuera suficiente para salvar a Zweig de la renuncia a la vida. Hay algo muy melancólico y oscuro en esa vida, un lado fallido que no está en sus Essais, aunque la lectura de ese libro, impregnado de la tristeza de Zweig pero también de su pasión, es deliciosa.
Luego he tenido la sensación de aceleración de la Tierra sobre su eje de la que hablan los esotéricos, ayer fue un día de locura, entre extrañas negociaciones disruptivas, contactos familiares (contrarios a mi naturaleza), una comida y cena muy agradables con seres afines, la rebelión del servidor de Internet, devolviéndome los mensajes a paladas, la paranoia del antivirus, el desayuno con un generoso amigo del pasado a quien tal vez he decepcionado con mi presencia ausente, y una marea de agotamiento considerable, que procuraré compensar no saliendo esta noche.
Han empezado a llegar los pájaros. Tendré que pedirle a Nomésploraria que me deje poner aquí a uno encontró junto a la cocina de su casa campestre y retrató por la ventana, ¡es el pájaro loco! Es decir, un pájaro carpintero, the woodpecker. Yo tengo sólo a los mirlos, que han empezado a cantar tímidamente, cuando cesa el estruendo de las grúas y baja un poco la estela de polvo en la que se ha convertido mi barrio. Los pobres amigos negros se refugian en los tres únicos árboles que nos quedan, y que tienen que compartir con las chillonas cacatúas y las contaminadas, mutantes palomas (las mismas que divertían a Maeve Brennan, unos grados más mutantes).
El Año Nuevo Chino me recuerda siempre a Oriol, que me mandaba las rojas ilustraciones y me recomendaba que las imprimiera y las pegara junto a la ventana. Es el primer año chino que empieza sin él. Oriol estaba fascinado por China ya cuando vivía en Japón e intentaba hacer negocios allí. A veces, su muerte me parece tan irreal como si alguien me hubiera engañado, como hace muchos años, cuando sospechaba que mi gato muerto era en realidad el mismo de la portería de la plaza Adriano, tanto se parecía a mi pobre Jasper. Me gusta mucho esa foto de Capote y Marilyn, sin saber por qué me he acordado de ella; ahora ya lo sé, pero no puedo contarlo.

14 comentarios:

civisliberum dijo...

Curiosa la celebracion de un cumpleaños y del año nuevo chino, pero por lo que veo la homenajeada es una entusiasta de todo lo chino. De todas formas siempre celebramos fiestas impuestas por terceros, en fechas que nada tienen que ver con nuestra voluntad. Los años nuevos y fiestas de guardar, el santo y el cumpleaños nos vienen dados sin que intervenga nuestra voluntad, mejor seria celebrar el dia de nuestra boda, de nuestro divorcio, de nuestra primera experiencia sexual, el dia que terminamos la carrera o simplemente un dia que fuimos muy felices.

zbelnu dijo...

Y por qué sería mejor? Vale más que cada uno celebre lo que desee, no crees? V es sinóloga, ha vivido en China y gracias a ella conozco algunos poetas chinos -Li Bai, sin el que ya no podría vivir-, y me pareció agradable "viajar" sin movernos, ir a un lugar donde sólo había chinos y ver cómo celebraban. Nadie nos ha impuesto nada, es algo voluntario, no sé si puedes comprenderlo.
En cuanto a la primera experiencia sexual, no siempre es motivo de celebración, a veces vale más pensar en cómo se corrigieron aquellas torpezas. Si a ti no te gusta celebrar el paso del tiempo (es decir, en el fondo, la contraparte de la vida que es la muerte, es decir, sin una no puede existir la otra), o sea, si no compartes esa celebración vital de los cumpleaños es cosa tuya, nadie te obligará ni te impondrá. Yo no celebro la Navidad, por ejemplo, ni Papa Noel ni nada similar, pero me gusta reunirme con los amigos el día que cumplo un año más y hacer lo mismo con ellos, si les apetece y me convocan... El día de mi divorcio no lo ercuerdo pero el de mi separación sí, lo celebro interiormente con un pensamiento, cada 25 de abril, mi desembarco en Normandía, y los días en que he sido muy feliz no los recuerdo por su número...

zbelnu dijo...

Supongo que confundes esas modas comerciales impuestas del mundo anglosajón, como san valentín o la fiesta de la calabaza en halloween, con la realidad distinta de la inmigración. Y son cosas casi contradictorias. Es decir, en parís el IMA organiza junto con el ayuntamiento el festival del fin del ramadán, con buena música y otros placeres laicos, ciclos de cine, etc. Los irlandeses llevaron su st. patrick por ahí bebiendo cerveza hasta caer, y sus procesiones. Tú crees que eso son imposiciones? Creo que sólo son encuentros. Tú puedes optar por no mirar a los chinos que venden en el colmado, o a los pakistaníes, pero también puedes escucharles...

nomesploraria dijo...

La ilustración de la rata es preciosa ¿Es china?
Gayines es como los obispos en los guiñoles que veo en el País.es, llaman a los gays. (matrimonios gayines, noooo)
Puedes usar la foto del picot de mi cocina y todas las fotos mías que quieras, lo sabes de sobra. Me hace cosquillas que te gusten lo suficiente como para ponerlas en tan egregio blog :)
Me parece una obviedad que cada uno celebre lo que le salga de ahí y cuando le salga de allí. Como si alguien quiere celebrar todos los no-cumpleaños de su vida o como si quiere celebrar en aniversario de la primera comunión de la infanta elena (yo siempre lo hago, es el 31 de abril).

(Me ha gustado eso que has dicho de comidas con "serafines")

zbelnu dijo...

Exacto! A mí me encantaban las fiestas de no-cumpleaños que celebraban en Alicia en el país de las maravillas, la merienda del sombrerero loco y etc. Ajá de seres afines, serafines! Inspirado, Nmp, todo hay que decirlo... Gracias por el pájaro carpintero loco... y por tu generosidad

zbelnu dijo...

No sé si es china, la pesqué "al azahar"

el objeto a dijo...

Gracias por la crónica y las palabras que hilvanan lo vivido, sí, fue divertida y agradable la cena con caldero mongol incluida. Me sentí realmente como el Gros-Lapin agasajada por tantos regalos bonitos.
Y esa conexión con la imagen que no puedes contar? nos dejas en vilo!

nomesploraria dijo...

Ho havia oblidat:
BON ANY!!!!!!!!!!!!!!! QUE TINGUIS MOMENTS INTENSOS I QUE FACIS MOLTES DOLENTERIES :), i moltes celebracions amb R de D. i amb etiquetes de ratlles.
La V diu que serà un any generós i bo. Segur que sí.

zbelnu dijo...

Gracias a ti, Gros Lapin, por el caldero mongol (con azufaifas!!!) y por lo que dices. Ah, la relación con esa imagen tiene su cuento pendiente, pero seguro que ya te lo conté...

zbelnu dijo...

Bon any xinès per tu també, Nmp! Amb tot això que dius, celebracions de R. de D. i dolenteries i etiquetes de ratlles i molts beneficis...

hombredebarro dijo...

Dos comentarios me surgen a raíz de tu artículo. El primero sobre la foto. Es muy buena y retrata a la perfección el desinterés que los bailarines se tienen. Por mucho que Capote se preocupara de retratar a Marilyn seguro que en el fondo estaba más interesado en sí mismo. Y ella, imagínatela, con ese tipo sudando, el pelo pegado a la frente. Vamos, como la guapa en la verbena del pueblo aguantando al raro. Y el segundo sobre tu mención de Fonollosa. Lo he vuelto a sacar. Sus versos (¿seguro que son versos?)no defraudan nunca. A lo mejor es que no son versos.
Un saludo.

zbelnu dijo...

Pero ella no era como pretenden los biógrafos misóginos una guapatonta, ella era inteligente y leía, y seguro que se divertía escuchando a Truman Capote, aunque ahí había visto la cámara y sonreía, a mí me parece radiante.
Y en cuanto a Fonollosa, no entiendo tus dudas, es poesía y de la buena, et pour le reste on se'n fout...

frikosal dijo...

Se nota que lo debisteis pasar estupendamente. Ese restaurante tiene muy buena pinta. A ver si puedo reconciliarme con la comida china, el que yo solía frecuentar ha degenerado mucho.
Felicidades!

zbelnu dijo...

Sí que lo pasamos bien, y además ir con V que habla chino, es otra cosa! Tenían azufaifas en el caldo! Y aún añoro el tofu y las setas...