sábado, 2 de febrero de 2008

Aterrizar de bruces en la calle... y el flautista de Hamelín

Ilustración: Balthus
He pasado junto al azufaifo, pensando por enésima vez en la gente que tira basura y he ido a nuestro muro a ver hasta qué punto estaba al día la información. El dueño de la colchonería que hay enfrente se ha acercado con su niño encaramado y me ha dicho que en el terreno del azufaifo hay ratas, ratas gordas, y que han avisado a Civisme para que pongan remedio (o habrá que llamar al flautista de Hamelín). Me ha dicho que ahora llamar a la Guàrdia Urbana no sirve, según él contesta una operadora telefónica subcontratada que no les avisa de los mensajes. También dice que al derribar la casa dejaron las alcantarillas abiertas y los simpáticos roedores campan por sus respetos, seguramente alimentándose de la basura que les tiran los amigos constructores y vándalos afines.
Luego, he leído en el muro un artículo de "Monumenta" donde contaban la historia del azufaifo de una forma muy distinta a la que yo recuerdo. ¿Tendrá razón la revista filosófica Las Nubes, y no habrá que hacer caso a los periodistas? ¿O será sólo a algunos?
Como la letra impresa impresiona, empiezo a preguntarme si lo habré soñado todo. Por lo visto algunos escritores y personalidades del mundo de la cultura, que tal vez pasaban por aquí se adhirieron espontáneamente. Nadie les escribió ni les llamó. Tampoco existió ningún blog. La prensa naturalmente y la tv vinieron solas, sin que nadie les escribiera, llamara ni insistiera. Luego se organizó sola una fiesta de poetas y músicos, donde las intervenciones que destacaron fueron las de Ninca, el abogado y yo!!! convertidos tal vez en poetas y músicos o sustituyendo a los auténticos. ¡Qué suerte que Ninca y yo no tuvimos que hacer nada y se hizo todo mágicamente! Qué suerte que no tuve que dejar de trabajar tantas horas, días, meses, ni escribir a escritores o periodistas, organizar la fiesta de poetas y músicos, sin experiencia y con el distrito en contra. Tal vez no es importante que hayan catalogado el árbol, ni los informes expertos que se presentaron. Tal vez lo único importante sea ¿qué?
No importa, todo es ficción y cada uno se cuenta la historia que quiere. También una vez oí a la regidora del distrito contar un cuento de hadas del azufaifo en el que había sido el propio ayuntamiento quien había descubierto el árbol y había decidido protegerlo. Por suerte, estábamos allí Ninca Lacruz y yo para corregir su versión de Heidi. En fin, se supone que lo que cuenta es el resultado, y el tiempo que creía haber invertido en eso debí de pasarlo soñando. Pero a partir de este momento, lo que contaron en El País, La Vanguardia, El Periódico, Avui y Els Matins de Josep Cuní, entre otros, se ha convertido también en ficción, ya que coincide con mi sueño.
Ayer, por cierto, hablé con el luthier Pau Orriols, muy amigo de nuestro azufaifo y cuya peonza de esa madera dura y suave llevo siempre conmigo. Me dijo que quería hacerle otra pieza a Ninca, también de fusta de ginjoler. Me contó que en cuanto pudiera iría a Mallorca a ver el vetusto azufaifo que crece en el jardín de Moneo. Y también me dijo que a nuestro árbol, él no le echaría 200 sino 400 años, porque él ha visto muchos troncos y los anillos están apretadísimos, un Ziziphus adulto apenas crece, etc. Se alegró mucho de que se publicara el libro, y más con un prólogo tan lustroso, porque él ha estado desde el principio en esta historia, aunque los de "Monumenta" no podrían ni imaginarlo. O bien también soñó lo mismo que yo.
Mientras, yo volvía de una pesca tardía y a deshora de unos preciosos y poéticos librillos, de los que hablaré más adelante, porque algunos son para un cumpleaños. Hablaré de uno de Enric Casassas, El poble del costat, que aparece en una colección de Narrativa, y en realidad son escritos publicados en distintos medios, de género impreciso o múltiple, recorridos por ese fuego doloroso y alegre, irónico y cerebral que le caracteriza, un nervio poético-musical iconoclasta y vitalista, qué sé yo, un verbo agitado que corre como caballo desbocado y que se oye, al menos yo le oigo leyéndole, como si le hubiera escuchado decir todo el libro y lo recordase, como en la caverna platónica, como en la festa del ginjoler, donde según Monumenta no actuó o no fue destacable.
De haber leído antes el poema con que empieza, le habría incluido en aquella conferencia mía de las Coreografías del deseo en torno a los sorprendentes ensayos de la degradación amorosa de Freud, junto con Gimferrer, Dorothy Parker, Luisa Castro, Carver, Cervantes, Proust, Charlotte Perkins, Edith Wharton, Marguerite Duras y Roland Barthes... Copio un fragmento, no resisto:
"Però jo estimo el meu dolor
i així traeixo i faig trair
i així tinc por i així faig por
i em poso així gelós de mi,
que no hi hagi res fàcil,
i així l'orgull cau del cavall
i així vaig perdut i robat
per un fantasma quasi
i així l'amor el duc forçat
perquè l'amor no em deixi en paus.

Doncs dic que així se'm mor l'amor
i així la dona faig patir
per adorar-la per favor
fins a ofegar-la de desig
per un pinyol de dàtil,
per un donar-se que es fa fals,
per un dependre fantasmal
fins que es torna automàtic,
llavors em deixa amb els meus mals,
llavors em diu: si et toco, caus."

Yo estoy tentada de copiar aquí por lo menos la mitad del libro. Por ejemplo, la Nota que sigue a ese poema introductorio, y que también puedo oír:
"Que em treguin de casa. Que pugin a l'escenari i em treguin de casa. Que m'aixafin amb una cirera gegantina i em deixin empastifat i regalimant de polpa madura, quasi càlida i quasi negra. Que just quan estigui a punt d'esclafar-me, el pinyol se m'obri i em mostri una cambra, més lluminosa que el teatre i més serpentejant que el foc, perquè hi entri amb tu i ho pugui entendre tot, des de la forma de navegar de la mort fins al nom de la carxofa: el cor dels camins, la rambla dels desconeguts, on tot em recorda alguna cosa. Que em treguin de casa, que m'inflamin, que em portin a l'altra casa.
Si no fos pel món teu de la fantasia no sabríem res de la realitat, no seríem ni un tros de suro, no hauríem sabut mai ni que algú va matar una mosca ni d'on venen els nens."
En la página 18 hay un escrito llamado Poema que también copiaría aquí, si no tuviera otras cosas imperiosas que hacer y si no fuera porque los de Empúries acabarían demandándome por copia ilegal. Y concluyo: si los funcionarios de Civisme no reaccionan, considerando que empieza el año chino de la rata, creo que habrá que llamar a Casassas y pedirle que venga a recitar al pie del azufaifo, para que se las lleve, roedoras hipnotizadas, hacia acullá, porque él es el mejor flautista de Hamelín que corre por estos lares. Y si no, pues que le acompañe Feliu Gasull.

18 comentarios:

treehugger dijo...

Siento no tener tiempo para visitar mas a menudo tu blog. Me encanta la fuerza que desprenden tus textos.

zbelnu dijo...

Gracias, Treehugger! Tus visitas son bienvenidas cuando sean. ¡Vaya, cómo has cambiado de aspecto! Iré a verte pronto...

el objeto a dijo...

los domingos deberían empezar con una ilustración de Balthus! qué bonita y qué bien le va a este despertar un poco gris...ensoñado, que bascula entre la realidad y el deseo, entre los textos, las palabras, lo que hay más allá de la plabra, los árboles que no perecen, las ratas favorables del nuevo año

maravilloso ese texto tan multisexuado, iluminado, valeroso y circular de Casassas que me reconcilia con el dolor amoroso! me gusta se sea un hombre el que grita así, me emociona...

y el "Si no fos pel món teu de la fantasia no sabríem res de la realitat, no seríem ni un tros de suro, no hauríem sabut mai ni que algú va matar una mosca ni d'on venen els nens"

la verdad sigue estando estructurada en forma de ficción, y por lo tanto de auto-ficción

zbelnu dijo...

Sabía que te gustaría esa frase de Casassas, que yo imagino casi lacaniana, por decirlo así, y su autoficción, su trozo de poema de pura degradación amorosa. Y sí, domingo gris, aunque yo me desperté a las 11!!!! Después de que ayer reuní al fin el valor de ponerme balcánica y llevo dentro esa felicidad secreta mientras me dispongo a algo que me gusta menos...

el objeto a dijo...

yo tmabién me desperté a las 11! y comparto tu felicidad de estos días de micro-revelaciones, creo que tu energía azufaifa es contagiosa y se transmite a través de tus élans bloggeros!

zbelnu dijo...

Gracias, gracias, Petite a! Pero llueve tanto... no sé lo que hará Gros Lapin, me lo imagino llamando a l'écureil, no lo puedo evitar...

Anónimo dijo...

hoy, sin más dilación he buscado en un par de librerías a Cassasas.
Balthus es un purista, precaución!A cambio me he traído un cd de P. Glass con texto de L. Cohen.
Creo que hay dos versiones de este cuadro.
impromptu.

zbelnu dijo...

Qué significa tu frase sobre Balthus con aviso incluido? Como decía mi amigo inglés, Please, elaborate! Philip Glass con letra de Cohen! Maravillosa combinación, dónde lo encontraste? Hay dos versiones... Buscaré en las librerías, ya que en Internet no hay mucho...

ed dijo...

de las imagenes más perturbadoras y atractivas de balthus, muy acorde a lo que planteas en este post, más que nada en ese punto en el que la "realidad" de otro no es la realidad que recuerdas y te lleva a pensar que quizás todo fue soñado (aunque sabes que no es así, sino que todo fue una sumatoria de esfuerzos).
en cualquier caso, siempre hace bien balthus!

zbelnu dijo...

Ese cuadro es como un sueño, verdad, Ed? Aunque no sé qué significa la advertencia de Impromptu... en mi ignorancia de casi todo.

ed dijo...

la duda cuál es? si fue purista o si existen dos cuadros sobre esta calle?

de los dos cuadros estoy seguro (ambos me gustan tanto)

zbelnu dijo...

"Balthus es un purista. Precaución!" No entiendo por qué habría que tener cuidado, qué pasa con que sea un purista y en qué sentido lo es...

nomesploraria dijo...

De B. me gusta su pintura pero no puedo con el personaje: me da grima.

Y sí, todo surgió por arte de magia, de la nada, o mejor, todo ha sido una invención y no existe el ginjoler, ni siquiera existes tú, ni este blog. (Mare de Deu de l'Empenta)

(anoche leí sobre alguien que sueña que era una mariposa pero al despertar ya no sabe si es él mismo que acaba de soñar o es una mariposa soñando con él...) :)

zbelnu dijo...

Sé que B. era un personaje desagradable, pero he olvidado el resto y la verdad es que me gustan sus cuadros. Sabes qué pasa? Que hay tantos que me decepcionan! Por ejemplo, me encantaba Valle Inclán, pero cuando leí lo que decía sobre las mujeres se me hundió... Y así me pasó con Nietzsche, Kierkegaard, Schopenhauer e tutti quanti. ¿Quién era el de la mariposa?

impromptu de ohio dijo...

Bueno, Balthus renegaba de la mayoría del arte contemporáneo, tenía el concepto de artesano no artista, salvaba a Giacometti, Picasso, poco más.
el cd lo encontré en un crisol, un hallazgo...
impromptu.

impromptu de ohio dijo...

te dejo un enlace:
http://www.philipglass.com/music/recordings/bookoflonging.php

zbelnu dijo...

Gracias por las dos informaciones! Sí, yo sabía que Balthus tenía algo carca, desagradable, pero no recordaba qué... Iré a por ese cd...

zbelnu dijo...

Más gracias!