lunes, 25 de junio de 2007

¿Habremos tocado un punto sensible?



Foto: Linda Danz 3 trees, 2005

Hoy nuestra historia del azufaifo ha salido en El País y el Avui. Luego nos han llamado de TVE, un programa titulado España en Directo. Más tarde, dos periodistas de Europa Press nos han entrevistado abajo, al pie de las ruinas de lo que fue la casa del azufaifo, y Ninca y yo nos hemos despachado a gusto sobre la degradación del barrio y la ciudad, el ruido, la actitud del ayuntamiento, la contaminación... Y aún más tarde hemos sabido que en el programa de Josep Cuní querían invitarnos. Y Rosa Regàs, que fue vecina de este barrio y recuerda estos árboles, se ha ofrecido a apoyarnos.

A lo mejor parece una tontería, pero la idea de que mi interés y el de Ninca por el Ziziphus Jujuba de Arimón-Berlinès haya logrado todo este eco me asombra. ¿Habremos tocado un punto sensible? ¿Será que la gente empieza a estar indignada o decidida a no dejarse llover cemento sin decir nada?

Hoy, alguien me ha sugerido que tal vez debería comer azufaifas para curarme de mi insomnio (¡la medicina china las usa para eso!). Tal vez esta acumulación de noches blancas acabe conmigo. Empiezo a pensar en aquel conductor de ambulancias de Scorsese, (pero al final, Nicolas Cage durmió...)

Y al mismo tiempo, en cierta manera, todo este proceso del azufaifo me ha transformado: ando por la calle mirando a los árboles, buscando los ejemplares más antiguos, más altos, de tronco más grueso. Siempre que puedo toco los troncos, no puedo evitarlo, un poco como en aquellos juegos de persecuciones donde había que tocar "casa". En realidad, a veces pienso que, en algunos casos, me reprimo para no abrazarlos como cuando era pequeña. Siempre tengo la sensación de que su respiración arbórea, su toma de tierra, su vibración suave pueden transmitirme algo. O yo puedo transmitirles mi reconocimiento táctil, aunque no sirva de mucho. Tal vez yo haya enloquecido, por culpa de algún virus arbóreo...
Si no fuera así, si no fuera por ese virus arbóreo que recuerda al veneno de Rajaijah no estaría sumida en la ruina más absoluta, con problemas para seguir, mientras traduzco sin parar, sin tiempo para escribir mis libros, sólo con la escapatoria de un blog ruinoso, donde debería suprimir ad-sense y buscarme un promotor que no me disgustara, incluso que fuese afín, que me pusiera lo que llaman un banner y me pagara un tanto al año por mantenerlo. O varios. Eso me han dicho... A lo mejor algún día se lo propongo a algún comerciante afín. Si no acabo homeless al pie del azufaifo.
Por cierto, si alguien quiere ver a las dos defensoras del azufaifo-ginjoler, mañana entrevistan a una de nosotras (UNOS MINUTOS apenas) entre las 11 y las 12h de la mañana en el programa de Josep Cuní, TV3. Será sólo una visión fugaz...

10 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Tocar con las yemas el tronco del azufaifo... Al final, comprenderemos que el tacto es la forma de comprender el mundo: la piel del otro, la corteza de un árbol, la suavidad de la brisa. Cada frase empuja a cientos de nuevas frases.

nomesploraria dijo...

uy uy uy se empieza observando los árboles, después te entran ganas de identificarlos y puedes acabar por los suelos buscando mariposas, cuidado.

Me alegro de la repercusión en los medios, ojalá que los insuportis no se salgan con la suya y que todos nos quedemos "més contents que un gínjol"

(Raidjaidjà, Mitsuhirato, el lotus blau... com m' agrada!)

zbelnu dijo...

Yo tenía un ex cuñado que se sometía a nuestros concursos de tintín,´le preguntábamos una frase e identificaba el Tintín y la escena. Una vez le volví loco con una frase, era "Está ahí, detrás de esas cajas". Era una frase inventada, pero tan plausible que intentaba una y otra vez y me describía las escenas...
En cuanto a las mariposas, no lo dudes, llevo ese camino, o el de una ofelia vieja, quién sabe...

lost child dijo...

Isabella
gongrats
en tus avances logisticos
sin saberlo
tocado punto de dardo
fino...
que bien!
aqui en la isla
sa illa del vent..
hay mucha agua torrencial
las margaritas parecian contentas
aun no he visto mariposas
porque este frio
es de castigo
a Blair?
que ya se va?
quizas...
una despedida
de huevo pasado por
agua..
casi no puedo creer
que pronto
sere testigo
del azufaito
y que tocare o
abrazare arboles
supervivientes
contigo
I can't wait!
siempre
recuerdo
una imagen que medejo
impresion
imagen imaginaria
pues no la vi..
Nieztche..abrazado
a un caballo
que habia sido fustigado
y llamandole
hermano..
habia un insecto muy raro
y bello
estilizado
que se refugio
en casa...
esta ahora acurrucado
y dormido para siempre
en el pie de mi ventana
y me identifique con el
o con ella
y pense
mucho mucho
la juventud
quizas sea
un divino tesoro
pero los retratos
de supervivencia
son muy atractivos
(nomesploraria, Isabel..
y otros..)
atractivo por ese aire
de poder ser ahora
otro...y profundo.
a veces hay algo
triste en la juventud
que nos posee
y nos deja atras
siempre parecemos
desorientados
o si, muy bellos..
pero tragicos en una inocencia
de vitalidad
o melancolia..
es dificil sobrevivir
y es un heroe el que
sabe estar ahi..
despues ....
sin bajar la cabeza.
recuerdas hablar
sobre los nombres de los vientos?
como me gusta tu frase inventada
de Tintin!!

zbelnu dijo...

Sí, recuerdo esa historia de la muerte de Nietszche abrazando un caballo, no se sabe si era una leyenda o era real, a si non è vero, è ben trobatto, la busco en google y... aquí sale http://everything2.com/index.pl?node_id=824012
Gracias por tus palabras, Lost Child! No está de más que recuerde aquí que yo hice este blog sólo por tu iniciativa y tu obstinación, una tarde barcelonesa, yo te decía: lo dejo, no puedo, no lo consigo, y tú: Nooo, espera... tienes que hacerlo... verás como sí... y días después yo te decía: No lo lee nadie, Lost Child, yo abandono... Y tú: Nooo, espera, sigue, verás... y me hablabas de otros blogs y yo los imaginaba como jardines del intelecto y el sueño donde la gente se encontraba. He dicho.

cacho de pan dijo...

No podré verte por tevé porque mis días están ahítos -siempre quise usar esta palabra
¡qué maravillosa oportunidad!- de eventos y compromi¡sos!
Ya volveré y tú serás millones, no como una sumergida ofelia sino cual una inmortal evita, y cantaremos a capella viejos tangos gardelianos bajo la sombra redentora del azufaifo...
Tal diría la Gran Bette en now voyager: "Para qué pedir la luna si tenemos las estrellas..."

zbelnu dijo...

No sé, me siento derrotada a estas horas, sin sueño y después de ver cómo se me escapaba el botánico radical que necesitábamos, sustituido por uno que sin duda declarará a favor de los políticos. Así que iré derrotada al programa, no sé si eso es bueno o malo porque la mala leche a veces ilumina, y aunque él quedará como la voz de la ciencia, pues yo citaré a otros científicos.
Ahítos! Yo sólo lo usaba como saciados...

zbelnu dijo...

De todas formas me alegro mucho de que no me veas, de hecho espero que sólo me vean políticos desconocidos y gente influyente en lo de los árboles...

lost child dijo...

jadines botanicos indeed!
tv..trois...
es genial la dimension que
se a alcanzado desde
tu blog hacia las conciencias
y como ha generado
moviento...
ya sabes
seguir seguir
aunque sea amarradas
a los mastiles
o palos mayores
de nuestras embarcaciones
a veces precarias
para no escuchar
a las sirenas.....
buen dia de medios
tele videntes
y mucha suerte
para esta causa arborea
seguro que el azufaito
lo sabe todo
y sabe que mañana
saldra en la tele y asi mas gente
le conocera...
y sabra de su vida y sus
milagros...

zbelnu dijo...

Gracias, Lost Child, los milagros del azufaifo, sí, acabo de verlo nocturno y tardío al pasar con mis acompañantes de vuelta en coche, todos lo conocen, excepto una amiga italiana Che bello! ha dicho, y también che pecatto!, al ver la casa derruida.
Pedro: creí que te había contestado. Dije: Exacto, cada frase... pero no veo mi respuesta. Y sí que me fijé en tu comentario...
En el restaurante, ya tarde, me llamaron de tv3, quieren otro botánico, otra opinión, luego me llamó el abogado que nos apoya en esto y luego Ninca, en unas horas tenemos que lograr que vengan nuestros botánicos valerosos, a declarar la verdad desnuda, que un árbol centenario no se puede trasplantar sin un gran riesgo para su vida. Hay que decirlo, que esa política de Parcs i Jardins es una falacia. Culture of Lies, ya lo dijo Dubravka Ugresic.