viernes, 8 de junio de 2007

De amigos y complicidades


Algunos amigos pasan por aquí y se ofrecen a firmar contra la muerte del azufaifo. Ninca dejó un cartel en mi portería y he visto con sorpresa las firmas de mis vecinos. Ayer, dos guapas expertas de una tienda dietética de precisión, donde compro algunas hierbas especiales (siempre soñando con el brujo chino de Alice), me ofrecieron quedarse un escrito para que la gente firmase y hoy una de ellas, al enseñarme las firmas, me ha dicho: "Yo no lo hago sólo por el árbol, sobre todo lo hago por ti, porque con ese gesto mereces que todos te apoyemos". Y yo, sumida por el insomnio de ayer en un estado de peligrosa vulnerabilidad, he notado un leve temblor en las pestañas, pero me he ido de allí con ganas de cantar el aria de la reina de la noche.
Ayer apareció una amiga que vive lejos: quiso visitarme para firmar y trajo unos brownies caseros y otras maravillas para celebrar (aun sin tiempo) la supervivencia del azufaifo, o por lo menos, nuestra tentativa firme, con mucho té de gengibre e intrincada conversación, aunque fuese fugaz, mientras mi huésped balcánico dormía.
Hoy, al volver de comer en un chino cantonés helado de vainilla con gengibre!), contuve el aliento bajo el calor al ver la casa destrozada, ya caída, destapando feamente la obra de al lado y la otra, que compiten en su fabricación de polvo y ruido y escombros, y sólo me alivió cerciorarme de la valla protectora que al fin preserva nuestro árbol de los escombros. Cuando se marchan los obreros, el mirlo vuelve a cantar para mí y la gata descansa del polvo.
Plus tard, uno de mis vecinos amigos me ha traído una película de Lacan que empieza diciendo, en su tono vehemente y teatral, Je dis toujours la verité! Cuando la vea, lo contaré aquí... Y después ha llegado otro vecino amigo y se ha llevado formularios de firmas para actores y directores que defiendan nuestro árbol...
Esta capotiana Audrey Hepburn (una Holly Golightly inspirada en la actriz Carol Grace, entonces pareja del escritor William Saroyan) de la foto me recuerda mucho a la guapa amiga radiante que no me dejó pagar la comida china.

21 comentarios:

mr.ed dijo...

qué buena foto esta (y la de la comida china! que me da un hambre!)

zbelnu dijo...

Pues el arroz cantonés era bueníiiisimo! A lo mejor es fácil de hacer. Yo me sacié, y para s'hora baixa he tenido bastante con kéfir y restos de brownie...

zbelnu dijo...

Idoia siempre me recuerda a ella.

mr.ed dijo...

idoia tiene pinta de hepburn? o está llena de diamantes?

Anónimo dijo...

Diamantes no tiene, pero Holly Golightly tampoco los tenía, sólo los miraba... A mí me la recuerda, sí. Bel

la muniequera dijo...

Lindísima la foto en bco y negro!

zbelnu dijo...

Me alegro de que te guste, M! La recibí en postal y no pude quitarla del estante...

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Estimada Isabel: varias palabras de tu entrada de hoy me despiertan memorias como si fueran la magdalena proustiana:
-el árbol, de nuevo tu azufaifo y tu hermosa lucha. Ahora, estoy implicado en un discurso que lleva un árbol de aquí, aunque es un humilde peral superviviente(http://laacequia.blogspot.com/search/label/el%20peral%20sabio%20de%20humanidades).
-los brownies caseros, que me enseñó a degustar una amiga americana. Con una variante: recién hechos, con chocolate caliente y una bola de helado de nata encima.
-Audrey Hepbrun. Mi salón lo preside un enorme cuadro estilo pop art con su elegante rostro.
Da gusto leerte.

Anónimo dijo...

Gracias, Pedro! Ahora voy a la acequia a ver el árbol... También me enseñó a mí los brownies un amigo anglosajón, hace muchos años, en una isla (con variantes perversas o por lo menos peligrosas). Un peral... como el de aquella canción de las mentiras, que daba nueces y avellanas o manzanas, pero de verdad. Siempra alegra tener lectores... Bel

Pedro Ojeda Escudero dijo...

me temo que mis brownies sólo son peligrosos para mi dieta

zbelnu dijo...

Mejor entonces. Tampoco yo añoro aquellos más tóxicos, pero la escena de una de aquellas fiestas tal vez entre en un cuento próximo...

Empiezo a Entender dijo...

oh! ELLA! Tan bella! perdón vuelvo luego y leo, ahora déjame así en este estado medio de diamantes en las manos y rouge carmín....;-)


(x cierto, la frik anónima de antesdeayer era yo, que me quedé chateando con una amiga y pasé de la conferencia de la dama...uia. tá mal, no...?) Besos.

zbelnu dijo...

Sí, la belle holly capotiana encarnada... Mira, Judith Butler tiene sus charms, pero no es Cixous, para mí no pudo ser una experiencia como aquella, única... Seguro que no hiciste tan mal...
Me he quedado trabajando en este silencio nocturno... pero vienen los mosquitos! Serán encarnaciones de moscones?

g. dijo...

Eyyyy ! yo también ! (digo lo de quedarme en el silenci nocturno..)

x lo de la Butler te digo ganas tenía pero....aix, me fui a hacer tiempo a un cyber y me encontré con una de mis amigas...y la verdá la verdá (que losinteletualesnonosescuchen) no me costó mucho quedarme chaporreando el teclado y desternillándome de risa. Pocas cosas pueden competir con las charlas de amigas ;-)

nanit zbella zbelnu

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Cito tu mirlo: http://laacequia.blogspot.com/2007/06/la-grieta-en-el-muro.html

Loredana dijo...

ella y henri mancini.
dupla ganadora.

Anónimo dijo...

Lo comprendo, G., y dime, tuviste mosquitos también?
Iré, iré a ver el mirlo a la acequia...
Sí, ella era maravillosa, sobre todo reencarnada en Holly Golightly, porque la mezcla de belleza y escritura de Truman Capote... ya sé, Mancini, pero la escritura de detrás... Como el arpa de hierba... BEL

cacho de pan dijo...

cuánto éxito mediático! y esa amiga fatal dónde está? queremos verla...
has puesto mi firma en tus papeles? ( y varias de mi entorno, porsu)
felicitaciones!
(el azufaifo me ha dicho que sin tí no puede vivir)

zbelnu dijo...

GRacias, Cachodepan! Y aún no he podido tocar el tronco del azufaifo... Ahora se levanta en medio de un sembrado de ruinas, ya sin la sombra de la casa a la que miraba, aunque protegido por (nuestra) valla municipal, el cinturón amarillo que Ninca y yo logramos... Es ella mi amiga fatal? Si es seráfica? La viste en mi cumpleaños... Necesito vuestras firmas! Ya no limitamos el barrio, uno que pasó o vivió o trabajó o paseó por aquí es suficiente... Te mando el formulario por email ahora mismo...

cacho de pan dijo...

lo de fatal es por su belleza...si es verdad que se parece a audrey, tan divina de princesa como de monja, con veinte o con sesenta...
hay que cuidarse de la brujas encubiertas, no de las que dan la cara.

zbelnu dijo...

Oh no, quien se parece a Audrey H. es Idoia, y ella es buena...
En cuanto a las brujas, no me digas a mí, que mi vida es sólo un resultado de la acción de La Bruja, si como dice Borges en la infancia se vive y luego se sobrevive, yo he logrado sobrevivirla a ella y a su perversión y a todo lo que me hizo, pero con qué lacras y hándicaps y peajes, siempre a trompicones y poniéndome trampas, con ella aún (amordazada y reducida, pero ahí) hablándome en mi interior, aunque muerta. (Y ella actuaba a escondidas de mi padre, pero directamente contra mí, con la complicidad de todas las demás excepto una, que no se llama istmo).