martes, 13 de marzo de 2007

Lecturas y deseos de escritura


He empezado un libro que parece maravilloso, The Informed Heart de Bruno Bettelheim, que me llegó ayer de una librería de viejo. "No se puede seguir manteniendo corazón y razón en lugares distintos. El corazón valiente debe invadir la razón con su propio calor vital, aunque la simetría de la razón tenga que ceder terreno para admitir el amor y el latido de la vida", dice en el prefacio. Lo escribió basándose en sus vivencias en los campos de concentración de Dachau y Buchenwald y el subtítulo, "Autonomía en una era de masas", explica su intención liberadora del yo ante momentos de presión social terrible.

También leo la vehemente y sensitiva correspondencia de Mijaíl Bulgakov publicada por Maldoror, incluyendo algunas de las cartas a Stalin que escribió el autor de El maestro y margarita, en su desesperación ante la censura y la miseria, pidiéndole que le dejaran trabajar en un teatro (como director, tramoyista o lo que fuese) y publicar, o que le dejaran irse. Y Stalin reaccionó y le hizo director del teatro, pero luego volvería a prohibir su obra. Sus mayúsculas, su lucha interna, su rebeldía y la riqueza de su mundo están en estas páginas.

Y al mismo tiempo los pedazos de vida, los encuentros, la gente avistada en momentos del día tiran de mí para que robe tiempo al trabajo y escriba. Siempre recuerdo que cuando la escritora Rauda Jamís vino a Cadaqués, su hijo Balthazar, entonces pequeño, dijo, extasiado ante el paisaje: Oh mamman, il faudra tout dessiner! Esa frase expresa mi sensación ante el mundo: mientras no escribo, quisiera escribirlo todo...

La foto es de mi infancia: soy yo, pequeña, con Concha, la mujer que intentó mostrarme que la hospitalidad sí existía, aunque sólo fuera posible para nosotras en un no-lugar, en los escondites que me encontraba o tras la protección vulnerable y necesariamente inconstante de su cuerpo...

11 comentarios:

Anónimo dijo...

a este anóninmo lo conoces bien: preciosa foto e increíble post...ayer hablé sobre torturas y perversiones -lo colgaré hoy aunque no pensaba hacerlo- y alguien habló de la peli de polansky y yo dije ah, sí, la sonata a kreutzer, y el otro dijo no, el nombre de la peli era otro...tú lo colgaste, niña...

zbelnu dijo...

Pues sí, iré a ver cuándo lo cuelgas para resolver el enigma... Hay escenas de películas que se graban para siempre porque son tú...

el-ed dijo...

escríbelo todo que hay tiempo!

zbelnu dijo...

Hay tiempo? Eso sí que es una buena noticia! Significa que tú has traído de tu viaje tiempo extra para repartir? O que has vendido la sombra como Peter Schlemihl? O conoces otro método tipo Dorian Gray?

cacho de pan dijo...

a ed se le supone más tiempo que a nosotros, que a mí al menos, por una cuestión de edad...tengo que analizar lo de la sonata (a)kreutzer, un lapsus, una confusión entre tolstoi-beethoven, uno de mis músicos menos preferido, y polanski-ariel dorfman...de cualquier manera,¿no es una notable coincidencia?

zbelnu dijo...

Lo sé, lo sé, son criaturitas todos ellos...
Pero ni recuerdas la versión cinematográfica de La sonata a Kreutzer del cine mudo, con Theda Bara? Aquí la verás http://us.imdb.com/title/tt0005592/
Yo, como vengo de Dreyer y Hammershoi...

ed dijo...

a cacho de pan también le sobra tiempo (por algo es un cacho aún)

ed dijo...

(tiempo para escribir me faltó decir)

zbelnu dijo...

Claro, porque escribe poemas y no novelones! Y porque el deseo le puede!

el objeto a dijo...

sí, sí, sí intenta escribirlo todo! con ese deseo que a tí también te puede, afortunadamente! qué bonito post

zbelnu dijo...

Ah no sé, a mí me puede también el bloqueo, la duda permanente, qué sé yo... quizás no sea seria. Quizás...
Pero mira, Cachodepan, V es joven como El-Ed pero hace tantas coss que tampoco le sobra el tiempo...