martes, 20 de marzo de 2007

Un lector de Crucigrama dice

Foto: Manolo Laguillo, Winterreise, 2007

Un lector muy perceptivo, que acaba de leer mi Crucigrama y es el autor de esta foto (curativa), hecha cerca de Almansa, me mandó el siguiente comentario, que se contrapuso felizmente a todas las imposibilidades de un día rebelde. Me gustan mucho los interesantes matices de la palabra Kunst, y la sensación de que, como dijo Proust, con la metáfora del opticien de Combray y sus verres grossissantes, cada lector lee un libro distinto, porque coloca la lupa en unos aspectos y desdeña otros... Con lo cual, la suma de comentarios de lectores inteligentes multiplica el libro hasta niveles inimaginables, le da otras vidas... El comentario de Manolo Laguillo dice así:
He acabado de leer tu libro. ¡Qué lástima, que sea tan corto! Está lleno de preciosidades, de constantes momentos que son como 'microflashes' de luz que iluminan tal o cual pequeña, pero importante, faceta de las cosas, de la vida. Me han gustado especialmente 'Autobús' (es una maravilla total tu supuesta transcripción de la conversación telefónica de la mujer con la cabeza tapada -es fantástico que lo digas indirectamente: 'que lleva pamela'-), 'Julio' y 'Mater Misericordia'. Qué curioso, mientras leía 'Julio' se me ocurrió la idea de que ella, Bel, estaba embarazada, por esa referencia a su sensibilidad olfativa, y el siguiente relato, zas, es de eso de lo que va...
Tu libro es de esos pocos que me apetece volver a leer, para volver a toparme con tal o cual expresión, pero también porque sé que en subsiguientes lecturas me encontraré con cosas que antes no ví.
Llevaba yo mucho tiempo reñido con la narrativa (hace meses que sólo leo ensayo e historia), pero tu libro me reconcilia con ella.
Es un libro que he leído con una sonrisa constante en los labios, dictada por la complicidad y la simpatía con tu tono.
Ayer por la mañana, volviendo de clase, pensaba en que hay ciertos idiomas que expresan mejor que otros qué es esto del arte. La palabra alemana 'Kunst' posee unas resonancias de las que 'arte' carece. Así, 'Kunstlicht' es 'luz artificial', pero cuando se dice 'Kunstlicht' no se dice 'luz artificial'. El elemento de artificialidad es lo que me llama la atención, arte como artificio, como constructo, como (ahora viene la palabra) ficción. Por eso Marx lo metía en el nivel de la sobreestructura. 'Künstler' es el 'artifex', el 'artificiador', lo que tú eres, en suma.
¿Te pondrás con una novela, Isabel Núñez?

8 comentarios:

el objeto a dijo...

sí, curativa y preciosa imagen, y esa idea de construir, artificiar, como tú sabes bien hacer, con el cuidado de tus palabras tan bien recicladas y elegidas... así la verdad y el arte, aparecerán ahora bajo esa lúcidez del neón bricolado...

zbelnu dijo...

Huy, huy, gracias por tus palabras restauradoras, yo me había puesto a escribir al sol para recomponerme un poco antes de que me arranquen mi muela del juicio, esta tarde tendré aún menos juicio que ahora y ojalá no duela mucho...

edgar dijo...

qué bueno ir perdiendo el juicio un poco (pero que no haya dolor!)

zbelnu dijo...

Ja ja... pero cuando ya se tiene poco... aunque un dentista me hizo la broma de que yo era "una noia molt assenyada" (es decir, juiciosa) porque tenía todas las muelas del juicio... El dolor! Yo, que no soy nada estoica y encima sólo tomo homeopatía, no sé qué será de mí...

ed dijo...

quedó!

zbelnu dijo...

o la pregunta era si quedó juicio? No puedo saberlo, lo dirán los otros...

edgar dijo...

jajaja! decía quedó por el dibujito en el perfil...

zbelnu dijo...

quedó, y parece que a todos les gusta... see above