martes, 20 de marzo de 2007

Necesito financiación


Vuelvo a decirlo y esta vez no se autodestruirá el post. Para acabar mi libro balcánico necesito una institución que me apoye, ¡un mecenas! Para ir a Kosovo, para poder acabar mi libro sin tener que traducir interminablemente. Es muy difícil conseguir becas en este país, por lo menos para los que no encajamos con el lenguaje burocrático (sé que hay gente experta; una vez oí a una chica del mundo del arte barcelonés jactarse de que financiaba con becas públicas incluso los viajes de fin de semana a Berlín con su novio, dijo que conocía la beca adecuada para cada caso, pero no quiso aconsejarme qué beca podría encajar con mi libro). Pedirlas exige mucho tiempo y perserverancia. El tiempo que yo necesito comprar. Y pese a todas las vueltas y pérdidas de tiempo, cuando al fin consigo dedicarle un rato a ese proyecto y buscar y escribir, me siento feliz.

7 comentarios:

el-ed dijo...

me sumo a la búsqueda de mecenas!

zbelnu dijo...

No me extraña... Mira, me dicen que esta tarde a las 7 hay una reunión en Santa Mónica sobre becas y etc., pero yo no puedo ir... Si gustas, a lo mejor tienes la fortuna que yo no logro...
sesión informativa sobre las ayudas a la creación de la Gene (Fons per a artistes i creadors. Convocatoria Generalitat 2007). Más información aquí: http://www.hangar.org/2007/03/13/fons-per-a-recerca-i-creacio-artistic/
Allí estarán todos los expertos en conseguirlas...

edgar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ed dijo...

gracias

el objeto a dijo...

y ese tiempo que siempre nos falta, existe???
de todos modos, querida, tú avanzas cual maestra del Yi Jing, tanteando las piedras, y casi después de una necesidad te aparece una solución, felizzz Kosovo!

zbelnu dijo...

Todas las soluciones son extrañas y traen nuevos enigmas, tanteando a ciegas, diría yo... Y arrastrando las sillas al pasar, como aquel personaje de Le bleu du ciel de Bataille...

zbelnu dijo...

Me comento aquí a mí misma, ya sin photo-portrait, y es que fui a ver a alguien que podría haberme financiado: no fue tanto su negativa, como su indiferencia y su falta absoluta de interés lo que me afectó... necesité horas y música curativa e incluso la aparición de un torbellino démi-français para curarme... y aún me queda una resaca perpleja.