martes, 1 de julio de 2008

Después


Joan Miró, Soirée snob chez la princesse (vuelvo a ponerlo aquí, como homenaje al pasado).
Hace mucho calor y me ha decepcionado ver que las máquinas siguen rugiendo. Por lo visto, alguna parte de mí creía que con la magia del acto de ayer se pararían las obras y refrescaría y los árboles crecerían rápidamente sobre el cemento formando bosquecillos (y arboledas italianas surgidas de la imaginación de un hombre canoso e impertinente que mira los rastros de la historia triste del país en las escenas cotidianas de Cadaqués desde su sala biblioteca de una calle estrecha).
Ayer... yo diría que fue un acto bonito y allí estaban los elegantes lledoners (no me gusta la palabra almeces, Celtis australis es el nombre latino) presidiendo y ahogando un poco el tráfico y la mugre del aire, esos árboles suntuosos que el ayuntamiento quiere cortar.
Empezó José Pons, situando muy bien las cosas, aclarando el contexto con las ideas que nos hacen afines. Manuel Delgado llegó justo, yo ya estaba sufriendo. Empezó, como suele, diciendo que él no sabe, que no está capacitado, que no puede, que no va a decir lo que sigue... y enseguida empieza a hilar y a imbricar su trama de ciudad, de ciudad memoria, de nostalgia reivindicativa e histórica y no impostada ni estereotipada ni pequeñoburguesa sino de derecho a no ser despojados de sentido y de historia. Estaba sembrado como siempre. Dibujó muy gráficamente las escenas de arrancamiento cuando nos quitan lo que había (un reloj en la plaça espanya), y explicó que es aceptable que las ciudades cambien, pero no que nos quiten nuestra historia, trozos nuestros para poner algo que no significa nada, pura banalidad, puro simulacro. Lo malo era el sonido que se iba cada vez que se alejaba un poco del micrófono. Por eso yo no me alejé al leer mi texto, aunque la verdad es que mis palabras, al lado de la revolución Casasses, me parecen siempre tonterías triviales y estereotipadas, y es que la poesía tiene algo incendiario, algo que banaliza lo demás. Creo que Toni Marí se marchó diciendo: "Això és molt avorrit, jo me'n vaig": él es así. ¡Por suerte no convenció a los demás! Allí estaba gente que me importa, gente interesante y pensante, que se quedó hasta el final y me dijo por qué le había gustado. Casasses escuchó a Delgado conmigo en las escaleras y yo le veía a veces asintiendo o sonriendo. Él alternó sus décimas y poemas y loas y qué sé yo qué con un colega poeta radical manacorí, Joan Adrover?, que me preguntó si alguien tenía una armónica (pero no la teníamos, o al menos, nadie la llevaba encima!) y que no necesitaba micro y rugía con un acento illenc aterciopelado y debió de escandalizar a alguna señora del barrio, pero una inteligente psicoanalista argentina me pidió su nombre para buscar sus escritos, y Delgado me preguntó quién era porque lo encontró muy interesante. ¡Pero Casasses! V y Àngel dijeron que su teatralidad o su dominio escénico es teatro del bueno (incluso esos gestos con que ordena y desordena los papeles y la cara) y V añadió que domina muy bien los tiempos, yo creo que además de sus tablas, es puro instinto trobadoresco y su voz obedece y se adapta a sus intenciones (él tampoco se alejó del micro) y recitó ese poema suyo que suena y resuena tan agitador en esa plaza, que no tiene título pero empieza con Els arbres caminen. Creo que no le importará que lo ponga aquí, tal como me lo mandó la otra vez. Yo no puedo evitar oírlo con su voz:
els arbres caminen, els descampats imploren, les idees es passen la pilota, els cotxes van amb autobús, els verbs s’aïllen o se’n van sols, els reis de la baralla comencen a ocupar-se de fer-nos el dinar, la revolució respira, els rellotges prenen el sol, el cinema s’amaga a la butxaca del pòtol aquí present, el gerro de les flors entra en òrbita, la realitat s’aparta i deixa lloc perquè arriben els poemes i la realitat és la realitat i sap reconèixer la realitat quan la veu, les veus s’apaguen, s’alça la veu, la policia abandona el barri, el barri vibra, reapareixen misteriosament antigues construccions enderrocades, es liqüen les clavilles d’afinar la guitarra i un rierol de dos dits s’emporta les muntanyes una estona, la part del codi genètic dels humans que governa l’instint de treballar rep una mutació anarcoide a fi de poder anar per fi per feina, se suïcida l’organització mundial de la salut, la policia abandona la comarca, la comarca arrenca uns passos de dansa, reapareixen misteriosament bones idees que hom creia incinerades, tot el que tenia sentit agafa sentit, la lluna agafa el tramvia, les heures s’aferren a les parets, el doctor constata que estem vivint la infància del mag, que som contemporanis de la infància del mag, que els desplaçats som els únics que sabem on sou, que reconquistarem el castell del feliç o del fèlix o de les meravelles i el deixarem obert, que en mig matí es poden agafar molts anys d’avantatge, que tot el que portem a la sang són missatges, que alguns empes-tiferats han sobreviscut perquè havien de fer córrer un senyal, que el senyal ha arribat, el barri vira, el barri abandona la policia, la veu alça veus apagades, la realitat veu la realitat i els poemes arriben a lloc, l’òrbita entra al gerro de les flors, els arbres caminen, la mastegada inarrugable dels intersticis suposadament futuristes li fa mal, a la dona, li fa patir els zwischenräume, unes motos fan córrer la cremallera fatídica, les semifuses i les fuses fugen de totes les partitures i vénen volant a ajuntar-se en tropell com una plaga de llagostes de juliol a la terra alta, les intempèries arrelen i algú dóna la mà i porta a casa
Dijo otros que no tengo para reproducir aquí, incluso un poema del interesante y barbudo Jesús Lizano traducido por él que introdujo como "A veure si aquest li agrada a la Isabel..." y a lo mejor lo decía porque ese juego brillante e ingenioso para explicar la historia de la cultura europea no incluía a ninguna mujer, las había extirpado de la historia de la cultura, y del pensamiento y aunque en muchas épocas haya pocas, las hay. Pero de los suyos diría, como el I Ching: "No hay defecto". Alguien del público me pidió que los colgase aquí y a lo mejor se los pido. A G le gustó el del lluç. Había uno en el que todo era su casa que me recordaba a aquella idea de los gitanos de Orlando en que toda la tierra les pertenece. Yo me sentí feliz porque no sé si es su poesía, que siempre me parece reconocer históricamente como un hilo de antes, o la propia rima o la voz (y más en esa plaza, adonde yo sólo venía con él, a su casa de antes, cuando yo tenía 16 o quizás 17 y la plaza se llamaba Núñez de Arce y él pedía siempre dos billetes en la taquilla de los ferrocatas diciendo "Dos núñez" y yo vivía en la Diagonal) que producen en mi ese encantamiento que amansa mis fieras internas o el ruuido externo, o tal vez el hecho de que venga y diga sus cosas como una lluvia de palabras y efectos me parece una especie de declaración de amistad para que yo perdone que no nos vemos como antes, porque él sabe que yo le echo de menos como interlocutor pero que ya he aceptado y aunque no me resigne, casi podría decir que he comprendido la imposibilidad.
Estaba la madre del Casasses, a quien yo veo siempre, sin que ella me reconozca, andando por las calles del barrio "La meva professora de física!", dijo enseguida Visconti, un viejo amigo "Està igual!". Me acuerdo que una vez le dije a EC que la había visto andar más triste y mirando al suelo. Y él me contó que su padre estaba muy enfermo. No estaba Vila-Matas, pero sí que estaba: yo le nombré unas cuantas veces y alguien me dijo que había visto a su Paula de Parma en el café cercano. El librero de la calle Berlinès vendió unos cuantos libros, rondando la cuarentena. Estuve con algunas activistas arbóreas, una mujer decidida que se ha opuesto casi sola a la destrucción del Turó Parc y que me contó que con las obras han matado ya seis o siete árboles maravillosos, centenarios como poco, y otros están muriendo. Es lo que hace nuestro ayuntamiento supuestamente de izquierdas, supuestamente verde. También estaba Blanca R., que ahora se ha involucrado en la plataforma para salvar Collserola (ayer había un artículo en el País y daba ganas de llorar). No entiendo que le pongan un semáforo verde en la vanguardia a la regidora de este distrito, que aprueba sin pestañear la destrucción de los árboles de Sant Gervasi en época de sequía y cambio climático. Así que nos queda mucho esfuerzo, oh azufaifo.
Pero ahora recordaré la sensación feliz de ver las caras de los que vinieron y el desconcierto cansado, después, tomando algo en una terraza de por allí. En cuanto a mi texto, lo pondré... mañana.
Pero sí quiero poner aquí dos comentarios que he recibido en la lista del Librero de la calle Berlinès. Un psicoanalista, Ricardo Millieri, que me ha leído y dice: "Me encantaría ser un árbol y que Isabel Núñez me conociera. He leído su estimulante libro La plaza del azufaifo y me he compenetrado mucho con su espíritu y sus planteamientos. Lo recomiendo a todos encarecidamente. Da gusto. Felicidades, Isabel."
Y en la misma lista, la psicoanalista Marta Rodrigo:
"Muy estimulante la presentación del libro de Isabel Nuñez, La plaza del azufaifo.
Desde la posición de la autora, que 'se permite' una crítica seria y contundente al accionar de quienes nos gobiernan, hasta la escena misma de la presentación, se escribe una misma línea: la participación ciudadana, la posibilidad de réplica, el acto que simboliza la 'apropiación de lo que hemos heredado', parafraseando a Freud. Tal como señaló el editor, se trata de una participación que nos permite no ser meros observadores de lo que pasa, como si de otros o de otra ciudad se tratara.
El encuentro se realizó en una plaza de San Gervasio, en el barrio del azufaifo, de Isabel y de la Xoroi. La plaza fue 'tomada' por la mejor expresión de la cultura, en la calle, a la vista de todo el que deseara sumarse. La confluencia de un pensador como Manuel Delgado, la novela y la poesía verbal, anudó espacios diferentes, unidos por una misma posición. Me encantó. Marta"

36 comentarios:

Gise =) dijo...

Que bueno que todo haya pasado y estes más relajada... me enteré de como habia ido todo gracias a un antidoto que pudo ir, me hubiera gustado tanto estar... pero bueno ahora se que fue bien y que tu debes estar con energias renovadas de tanto apoyo!!!!
Que el libro se siga vendiendo mucho y que lo que has logrado hasta ahora siga avanzando, queda mucho pero ves no estas sola somos muchos los que compartimos tus ideas. En mi tierra haby un slogan que dice: "el pueblo unido jamás será vencido" no soy peronista pero creo que es uan verdad tan grande como el ejemplar especial de azufafio que vive en la calle Arimón....
Besotes azufaifa y no bajes los brazos que estamos con vos!!!!!

Anónimo dijo...

Al acercarme para oir mejor, pues se me escapaba el sonido, me hizo ilusión reencontrarme con Blanca R. vecina mia del Putxet en su época, estupenda mujer y muy simpática, me reconoció ,hacía como 15 años que no la veía, el azufaifo y el compromiso tienen esa magia, ya ves.
Yo me fui un poco antes del final, tenía tareas ineludibles,salió todo muy bien y resultó un acto entrañable e intimo.
Jazzy

Anónimo dijo...

Hola Isabel,

Fue muy agradable el rato que pasamos ayer en Joaquím Folguera. Las intervenciones fueron muy amenas y los poetas curiosos. Me gustó mucho una poesía titulada la Bola (amb B alta, va dir) en la que se organiza un buen ovillo a partir de un escarabajo pelotero (que imaginé en la arena del desierto) hasta Kafka.
Tú estuviste estupenda, me hicieron mucha ilusión tu dedicatoria y el comentario alusivo a Apolo y Dafne que pude leer también en el blog.
Me dio pena perderme el final, pero me requerían asuntos domésticos que no podía eludir.
Seguiremos apoyándote. Enhorabuena y un fuerte abrazo,
Dionisia

Anónimo dijo...

A ver si soy capaz de sintetizar todo lo que quiero decirte. Primero de todo creo que en general estuvo muy bien en un ambiente muy de barrio, muchos conocidos, familiar , agradable de temperatura y paisaje, muy relajado e instructivo varias personas aprendieron que era un lledoner y por supuesto un azufaifo!!. Tú estuviste muy, muy bien , fue muy bonito y explícito lo que leíste, a todo el mundo le encanto. A Manuel Delgado que según mi suegra habló muy bien, yo la verdad es que no le oí bien... Casassas me gustó mucho y a alguna amiga también. Mi hija se tronchaba al oír los gritos del poeta de Manacor y pensar en su abuela (paterna) y las de su quinta.
He hablado con mi suegra y lo pasó muy bien, que lo que tú leíste fue muy bonito y que lo único que encontró es que el poeta de Manacor decía unas paraulotes i feia uns grits (qué risa!) Casassas le gustó más. Le ha quedado pendiente comprar tu libro (y que se lo dediques!)e ir a ver al azufaifo porque no le dio tiempo. Mi madre se lo pasó bomba porque además conocía a mucha gente y encontró que se estaba en un ambiente muy agradable, luego se fue con una amiga a tomar algo y acabaron en “La Taula” el dueño venía de la presentación y estuvieron comentando.
A los de la Platón no les vi., pero quizás si que estaban, y tampoco fui capaz de reconocer a ninguna de las monjas que me recibieron.
Las activistas vinieron varias pero se fueron antes(después de tu intervención).
Fue divertido porque cuando salía de casa para ir a la presentación, en la calle me encontré a una amiga –vecina y sin bajar del coche me dijo :te sigo (ya había oído hablar del azufaifo) y mientras hablaba con ella había un señor que se metió en la conversación (creo que estaba un poco loco) diciendo que por culpa del arbolito dichoso no había podido comprar el solar y que si estaba en venta que lo quería comprar y yo le dije: Lo siento, ha llegado demasiado tarde, ahora será una Plaza Pública para el disfrute de todos los vecinos, a eso vamos ahora a la presentación del libro que habla de todo el proceso para conseguirlo ¿quiere venir? ……….Estaba furioso(je,je,jje)
OTRA VEZ MAS FELICIDADES!!!
Ratachina

Gise =) dijo...

Permiso Bel: ratachina que buen resumen de la velada me has dado!!!! yo no pude ir y por vos me entero de todo lo ocurrido y de las diversas visiones del acontesimiento... gracias muy bueno!!!!
Besotes!!!!!!!

Rafa Zaragoza dijo...

Hola Isabel. Estuvo bien lo de ayer, fue mucha más gente de la que esperaba; todos los 'parlantes' estuvieron bien, Cassases impagable... Tuve que irme antes pque tenía que cenar con mi hija, que se ha ido esta mañana a Pekín. ¡Que tengas suerte con el libro!

Saludos vegetales

Rafa Z

zbelnu dijo...

Gracias, Ratachina, ya ves que tu crónica le ha servido a Gise más que mi post para hacerse una idea, y es que cada uno ve lo que ve y no se ve lo mismo desde cada lugar distinto...
Rafa, totalmente de acuerdo sobre los "oradores" y en general. Gracias por estar allí y por tu música, que espero escuchar esta tarde...

Gise =) dijo...

Bel tu resumen me sirvió pero ratachina cuenta como llamarlos los entretelones de los espectadores??? esos que hacen ver que lo que se dice debajo del escenario también cuenta, es que me mató lo del loco que quería comprar el solar y llegó tarde, jajajaja!!!!
Besos!!!

Àurea dijo...

Hola Isabel,

Em poso en contacte per felicitar-te pel meravellós llibre que ens ha arribat a les mans i que ens està encantant a companyes de la llibreria on treballo i a mi mateixa.
Personalment em sento molt identificada amb aquesta sentiment d'angoixa que tinc la sensació que a vegades t'envaeix. És viure en una ciutat que malgrat que t'estimes moltíssim, sents que cada cop és menys teva, que te l'estàn prenent per convertir-la en una gran botiga on tu quasi no tens dret a comprar-hi. Una ciutat on et mores de calor a l'estiu i no et pots arrecerar a cap plaça perquè no hi ha una sola ombra (ho sé per experiència perquè visc a Gràcia) i on la brutícia i el soroll se't menja. Malgrat tot, pel matí i al vespre encara sento i veig les orenetes marxar cap a la muntanya per anar a dormir.
"La plaza del azufaifo" m'ha donat certa alegria al pensar que si els ciutadans ens ho proposem, encara que a vegades tinguem aquesta sensació de no tenir veu o pràcticament d'estar afònics, podem arribar a donar un tomb a les coses. Finalment, són els nostres polítics, la nostra ciutat, els nostres arbres ...
Espero que tinguis molta sort amb el llibre i que estigui durant molts anys a les estanteries de les llibreries.
Salutacions cordials,

zbelnu dijo...

Moltíssimes gràcies pel teu missatge, Àurea. Consola molt que hi hagi altra gent que tingui aquesta percepció. No sé per què no hi ha institucions que defensin la ciutat de tots i el patrimoni verd, que no ho facin Parcs i Jardins (que ara ja només són talladors d'arbres!) ni Iniciativa i els Verds (que de fet no són verds), en aquest sentit crec que aquesta democràcia no ho acaba de ser perquè la clau del sistema democràtic és que hi hagi instruments per corregir els abusos del poder, i aquí no n'hi ha.
Per mi la història del ginjoler tenia també un valor simbòlic. Molta gent em deia que no serviria de res, jo mateixa no m'imaginava que acabaríem guanyant i és que ens hem d'acostumar a fer servir les institucions i els recursos que tenim, que el nihilisme de vegades només és un parany, una conseqüència de la pasivitat del franquisme, que les dictadures fan sempre ciutadans sotmesos i només l'educació ho podria canviar
A més, és clar, a tots els que escrivim ens fa il·lusió que ens llegeixin i ens entenguin, tenir lectors com tu, com vosaltres!
La propera vegada que passi per la llibreria us saludaré!
Gràcies

zbelnu dijo...

Gise: no me quejo, sólo constato! Cada uno ve lo que ve y conecta y entiende con unos detalles y no con otros, cada lector lee un libro distinto, yo siempre cito a Proust en eso, porque cada uno pone la lupa en un aspecto suyo, como los cristales del óptico de Combray...

Ephemeralthing dijo...

Gracias por "copiar-pegar" el poema de Enric. Como muy bien dices si lo has escuchado recitado por él, al leerlo uno es imposible desligarlo de esa escucha. Maravilloso ímpetu el de su sonido, y un placer oír un catalán tan limpio.
He colgado en mi blog alguna fotillo que hice ayer, además de contar un poco mis impresiones. Te/os invito a pasar.
Ya he podido comprobar esta mañana cual sido la "intervenció a l´arbrat" en mi calle. Prefiero no decir nada, haré unas fotos.

@Ratachina: fantástica y encantadora descripción de la celebración.

zbelnu dijo...

Iré ahora a visitarte, Eph. Estamos de acuerdo! Y lo de Ratachina no es casual, ella es especial (no sólo por sus ojos verdes) y colaboró con su sagèsse en la celebración de ayer negociando con los del mercado, consiguiendo sillas de un convento, y arrastrando a activistas verdes, institución arbórea y familia a la presentación, además de la vecina que se unió a su estela...

zbelnu dijo...

Sobre la intervención del "arbrat", Eph, se encoge el espíritu, pero por favor, llama a Parcs i Jardins y protesta (93 413 24 00), manda una cartita breve a los periódicos. Hay que dejar constancia de la indignación y los errores. Please!!!

el objeto a dijo...

Qué buena crónica toda entrelazada y poética, sentida desde las palabras!
y muchas gracias por las referencias, y esos links, qué bonito, en ese "echar de menos", gracias,
Y creo que la imagen y título de Miró representa mejor de lo que lo habría hecho cualquier foto esa velada tan ecléctica y "estéticamente ética" llena de gente interesante, diversa y amable. Me gustó especialment que el tono reivindicativo, militante y utópico (que agradezco tanto!!) estuviera encarnado, tanto en los participantes como en el público asistente, por gente joven y no tan joven, todo tenía otro peso, aparecía más elaborado.
Me gustaron tanto las palabras valientes de Manuel Delgado y su alegato por las ciudades invisibles, las interiores, alegando que la vida impregnará cualquier objeto banal que coloquen, casi disculpándose por su optimismo, que también es el mío!

En fin, Bel, gracias a ti y al editor por esa excelente presentación compartida,

vessos

zbelnu dijo...

Gracias a ti por tu entusiasmo, Objeto a! A mí me gustó también cómo tú conectaste con Delgado! Yo tengo un fuerte pesimismo pero nunca entierra del todo mis esperanzas, que siguen brotando como los bosquecillos de azufaifos que salen del tronco, es ajeno a mí, salen siempre aún en los momentos negros, con la risa... Pero no es como vuestro más poderoso optimismo y a veces tiran de mí para abajo los espíritus oscurecidos...Yo resistiré y hoy estoy contenta.

Anónimo dijo...

Enric Casasses recita el poema "Les cases del meu carrer"

http://es.youtube.com/watch?v=tGSpa3SFGAI&feature=related

éste me emocionó especialmente,me gustó más cómo se expresó ayer, que en el vídeo,fue fantástico,voy a comprarme algún libro suyo.

Bueno, no te molesto más ,me voy a nadar y al cine.
Jazzy

zbelnu dijo...

Gracias, Jazzy, a mí me gusta también muuucho más la versión rápida de ayer, más nature, qué sé yo

zbelnu dijo...

Mira, Jazzy, ya puestos prefiero éste otro http://es.youtube.com/watch?v=yp416SHsDHE&feature=related

Anónimo dijo...

Querida Isabel,

La de ayer fue una jornada ciertamente deliciosa. Invadimos la plaza sin un disparo, tan sólo con la voz de de la ciudadanía. ¿Cuánto tiempo hace que no ocurre? ¿Desde 1979? Qué sensación tan extraña -y tú sabes lo que nos costó- poder ocupar un espacio supuestamente público de Barcelona para leer unas pocas décimas de poesía...

José

cacho de pan dijo...

querida Isabel: me alegro del éxito de tu convocatoria. Hay un punto en el que no te puedes quejar: nadie podrá decirte que te calles la boca porque "no eres de aquí" o, como me dijo una horrible puestera de la Boquería cuando me quejé porque echaba pestes a un pobre viejo ruso que vendía juguetes en un rincón sin molestar a nadie: "Si no le gustamos los catalanes porque no se va a otro lado". Ella era, evidentemente, los catalanes en su totalidad. Hoy se instauró la nueva Ley Universitaria por la cual se "Prohíbe" la investigación en castellano. Un gran grupo de Poetas y Escritores de lengua catalana, reunidos en un cónclave, decidieron pedir al gobierno catalán que no enviara escritores en lengua castellana a Frankfurt, aunque vivieran en Cataluña. Hace unos meses se ha promocionado otra ley, o algo similar, donde se especifica que desde este año sólo se otorgará subvenciones a los espectáculos teatrales en catalán. Esto también es cortar árboles para que crezca el cemento. O asfixiar a las especies foráneas para que engorde la autóctona, tenga o no talento.

nomesploraria dijo...

Va ser un plaer l'acte i l'oportunitat de poder saludar a amics que feia moooolts anys que no veia.

zbelnu dijo...

Gracias, José, por todo desde el principio. Es verdad lo que dices, y en esa ocupación celebrativa está la clave, la idea de recuperar el espacio urbano, de mostrar que aún no nos hemos rendido del todo.

Gràcies, Nmp. A mi em va fer molta il·lusió veure't allà. En aquestes ocasions, veure els amics que han volgut venir a celebrar-ho o a compartir-ho sempre és especial, els veig envoltats d'una llum...

Cacho, ahí disiento. Todos hemos sido marginados y lo podemos volver a ser por muchas cosas, o por escribir en otra lengua, por ser de un barrio o de otro, por no pertenecer a unas familias, no tener unos apellidos, etc. A mí me negaron las becas y tú lo sabes; no sé si tú pediste nunca ninguna. Tú has tenido un buen editor desde el principio; a mí me ha costado tenerlo. Yo creo que tú has sido bien acogido, aunque otros no lo sean y pienses que podría pasarte a ti. Así que no lo veo... Y en concreto, mi vida ha estado marcada por esa antihospitalidad desde el principio, por haber "nacido en mal momento", yo sé lo que es eso más que nadie, viví con eso hasta que me fui de casa.

nomesploraria dijo...

Cacho
siento que te sientas mal por la reacción de personas estúpidas que por desgracia abundan en todas partes.
Políticos aparte, naturalmente.
Ayer te echamos en falta.

frikosal dijo...

Fue estupendo, el libro, la gente que miraba al escenario con cariño, la intervención del editor, la tuya, Delgado.. y los poetas que me gustaron mucho. El lluç, entre otras, preciosa.

A pesar de haber seguido la historia (aunque no desde el principio) el libro me ha resultado sorprendente. Son admirables tu paciencia y valor...

Una vez más, felicidades !

civisliberum dijo...

Lamentablemente no pude asistir, pero ya me he leido el libro y realmente estoy encantado.
Felicidades.

zbelnu dijo...

Gracias, Friks! Pero ya te lo has leído? Qué rapidez... Pero es verdad una cosa y es que al seleccionar haces una construcción distinta, le das un orden y es distinto leer algo impreso en papel y seguido, etc... Un libro es siempre distinto que un blog. Me alegro mucho de que te haya gustado.
Y a ti también, Civislib, siento que no pudieras venir, vinieron algunos bloggers (Nmp, Friks, Antídoto, V, Oriol -de incógnito-...) también lo has leído deprisa!!
En fin, muchas gracias a todos.

zbelnu dijo...

Dionisia, ahora veo que no te había contestado aquí a tu bonito comentario. Tu nombre griego y tu pasión latina inspiran dedicatorias. A mí también me gustó "la bola". Casasses es uno de mis favoritos. Delgado también. Por eso les propuse a los dos porque me sentía arropada por ambos, aunque sean siempre imprevisibles... Y la provocación del poeta manacorí me hizo gracia, y su acento...

zbelnu dijo...

Ah y Friks, yo no tengo paciencia, de hecho aquel chiste "Dios mío, dame paciencia, pero YA!" parece hecho a medida para mí, pero quizás eso, como mi furia, han acabado sirviéndome en este caso... El valor, ¿cómo era aquello? al soldado, se le supone...

Anónimo dijo...

Yya estoy aquí, no he hablado de Delgado porque perdí el sonido no le escuché bien, por eso me cambié de lugar y me puse al lado del librero. Y sí, tienes valor, te lo digo yo, que soy medio bruja. Tienes unos amigos fantásticos,además.

El video que pusites me siento tannnnn identificada!
Buenas noches, dríade
Jazzy

Anónimo dijo...

Maravillosa litografía de Miró acorde con la impronta de la poesía.
Felicidades por todo..
iluminaciones.

zbelnu dijo...

Gracias, Iluminaciones! Esa lito tiene que ver con Casasses, quien me descubrió ese cuadro hace mil años, cuando yo tenía 16, y él le hizo un poema, que yo traduje e incluí en mi libro, y él lo escaneó de un libro de Miró. EC decía que podíamos colarnos en esa fiesta, que es como de pequeña soñaba con entrar dentro de los cuadros y quedarme en algunos de esos mundos. Creo que esa idea (y algunos cuentos donde ocurría) me condicionó para siemrpe mi forma de ver la pintura, tan irracional y caprichosa, sólo relacionada con el puro deseo de entrar

zbelnu dijo...

Jazzy, ya me imagino, G tampoco le oía. En cuanto al vídeo, he puesto tres..

Lechuza dijo...

De vuelta a casa... leyendo tus palabras... Y sí te oía, con tu
voz clara y tu forma de enfatizar algunas vocales como la i.
Te he visto de pie, como árbol, honesta sincera y sin pretensiones.
Es muy bonito lo que dices de tu libro, de la ciudad, de lo que
buscas al envejecer y de Azufaifo que no sabía era chino y tampoco que estuviera creciendo y lleno de pájaros. Ni que fuera un líder europeo! Esa Barcelona que tú enseñas, que fue, y que podría ser.
Pues a mí me ha gustado mucho ese texto que leíste.
Oye, por qué te dicen que hables con lo bien que lees, yo
te oigo leer sin verte y eso es porque te he oído leer antes y nunca lo olvidaré. Y ademas tú naciste con ese talento y en el cole ya se dieron cuenta, entonces ¿por qué te dicen que no leas y que mejor hables?
Sigue con tu estilo entrelazado de todos tus recuerdos historia y
vivencias, como un collage, y como me imagino sera este libro. Tus
cuentos, tus blogs tus lecturas y supongo conferencias. A mi me da paz saber que lees y además, uno no tiene que contestar y la mente se abre cuando el ego se deja atrás, silencioso.
Estoy de acuerdo en que Ratachina lo explica muy bien, yo no sabía que mi hermana escribiera
asi. Leí otro coment de ella que me encantó.
Qué feliz debes de estar.
Ayer hice unas fotos de un possum muerto, hoy seguía en medio de la
calle con sus orejas de papel-cuero. Me he asustado al pasar al lado del jardín donde había varios buitres enormes. Carroñeros. Me ha divertido porque un rato antes pensé: alguien avisará al ayuntamiento para
que vengan a limpiarlo o algun ex-hippie sin manías lo tirará al cubo
de la basura. Pues no, la naturaleza entre estas calles sigue su curso. Sí y Magnolio está casi calvo, aunque he visto que tiene algún brote en los bajos, está luchando por sobrevivir.
Y cuando harán la plaza de las Isabeles?

odette farrell dijo...

Huy... por lo que veo la presentación fue todo un éxito... y estaban todos los amigos.

Sólo espero que cuando pase yo por Barcelona aún haya ejmeplares de tu libro y lo pueda aún conseguir...

zbelnu dijo...

Gracias, Odette! Sí, en Xoroi (el librero de la calle Berlinès) quedarán o en La Central de la calle Mallorca...