sábado, 26 de julio de 2008

En El País/Babelia, J.A. Millán escribe

Foto: I.N., Barjac, Mas du Pellier, 2008
Isabel Núñez
Prólogo de Enrique Vila-Matas
Melusina. Barcelona, 2008
224 páginas. 19 euros

CRÓNICA. "CON LA CIUDAD vendida a la especulación inmobiliaria y a las hordas del turismo, estamos asistiendo al trágico fin de Barcelona", afirma en el prólogo de La plaza del azufaifo Enrique Vila-Matas. El azufaifo es un árbol venido de China que florece en un jardín del barrio de Sant Gervasi. Con el derribo de la casa, el ejemplar, bicentenario, estaba condenado a muerte. Eso fue lo que lanzó a la escritora y traductora Isabel Núñez a liderar una movilización de vecinos y simpatizantes; en la calle, la prensa o la web. ¿Todo por un árbol, aunque extraordinario? No exactamente: su tesis no es que las piezas únicas deben preservarse. Eso está en la ideología oficial, que a cambio de salvar un edificio aquí y un árbol catalogado allá permite que la Especulación (y sus compañeras la Destrucción y la Fealdad) se ceben en nuestra ciudad. No: el libro es un alegato a favor de la vida, del derecho de los ciudadanos a gozar de los entornos bellos forjados por las generaciones anteriores.
Por eso Isabel Núñez empuñó el ordenador, el teléfono, y empezó el calvario de averiguaciones y protestas para intentar la salvación del árbol. El libro es el relato de esa lucha. La autora ha tenido el acierto de no hurtar los nombres y los hechos de los políticos o ciudadanos que no ayudaron a la causa (¡vergüenza eterna sobre ellos!), así como los de aquellos que dieron su apoyo (¡que el Azufaifo Celeste les cubra con su sombra!). Y esa es la materia prima de la obra (inclasificable, bellamente escrita): recuerdos infantiles, cartas a las autoridades, poemas, paseos por el barrio, relatos de enetrevistas y fotografías se trenzan en una preciosa edición desde cuyas guardas vela el perfil del árbol.
Pero atención, ¡vigilemos!: el azufaifo de la calle Arimón aún no está definitivamente salvado...

11 comentarios:

el objeto a dijo...

Qué bien dicho! cuánta razón cuando explica que lo que defiendes nada tiene que ver con esa pseudo-ideología oficial de cara a la galeria, sino con la vida y los derechos de los ciudadanos, la belleza, el sentido común
¿te has fijado? algo del tono de los poetas chinos inmortales en el exilio que brindan con vino de arroz se transmite también en las palabras de Millán! algo que atraviesa y atestigua la libertad de tu obra,

felicidades again

zbelnu dijo...

Sí, sí, el espíritu de los poetas chinos! Muy bien pensado. Es el azufaifo chino que nos penetra a todos con el paisaje de los ojos de Li Bai... Alcemos nuestras copas hacia las ocas salvajes!

Ephemeralthing dijo...

"El derecho de los ciudadanos a gozar de los entornos bellos forjados por las generaciones anteriores".

¡Bravo!

ed dijo...

ésta sí es una buena reseña!

Anónimo dijo...

¿Y podremos leer algún capítulo del libro en este blog?

zbelnu dijo...

En efecto, lo es! Alguien que lee con atención y entiende lo que es el libro, hace ilusión.

zbelnu dijo...

En efecto, lo es! Alguien que lee con atención y entiende lo que es el libro, hace ilusión.

Anónimo dijo...

Entonces es un libro para los que no son muy duchos en internet o no tienen conexión,y por lo tanto no te leen a diario.

zbelnu dijo...

Pues no, anónimo, no es eso. Como en las películas, el montaje permite una transformación. Una selección y un montaje convierte los fragmnentos elegidos de un blog en otra cosa. Ayer alguien me decía que lo leyó deprisa por el ritmo de thriller, para saber qué ocurriría, y eso no está en el blog. Tampoco otras cosas. Quien no comprende eso es que no sabe lo que es un libro, aunque sea "muy ducho" en Internet.

zbelnu dijo...

¿Eres el mismo anónimo que pregunta lo del capítulo? Yo no pongo capítulos de mis libros en el blog, ni cuentos ni nada por el estilo. El blog es el blog, los libros son los libros.

Gise =) dijo...

Que buena descripcion del libro!!! por ir de atras para adelante te conte de mi lectura en el otro post, pero que buena critica, justa, exacta. Porque es verdad tu lucha no es por un arbol es por tus recuerdos, por tus conocimentos de que se puede vivir mejor como en otras ciudades de Europa, de que realmente existe una cultura de conservacion y no de demolición!!!!!
Felicidades a vos y a Millan por la super critica!!!!
Besitos y que siga el exito dle libro!!!!