jueves, 26 de junio de 2008

Arboricidios: la amenaza continúa


Foto: I.N. Jardines de la Casa de Escritores, en Čortanovci. ¿Hasta dónde habrá que ir para encontrar árboles? Nuestros políticos han decidido acelerar la desertización, adecuar Barcelona a su futuro nordsahariano.

Ayer me llamó N para decirme que estaban talando los maravillosos pinos de los Jardins de Ca n'Altimira, en Mandri. Justamente el otro día paseaba yo por allí y pensaba: aún nos queda esta sombra, esta frescura. Debieron de oírme. Los funcionarios de Parcs i Jardins que están procediendo a la tala desde ayer con sus implacables sierras se burlan de las preguntas de los vecinos y alegan que se trata de "efectos colaterales".
N puso una denuncia en el Telèfon del (In)Civisme. Por desgracia, esas denuncias no sirven para devolvernos los pinos ni para detener la tala, que hoy continua con el siniestro sonido de las sierras. Yo llamé a Parcs i Jardins: "Si som nosaltres", me dijo mi interlocutor fortuito, que pretendía no saber nada, "segur que hi ha una raó". Eso me pareció gracioso: "Sí, una muntanya russa, com a Collserola, o un tramvia, com a la Diagonal, o qui sap... totes les raons són bones per a vostès, que es dediquen només a tallar arbres..." Él sólo matizó: "També en replantem", me dijo. Y yo le dije que lo que replantan nunca crecerá como lo que había y él estuvo de acuerdo: sequía, contaminación, alcorques diminutos y además, él mismo añadió que se necesitan muchos años para que crezca un árbol. Pero ellos siguen cortando. Una razón posible, dijo, es la seguridad. En efecto: para estos funcionarios, todos los árboles están enfermos y corren peligro de caerse, y en lugar de reforzar cualquier árbol que se inclina, como ocurría con el pimentero falso de Méndez Vigo, prefieren talarlos. Cuando necesitemos sombra tendremos que entrar en los feos bares de franquicias, que sustituyen a los antiguos cafés. Así disfrutaremos más de la contaminación y el calor. Y además, ya lo dije aquí, los espacios frondosos resultan "opacos" a nuestros políticos: podría cometerse algún delito. Imaginen qué distinto sería Inglaterra, el propio Londres sin sus parques frondosos. O Berlín. O París. O Luxemburgo. Allí no se corta a los árboles con cualquier pretexto. Aquí, si seguimos así, pronto no quedará ninguno.
Luego me escribió un señor, ya jubilado, que ha dedicado la vida a los árboles. Había tenido cargos en otro tiempo y acabó apartándose precisamente por disentir del arboricidio, según tengo entendido. Me dijo que el Parc de la Ciutadella está más amenazado que nunca. Que la destrucción empezó hace tiempo, pero que está previsto completarla muy pronto. Tal vez el ayuntamiento quiera construir allí también. Todo esto es ya incomprensible, a menos que aceptemos la tesis de Saviano de la penetración de las mafias rusa y napolitana entre nuestros políticos. Si no, que alguien me lo explique.
Me cuesta comprender lo que está ocurriendo. Pero sin duda el resentimiento del que hablaba el otro día influye también, además de la corrupción. Tal vez piensan que todo jardín, todo árbol es sospechoso de tener un pasado burgués. El apego a la naturaleza también se considera sospechoso. Una frivolidad, sin duda alguna. A pesar de la sequía. Deberían leer Orlando donde la tradicional pasión por la naturaleza, mal de los ingleses, no puede competir con la de los gitanos, que poseen libremente la de todo el planeta.
Al reverso alguien dudó si yo atribuía el mal a los "otros" extranjeros. Nada más lejos de mis pensamientos. Me temo que el espíritu arboricida es muy español y muy catalán. Lo dijo ya Stendhal en sus Chroniques italiennes. Y no se cura. Es pura burramia. Acabo de saber que nuestro ayuntamiento quiere cortar también los hermosísimos almeces (lledoners) de la plaça Joaquim Folguera, con el pretexto de cambiar la boca del metro. Todos los pretextos son buenos para la salvaje tala del ayuntamiento de la pobre, pobre Barcelona. Mi carta al director en Polis. Convertiré mi texto de la presentación en una llamada a encadenarse, a rebelarse, a resistir. Es un enigma que se me escapa y alguien se lo preguntaba al dorso. ¿Quieren que no quede ni un árbol antiguo que oxigene la ciudad o pueda traer lluvia? ¿Han decidido vender esos troncos a una papelera lujosa? ¿A quién interesa todo esto?

26 comentarios:

EPHEMERALTHING dijo...

Bienaventurada dríade, he acabado de leer "La plaza del Azufaifo". Tengo la cabeza tan llena de estímulos e ideas que prefiero ir reflexionando poco a poco sobre todo lo que me ha ido sugiriendo su lectura.
Tu texto de hoy sin el antecedente de todo lo que has promovido sería todavía más deprimente. Vamos a olvidar (hoy) el disgusto y que ello sirva en un futuro para ir creando una contestación a toda esta brutalidad sin sentido.
De momento para mi el haber devorado "La plaza ..." ha sido terapeútico, me ha quitado unos cuantos miedos y no sé cuantísimas frustaciones.
¿A qué hora será la presentación del libro el lunes que viene?

zbelnu dijo...

Gracias, Eph. Lunes 30 de junio a las 20h en la plaça Joaquim Folguera. Espero que todo salga bien (estos actos callejeros son muy complicados, hay que bucar de todo: electricidad, sonido, sillas, ahuyentar a los voluntarios, contrarrestar el tráfico, etc. Y apenas habrá sillas.

frikosal dijo...

El argumento de la seguridad es de lo más curioso.

Pero yo no se si son solamente los políticos o si es algo más visceral que mucha gente de aquí lleva dentro (no toda, obviamente) y los políticos simplemente lo materializan. He visto gente cortando robles centenarios para usarlos como leña.

Podría ser un argumento para los creacionistas: no podemos descender de un animal similar al mono, con semejante odio a los árboles.

Por cierto, no se si lo sabrás, salió por la tele el otro día un extraño barrio en Barcelona, con un aspecto muy rural, a mi me encantó: casas con huertos y niños jugando en la calle. Ahora lo van a "reformar", de momento parcialmente. ¿Sabes donde es? No puedo recordar el nombre.

zbelnu dijo...

El argumento del creacionismo me ha parecido genial, Friks. Yo estoy contigo, creo que hay algo visceral muy español (y catalán también, aunque la presidenta de Amics dels Arbres cree que esto sucede porque los no catalanes no aman esta tierra! Eso me ha dicho) arboricida, ya lo contaba Stendhal en sus Crónicas italianas.
En cuanto a ese barrio, alguien me habló de él el otro día y no recuerdo quién ni dónde era. Pero antes había conocido yo dos barrios así, uno en Les Corts (temo que se lo hayan cargado) genial, encalado, de barraquitas y huertos y gallinas, y otro en Montjuic, en una ladera, ya desaparecido. Ah y también, antes de las Rondas había otro en Can Caralleu, genial.

cacho de pan dijo...

Me niego a aceptar el alibi de "los malos son los otros", napolitanos, rusos, madrileños, por qué no sudacas, moros, segovianos o maoríes. Hay un gobierno catalán que ordena las talas y quizá se está enriqueciendo de alguna extraña manera con ellas. Replantar? Cuál empresa y de quién? La presidenta de los amigos, y amigas, ja!, del árbol es indudablemente una ciudadana modélica: habla el idioma que hay que hablar, el de la mentira y la acusación sin fundamentos del/de lo extranjero. Que nunca vuelvan, como en tiempos no muy pretéritos, a necesitar a otros países. Se encontrarán con muchas sorpresas. Para según qué cosas hay memoria. Y la historia suele ser muy puñetera.

Otrosí: adónde van a parar las puertas antiguas del eixample, algunas de ellas verdaderas joyas decó o noucentista? También se replantarán? También es culpa de los madrileños?

zbelnu dijo...

A mí no me confundas con la ideología de esa señora, pues no es la mía. Si nuestros políticos se alían con la mafia napolitana y rusa es que ellos están delinquiendo y son tan mafiosos como los otros, sólo que aprovechan su estructura. No hagamos demagogia, Cacho, yo nunca en mi vida he pretendido que los malos sean los otros y si cito a alguien que lo cree es precisamente porque me escandaliza. Y en cuanto a los madrileños, tienen más y mejores árboles que BCN, y no parecen tan interesados en cortarlos todos como aquí. Acabo de saber que quieren cortar también los árboles de la plaça joaquim folguera. Yo lo he dicho hace un momento: los arboricidas son los españoles, catalanes incluidos, es algo tan arraigado que no se cura. Y es pura burramia, claro. Yo tendré que irme a otro país, no sé dónde, ni cómo...

cacho de pan dijo...

No me parece bien que me trates, insultante y gratuitamente, de demagogo: cualquiera podría decir lo mismo de tí. Creo que no se debe señalar de esa manera. Nadie te acusó de nada. Estaba dando mi opinión sobre el asunto de una forma que me parece correcta. En ningún momento te ataqué a tí, todo lo contrario, aceptaba y apoyaba tu campaña, como ya hice desde un primer momento -supongo que no lo olvidas- con la del azufaifo, pero bueno, hace mucho calor y es casi una heroicidad estar sentado al ordenador poniendo comentarios.
Cuando voté no lo hice por estos señores que están en el gobierno. Tengo la conciencia tranquila al respecto.
Espero que esto no te parezca también demagógico.

zbelnu dijo...

Bueno, a mí me ha parecido que tú me insultabas a mí. Me ha parecido mal que tergiversaras lo que yo decía, puesto que yo nunca he dicho que los de fuera fuesen más culpables que los de dentro. Justamente estoy siempre metiéndome con los "nuestros", los políticos de aquí, los analfabetos de aquí. A mí me preocupa la burramia, el arboricidio, la corrupción de aquí, y si se alían con unos de otros lugares, eso no les exime de responsabilidad a mis ojos. Y me parece mal que se diga que yo he dicho lo que no he dicho. Nada más. Yo no pretendo insultarte! Bastante tengo con lo que tengo... Y sí, hace mucho calor y más hará cuando talen los hermosos almeces de la plaza...

zbelnu dijo...

Pero discúlpame si te he entendido mal, Cacho... Las noticias de otras talas, cada vez más cerca, por todas partes, unidas a este calor, me sacan de quicio... además de otras cosas que no diré aquí...

Anónimo dijo...

Algo tendremos que hacer contra los arboricidas que nos persiguen.
Has leído alguna vez la aventura de Dafne perseguida por Apolo que
narra Ovidio en sus Metamorfosis? Habrá que enviársela al
Ayuntamiento!!!
D.

cacho de pan dijo...

tú sabes que yo me mosqueo y me desmosqueo con mucha facilidad:
si no lo suelto se pudre dentro.
estaba viendo Another woman por imagenio y aunque escuché el teléfono a lo lejos decidí no atender
Woody es siempre más genial, gana con el paso de los años
...o es que uno va aprendiendo a ver

no le des trascendencia a esa presentación
saldrá bien, como siempre: el mundo seguirá girando
y ellos talando árboles
que para eso tienen el poder, además del ominoso silencio de los corderos

zbelnu dijo...

Same here! Es cosa de signos marcianos. Si estabas viendo "esa peli" estás perdonado: a mí me gusta... Me van a presentar a una activista de esas que se encadena a los árboles, a ver si tiene un grupo porque habrá trabajo.. he escrito la carta a todos los periódicos.. Podéis verla en Polis...

iluminaciones dijo...

De la última vez que estuve en Barcelona recuerdo los edificios y los adoquines de la parte antigua cercana al puerto, si mal no recuerdo. Tenía un aire italiano que me gustó.
También, una aparente algarabía bajo un manto de orden, como si los hilos y el caos ficticio fueran manejados por una industria del souvenir, o empresa especializada en turismo, como supongo que tienen más o menos muchas ciudades de renombre.

zbelnu dijo...

En efecto. Hubo un momento en que decidieron hacer de BCN una ciudad turística, de tursimo barato, lo organizaron así, con licencias hoteleras, tour operators etc. Renunciaron a la industria cultural y la sustituyeron por espectáculo, renunciaron al turismo culto y prefirieron los borrachuzos y gente que compra y consume baja calidad y se va sin ver un museo

zbelnu dijo...

Lo malo es que sin agua y sin árboles y con este estruendo hasta esos turistas dejarán de venir... aunque ahora ya les da igual, tienen esas mafias dispuestas a seguir invirtiendo en la construcción para blanquear dinero, aunque serán pisos vacíos, aunque se destruya el paisaje y la identidad de la ciudad, la cuestión es ir cobrando...

Gise =) dijo...

Bel: ante todo estoy fascinada con el azufaifo que visto lo visto debería llamarse la lucha anti arboricidio... Enfrente de casa en Plaza Castilla había una plaza con muchos árboles ahora la han "modernizado" hay dos grandes canteros en el que se supone pondran arboles pero del dicho al hecho... la cuaetión que los dos pinos gigantes que habia no han vuelto... Ojala el Ayuntamineto no pase por el Ateneo Barcelones, con su hermoso jardín sino correra peligro de extinción también...
Ahora lo más paradojico es que en el gobierno estan los verdes...
Creo que no hay argumento que valga para la tala de tatno verde, de donde sacaremos el oxigeno qu enecesitamos para vivir si seguimos así???
Toda la tala es para construir edificios y hoteles, que habitarán turistas, entre otros, ingleses que vienen tan oxigenados de su tierra a una ciudad que solo les ofrecerá cerveza y cemento...
Vaya cambio!!!!
Hasta cuando y hasta donde???
Besotes Bel!!!!!!
PD: lamentablemente el lunes no podré ir, no me dan fiesta como había pedido...=(

zbelnu dijo...

Si no me equivoco, en el Ateneo ya hubo un intento, para hacer un parking, por suerte alguien luchó por esos árboles y ganó. Pero todos los árboles están amenazados en esta ciudad. Les tienen manía, hay algo ancestral, visceral aquí, que va a por ellos. Son gente tosca pese a sus supuestas sofisticaciones y moderneces, son gente que prefiere el parking y el metro y la autopista a cualquier árbol, jardín, bosque. No saben lo que es la sombra y la frescura, ni les importa, prefieren el aire acondicionado de los bares de franquicias, la uniformidad en todo. No comprenden la quietud ni la belleza de las fotos pequeñas del XIX, ellos las ampliarían para que ocupasen paredes. No les gustan las notas a pie de página, pues son mentalmente perezosos y no comprenden que hay un hilo que nos llega desde los clásicos. Por la calle se consuelan comprando, no les interesa más paisaje que el de las marcas y llegar a todas partes en coche. Ni siquiera oyen el ruido espantoso del tráfico y las máquinas, sólo les molesta el ruido nocturno por si hay alguien que lo pasa bien...

Ephemeralthing dijo...

Como un personaje exaltado de ficción gritaría: ¡no pararé hasta que esa señora ("IrmaPujol") esté entre rejas!. ¡Vaya peligro público!, número uno, añadiría.
Si añado al listado de arboricidios que yo recuerdo,
http://ephemeralthing.blogspot.com/2008/06/cultura-que-destruye-la-naturaleza.html
... los que voy conociendo en las paginas de "Crucigrama" es como para empezar a pensar en denunciar públicamente y llevar el caso a los tribunales. Esta mañana ya han colocado los carteles de "propera intervenció a l´arbrat" colgando de los árboles del tramo de la calle Girona donde vivo, cuando el año pasado ya sufrieron una poda salvaje que esta primavera les ha hecho crecer hacia lo alto, de manera que apenas proyectan sombra en la calle. ¡Cómo recuerdo L´Eixample en verano con esos túneles de verde y que hacían que el paseo fuese un goce!
No soy el señor Bordas, pero estoy convencido que ese argumento de la "seguridad" para talar un árbol por el "peligro" que supone su tamaño es una absoluta superstición. Vi en youtube un video, el único sobre el tema, donde el autor se espanta de los huecos en un platanero de la calle Trafalgar. Recordé mi fotografía del árbol más anciano de la ciudad de Berlin cuyo tronco, doy fé, está completamente vacío.
http://ephemeralthing.blogspot.com/2008/06/el-rbol-hueco.html
Ahí lo tienen y encima con una placa conmemorativa.
Además, mi experiencia es que jamás se me ha caído un árbol encima, ni conozco a nadie que le haya ocurrido. Digamos que mis experiencias negativas convertidas ya en cotidianas tiene que ver más bien con las "maravillosas" iniciativas del ayuntamiento que no cesa en complicar más y más la convivencia entre los barceloneses.
Voy a ir hablando de ello en mi blog.
¡Un saludo!

zbelnu dijo...

Eph, cuando dices las páginas de Crucigrama, qué quieres decir? El blog? O mi libro de cuentos? ¿También lo has leído? O más bien las páginas de La plaza del azufaifo?
Pero sí, toda la razón, aquí la poda es un pretexto para talar o una manera de desgraciar los árboles... ese odio que les tienen no se cura!
Tan bonitas sí, las calles verdes del ensanche...

Ephemeralthing dijo...

zbel, llamo "crucigrama" a tu blog.
Tu libro de cuentos, Crucigrama, no lo he leído. A ver si consigo un ejemplar. "La plaza ..." lo compré en "Jaimes" (Pg. de Gràcia) y cuando se lo pedí a la dependienta me contestó con un "ah, siiiiii!", muy significativo.
Estoy releyéndolo ahora con un lápiz en las manos haciendo un montón de anotaciones.
Y "soñando", estoy también, con que tu iniciativa podría ser el inicio de una contestación para denunciar definitivamente la política de "Parcs i jardins" y que el tema se convirtiese en un debate con eco en los media.
Me resulta imposible tolerar que en un país europeo los funcionarios sigan "funcionando" como en pleno franquismo.

zbelnu dijo...

Sí, Eph. Justamente he ido a llevarles postales de la presentación a los de Jaime's y me han dicho que se les habían terminado los ejemplares de La plaza y habían pedido más...
Lo grave de Parcs i jardins es que vinieron trabajadores a decirnos: Yo no puedo firmar (entonces recogíamos firmas) porque sufriría represalias, pero quiero daros tal o cual información... Algunos eran amantes de los árboles y estaban horrorizados de lo que les obligaban a hacer. Además de talar y hacer simulacros de trasplantes, en Parcs utilizan técnicas obsoletas y perjudiciales para los árboles, como por ejemplo, poner un producto insecticida fuerte y cubrir las pàlmeras con plástico, de forma que los árboles sufren estrés y algunos mueren. Sé que algunos trabajadores osaron denunciarlo y les amenazaron, aunque acabaron por hacerles caso! Es una vergüenza. Yo sé que entre algunos de ellos nuestra campaña del azufaifo tenía apoyo. En cambio chocó con la oposición de los dirigentes, claro.

Ephemeralthing dijo...

@claración: cuando escribo o digo "funcionarios" me refiero a los "mega-funcionarios". ¿O no lo son, personas como la señora Mayol, el señor Hereu o el señor Montilla?.
Me imagino a alguien que de siempre le gustaron los árboles, jardines, etc, y se le ocurrió precisamente por ello entrar a trabajar en "Parcs i jardins". Traumático.

zbelnu dijo...

Sí, algunos sucumben a la fiebre arboricida (se pasan a la "fuerza oscura"), otros se ponen enfermos por dentro de tener que actuar contra su espíritu, y algunos llevan una difícil doble vida.

el objeto a dijo...

sí, sí, yo llevo días pensando en esa palabra, resistir, resistir, me parece la clave para casi todo lo que pasa estos días,

valientes posts!

zbelnu dijo...

En efecto, la resistencia es la única actitud posible... Creo que a la presentación vendrá un grupo de esos que se encadenan a los árboles

el objeto a dijo...

bien por esos grupos!! me los tendrás que presentar, please cousin,
algo habrá que hacer!