viernes, 17 de noviembre de 2006

Carta al Defensor del Pueblo

Escribí al Síndic de Greuges para protestar por los excesos del control de seguridad en los aeropuertos. Me han llamado para decirme que ellos sólo gestionan asuntos relacionados con la Administración catalana. He escrito al Defensor del Pueblo: Aunque sé que obedece a una normativa europea, quisiera manifestar mi indignación y desacuerdo con el trato que nos dan a los ciudadanos en los aeropuertos, con el pretexto de la seguridad antiterrorista, un trato que me parece -y sé que no soy la única- humillante y vejatorio, en el que todos somos sospechosos, como en las dictaduras, y no se nos reconoce el derecho democrático a la presunción de inocencia, y con unos modos que recuerdan tristemente -aunque sea sólo, y de momento, en las formas- a los usos de las autoridades nazis, y parecen considerarnos como vasallos y no como ciudadanos. Se trata sin duda de una gran representación, ya que de momento esas colas interminables, esos tocamientos injustificados, esa violación de la intimidad, obligando por ejemplo, como señaló hace poco un escritor y periodista, a la gente a exponer una pomada íntima o cualquier cosa similar a la vista de todos, a andar sin zapatos, a filmar -como me ocurrió a mí- la mano de una agente de policía para demostrar que una cámara es sólo una cámara, etc., esas humillaciones, esas largas esperas, esos retrasos que a veces incluyen perder el vuelo o la conexión, no han servido para evitar ningún atentado ni para detener a nadie, y para que fueran realmente útiles deberían aplicarse también a los trenes, metros, autobuses, calles, colegios, centros comerciales, espacios públicos, aparte de a los objetos sólidos, etc. La policía sin fronteras y sus métodos parecen la compensación a la incapacidad de nuestros países de emprender medidas reales para evitar que el terrorismo tenga tanto apoyo popular. El maltrato a todos los ciudadanos no oculta la incapacidad de la policía para detener a los culpables. Me preocupa mucho que el terrorismo se convierta en pretexto para someternos a un régimen policial y que la política que ahora le está costando su popularidad al presidente Bush y que tanto daño ha hecho en el mundo sea la que adoptan los mandatarios europeos. Espero que el Defensor del Pueblo pueda al menos recoger mi malestar e indignación como ciudadana de este país y de Europa.

3 comentarios:

lluisa dijo...

Muy buena! Porqué no la envías a Barrapunto?
http://barrapunto.com/

lluisa dijo...

Y a este blog?
EL PAIS:
Un blog contra las nuevas medidas de seguridad en los aeropuertos europeos
http://www.elpais.es/articulo/internet/blog/nuevas/medidas/seguridad/aeropuertos/europeos/elpportec/20061117elpepunet_7/Tes/

José Antonio Millán dijo...

Me parece perfecto que hagas esta denuncia ante el Defensor del Pueblo. Si muchos ciudadanos hiciéramos lo propio, otro gallo cantaría... Me da la impresión, Isabel, de que tienes práctica en esas denuncias. ¿Por qué no haces un post contando cómo se hacen, dónde, posibles problemas, etc.?