miércoles, 15 de julio de 2009

Voyage, voyage

Foto: I.N., Amapolas y otras flores, Ventalló, 2009
Me voy una semana a Sicilia. Todos mis reparos y el horror de los aeropuertos y las multitudes han disminuido frente al deseo y la necesidad de apartarme de lo que más me enferma, el contacto con los Atridas, esa atmósfera espinosa donde estuve prisionera (donde no hay consideración, ni agradecimiento, donde todo es contrario a la equidad, donde quien abusa es mejor tolerado que quien intenta respetar) y cuya pura aproximación me produce a veces un efecto patológico. Me voy casi por prescripción médica. Por otra parte, el proceso de desconexión de alguien que siempre quiso no saber, agravado terriblemente estos días y que ya es bastante triste, me obliga a ese contacto que yo quisiera evitar (en realidad, sólo el alejamiento de esos personajes y de sus pautas injustas me permitió construirme; dicho de otra manera, yo construí mi ética tomándolos como modelo negativo). La cuestión, como en la metáfora de los erizos de Schopenhauer, es encontrar al mismo tiempo el grado de aproximación justo para resolver las cosas protegiéndome y manteniendo la distancia. Espero que la belleza bizantina y shakespeariana de Sicilia nos acoja bien, pese a los días ardientes de calor, y que yo pueda curarme un poco de mis males. Y en cuanto a mi principio de novela, también espero que la distancia haga germinar las ideas. G. se va esta noche, de madrugada, a otra isla más cercana, pero la gata Gilda (que hoy me sigue a todas partes) queda en casa y en buenas manos. Me llevo lecturas bastante clásicas, y algo de trabajo (Collobert, Stevenson, Zweig, Vigevani y para las urgencias del espíritu, Cernuda) de las que hablaré cuando vuelva. Aún me quedan trabajos y problemas que resolver por estos lares; éstos han sido días difíciles. A punto de partir, me pregunto si podré resistir viajar sin Li Bai, tanto me ha ayudado estas noches junto con Cernuda. Tiene razón quien me sugiere al dorso que G. es para mí una presencia luminosa. Las conversaciones con él en este último día me devuelven al lugar donde quiero seguir. También hablar con V. me reconforta en esos casos, porque se hace a la idea de todo muy rápidamente.
El 28 de julio celebraremos otra de las lecturas del Refugi 307. Me dicen que se ha apuntado mucha gente y es que la primera fue mágica y el público la recomendó a otros. Guardadme el sitio, lectores silenciosos, en siete días habré vuelto, sin gastar siete pares de zapatos de hierro...

14 comentarios:

Jose Hernández dijo...

Disfruta mucho

fernando megias dijo...

Que tus males desaparezcan para siempre y que seas todo lo feliz que puedas ser. Feliz y fructífero viaje.

zbelnu dijo...

Gracias, José! Qué foto tan veraniega y elegante... Y gracias, Fernando! Así lo haré, lo intentaré...

Dante B. dijo...

navegar es preciso, vivir no es preciso...
que lo pases bien!

zbelnu dijo...

Gracias, Gran Bertini (dicho así parece el nombre de un mago)

frikosal dijo...

Buen viaje, cuidate y hasta pronto !

zbelnu dijo...

Gracias, Friks! Llegaste a tu lejano destino?

nomesploraria dijo...

Passa-ho molt bé estimada Isabel. Mira sargantanes i escolta el cloc cloc de les pedres a s'hora baixa.

delarica@unav.es dijo...

gracias por compartir tanto y tan desinteresadamente con tus lectores

tsetse dijo...

quina tonteria, eh, a mi també m'agrada aquesta cançoneta...

VOYAGE, VOYAGE...

Au dessus des vieux volcans
Glissant des ailes sous les tapis du vent
Voyage Voyage
Eternellement
De nuages en marecages
De vent d’Espagne en pluie d’equateur
Voyage voyage
Vol dans les hauteurs
Au d’ssus des capitales
Des idees fatales
Regarde l’ocean

Voyage voyage
Plus loin que nuit et le jour {voyage voyage}
Voyage {voyage}
Dans l’espace inoui de l’amour
Voyage voyage
Sur l’eau sacree d’un fleuve indien {voyage voyage}
Voyage {voyage}
Et jamais ne reviens

Sur le Gange ou l’Amazone
Chez les blacks chez les sikhs chez les jaunes
Voyage voyage
Dans tout le royaume
Sur les dunes du Sahara
Des îles Fiji au Fuji-Yama
Voyage voyage
Ne t’arretes pas
Au d’ssus des barbeles
Des cœurs bombardes
Regarde l’ocean

Voyage voyage
Plus loin que nuit et le jour {voyage voyage}
Voyage {voyage}
Dans l’espace inoui de l’amour
Voyage voyage
Sur l’eau sacree d’un fleuve indien {voyage voyage}
Voyage {voyage}
Et jamais ne reviens

Au d’ssus des capitales
Des idees fatales
Regarde l’ocean
Voyage voyage
Plus loin que nuit et le jour {voyage voyage}
Voyage {voyage}
Dans l’espace inoui de l’amour
Voyage voyage
Sur l’eau sacree d’un fleuve indien {voyage voyage}
Voyage {voyage}
Et jamais ne reviens

--------

http://www.youtube.com/watch?v=KiUvwxa9lbI
-------------

bones vacànces, Nenamaca!!!!!

emma dijo...

Si terminas la novela yo la leeré. Sin ninguna duda.

odette farrell dijo...

Buen viaje Zbelnu...

zbelnu dijo...

Gracias, gracias a todos!!! Os he dejado ahí en estos días sicilianos, sin apenas conexión, sin tiempo, entre tanta belleza y ruinas y celebraciones vitales... La vuelta es amarga.

Anónimo dijo...

Volver puede ser duro, pero el cambio que se da entre medias siempre es esperanzador, creo. Como aquello de, lo importante es el viaje, el camino, no la llegada, o no llegar. Es verdad eso del respeto, a veces lo ven como algo anacrónico.
Bienvenida de nuevo.
iluminaciones.