martes, 7 de julio de 2009

Noche shakespeariana y noches del refugio

Foto: I.N. Balcones de l'Eixample, 2009
Anoche fui a ver Sogno di una notte di mezza estate, un montaje del Piccolo Teatro de Milano, de Luca Ronconi. Reconozco que el primer acto me produjo rechazo: la escenografía, no por lo conceptual (las letras gigantes foresta, bosque o luna sustituían elementos de atrezzo imitándolos), que me parece legítimo, sino por el estilo (neones, focos) y el vestuario discotequero, los uniformes de soldados y los peinados punkies, unido a cómo gritaban me distanció y me preguntaba si no eran concesiones absurdas. Pero luego, superada esa barrera, el texto luminoso (las conversaciones entre los malos actores de Píramo y Tisbe!) y los maravillosos actores naturalmente shakespearianos y la atmósfera mágica de esa pieza donde lo fantástico sirve para parodiar las formas crueles del amor, la arbitrariedad del deseo, su fugacidad, su irracionalidad profunda, los problemas con la propia imagen, la estima y tantas cosas, al tiempo que como siempre en Shakespeare se habla de la vida y la muerte y la traición y el miedo y de la teatralidad de todo, y está esa frase -que la dice el duque Teseo, según Lampedusa, voz del propio Shakespeare en esa obra; aunque yo diría que Shakespeare también habla a veces, más malicioso, por boca de Puck- de profundo desdén por los actores (él, que fue actor): The best in this kind are but shadows; and the worst are no worse, if imagination amend them. Dijo Lampedusa que sólo Shakespeare podía componer tan bien los malos versos, y es verdad que hace brillar a los malos actores, dibujándolos con su gracia, esa troupe es maravillosa, el que improvisa su texto diciendo tonterías y el que hace "la parte del león", y el que hace de muro formando una grieta (fessura!) con los dedos, para que hablen los amantes Píramo y Tisbe, y esa fuerza vehemente y socarrona que ponen los actores italianos añadiendo más humor paródico a la jocosidad shakespeariana, algo que no gustó a algún crítico local. Y el público era un público connoisseur, amante del teatro, que, como dijo A.V., al aplaudir dio a cada uno lo que merecía y destacó a los mejores. Y es que esa obra hechizante, donde el pretexto de la magia no oculta la otra magia, la de la sabiduría osada que subyace a la celebración vital y al juego amoroso y al ridículo, muestra, siempre que se interprete bien (otra vez Lampedusa) "el atrevimiento sobrehumano, la facultad que el artista siente dentro de sí de ir allá donde quiera...". Luego A.V. me recordaba otros Shakespeares memorables vistos aquí y allí, y hablamos de ese primer acto de las brujas de Macbeth que empiezan ya expresando la idea shakespeariana de que el mundo es al revés de lo que debería ser, y tras su estribillo Double, double toyle and trouble. Fire burn and cauldron bubble removiendo el caldero con su mezcla metafóricamenteantropófaga y cruel anuncian su profecía aclarando orwellianamente Fair is foul, and foul is fair!
Después de la obra perdimos el coche en el parking, donde la temperatura era agobiante, y cuando al fin lo encontramos, tras recorrer aquel espacio varias veces, la máquina no nos aceptaba los billetes y al fin me devolvieron veinte euros en monedas... Era la estela mágica oscura de la noche, que acabamos más tranquilamente en el Bauma.
Con la obra de ayer me curé completamente del asesinato mozartiano de la otra noche y también me recuperé un poco de mis propios males. En este aspecto, debo decir que mi visión de las cosas cambia con las horas y con la intensidad de los síntomas, pero una vez más, humility is endless... Ayer tuve una conversación misteriosa sobre eso con el mago madrileño: yo creo sobre todo en el poder del inconsciente. Y al colgar empecé a escribir, o a intentar abordar esa novela enmarañada y difícil, que me acosa y que me pide un gran coraje. Tal vez eso me ayude...
Hoy es la lectura primera del Refugi 307 de este verano. Los que quieran venir que llamen primero si no han reservado, por si acaso no hubiera sitio para todos.
Estiu al MUHBA
Nits Urbanes
Visita nocturna al Refugi 307
Textos d'Amadeu Cuito, Natalia Ginzburg, Aleksandar Hemon, Mario Rigoni Stern, Mercè Rodoreda, Dubravka, Vladimir Tasić, Alberto Méndez, María Zambrano. dimarts 7 i 28 de juliol i 4 i 25 d’agost
Refugi 307 c/ Nou de la Rambla, 169 21 h
10 € (inclou copa de cava)
INFORMACIÓ I RESERVES:
Tel.: 93 256 21 22
Horari d’atenció: de dilluns a dijous, de 10 a 14 h i de 16 a19 h.
Divendres de 10 a 14 h

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué bien encaja la palabra noche con Shakespeare. Pienso que, por sí misma, la palabra no quiere decir nada, es su intención al decirla, su arma. Lo otro sería la poesía que mezcla y utiliza todo lo que tiene a su alcance. Poesía como herramienta" que tiene el artista para ir donde quiere, como citas. El arte cura, no sé si los dolores de brazo, pero redime, pone las cosas en su lugar, inevitablemente, temporalmente, como no podría ser de otra forma.
La flauta, obra bella, preferida por tantos, entre ellos el visionario Bergman.
me alegro por la recuperación y la escritura.
iluminaciones.

fernando megias dijo...

Lamento mucho no estar en Barcelona para asistir a la lectura del Refugi 307, creo que te comenté anteriormente algo sobre la entrada aún refugio que existía en el taller de carpintería de mi padre. En Palma la vida cultural, salvo algún acto esporádico, es muy mediocre y más aún en el aspecto teatral, con una oferta de calidad casi nula. Estoy convencido que existe un arte con propiedades curativas. Ánimo con tu libro.

zbelnu dijo...

Tienes razón, Iluminaciones. Y hoy otra noche mágica, leyendo esos textos literarios de guerra en el Refugio 307, con la luna llena y un público sensible, y la visita al refugio con una guía inteligente y empática.

zbelnu dijo...

Gracias, Fernando! Algunos comentaban hoy que era una sorpresa agradable asistir a un acto así, memorialístico, en una ciudad como Barcelona, donde todo se entierra. Si no fuera por el Museu d'Història de la Ciutat, estaríamos mucho más perdidos. Ha tenido algo mágico, parecía que la montaña en la que excavaron el refugio daba una sonoridad dramática a las lecturas y la luna llena acompañaba. Ha sido bonito. Ya sabes que habrá tres más, pero comprendo que el mar está ahí enmedio...

Esther Planas dijo...

Recuerdos desde Londres
donde solo hizo calor dos dias
y llueve ahora como de costumbre
esas noches del grec que hace
ya tanto tiempo parecen sueños
de noches de verano con el olor
especial de las flores y plantas
con cierta humedad y frescura
y las piedras del teatro....
Es cierto que Shakespeare critica
a los actores con un witt genial!!
Me encanta!
Eso me recuerda que no debo dejar
mi proyecto de Hamlet!!
Añoro las hiedras!!
xxx

zbelnu dijo...

No, no abandones aquel Hamlet tuyo, per piaccere! me voy corriendo, pero tengo un millón de cosas que contarte! Y tú a mí...

Druidhead dijo...

Oooh, this beautiful balcony has the look of a sensual woman, strong and bold, sensual and full of poetry.

Dante B. dijo...

como ya hemos comentado lo teatral en vivo, sigo pensando en las "dos damas muy serias"...
Blow up, cuando todavía existían las ideas.

zbelnu dijo...

Yeah! this is the way I see them, Linda, like women, some blinds are like eyelashes, some balconies are dancing skirts, some windows are eyes and eyebrows...

zbelnu dijo...

Sí, sí, las dos damas de Jane Bowles, y Blow Up, buenas referencias. Y la elegancia de Federico! Buen teatro se haría con la escena de Enric Granados hoy...

Druidhead dijo...

In my city it seems like the balconies, where they do exist, were made for pronouncements and declarations and waving to the the parades passing by below. I shall have to look for balconies that speak of softer things…

zbelnu dijo...

Ha ha, politician balconies! But in your city they don't cut the trees like here, and they destroy these buildings with beautiful balconies to build ugly things and feed the building mafias