domingo, 14 de junio de 2009

Reseña en El Placer de la Lectura

Foto: I.N., Vojvodina, Serbia, 2007
domingo 14 de junio de 2009 Si un árbol cae - Isabel Núñez “La antigua Yugoslavia”. Con esta denominación el resto del mundo nos referimos a una entidad muy compleja que ha dejado en la Europa moderna ecos de muerte solo comparables en la Historia Moderna con la Segunda Guerra Mundial. “La antigua Yugoslavia” encierra como denominación nacional una nostalgia de lo que fue, de la supuesta tranquilidad que se vivía bajo aquella denominación que impuso Tito por la fuerza.A muchos la terrible guerra de los Balcanes y sus consecuencias no les sorprendió. Muchos de los expertos que opinaban en su momento presagiaban que las cosas terminarían en un terrible desmembramiento de la zona pero, aun así los que nos volvió a sorprender fue la capacidad humana de ir más allá de las diferencias políticas para instalarse en los más bajos fondos de la maldad y el desprecio por la vida.
El libro que el lector tendrá en sus manos, compilado y bien dosificado por Isabel Núñez viene a dar una cara poco explorada de este conflicto: la conversación con muchos de los protagonistas intelectuales del conflicto, los escritores que mucho tuvieron que ver con la movilización de las emociones durante los días en que el infierno ardía mientras el resto del mundo miraba a otra parte.
“Si un árbol cae” (Alba, 2009) es un libro a veces muy tierno y otras muy duro que suscita la reflexión y que apunta directo a la conciencia. La autora conversa con escritores y editores sobre aquellos días del conflicto, cómo lo vivieron, qué pensaron. Con la distancia que ahora dan los años e inmersos en una paz tensa, los intelectuales balcánicos abren su corazón y las conciencias a una testigo de excepción que firma un gran trabajo como compiladora y editora de estas conversaciones.
Los escritores generan emociones, exaltan hechos o los desprecian. Con su oficio son capaces de captar a unos y a otros para su causa. Aunque no es el momento lanzamos una pregunta ¿para qué sirven las artes y en especial la literatura? Este libro, de voces de escritores, da una buena respuesta a la pregunta.
"Escuchar” estas conversaciones no deja indiferente. La autora ha escogido muy bien las frases de otros grandes escritores e intelectuales para introducirnos en las entrevistas. Especial mención merece la conversación con Igor Marojevic y la frase de Thomas Mann que la abre: “El infierno es un lugar donde no hay reglas”. Nos sorprende la cantidad de novelas que se escribieron sobre la guerra en tiempos de guerra, según lo que leemos en esta entrevista y la directa pregunta de Isabel Núñez al escritor nacido en Vrbas: “¿cuál era su situación en el momento del bombardeo de serbia por la OTAN, a qué se dedicaba y cuál fue su implicación?”. Así de rotundas son las preguntas en este libro que no teme indagar y con unos entrevistados que no temen responder con el corazón y la conciencia en la mano.
Recomendamos el paseo que nos ofrece la autora por Pristina, Kosovo en busca de las respuestas de dos escritores. Caminamos por bazares, miramos su arquitectura, nos seguimos preguntando por aquella terrible guerra y seguimos con Isabel Núñez haciendo preguntas y sopesando respuestas. Al final. Al caer la última página tendremos la sensación de haber llegado de un largo y aleccionador viaje.
“Si un árbol cae” (el título se lo debe a una frase del escritor Marko Vesovic: "Una vez le dije a un periodista, andando por un parque, que si un árbol cae, nadie lo ve, no cambia la vida de los árboles. Y eso era exactamente la vida en Sarajevo durante el asedio, eso era el individuo en Sarajevo"), es un libro necesario, un libro para releer y aprender la lección única que la Historia nos ofrece a todos: no repetirla.
Pedro Crenes
RESEÑA OFICIAL DE LA EDITORIAL. Isabel Núñez nos presenta la reconstrucción de unos hechos históricos a través de la propia voz de sus víctimas o protagonistas. Durante cinco años ha investigado y realizado entrevistas a los escritores que vivieron personalmente las guerras balcánicas, siendo que éstos habían desempeñado un papel esencial en el conflicto: según dice en el libro Marko Verković, poeta, crítico literario y profesor de la Universidad de Sarajevo, «probablemente ésta sea la única guerra de la historia planeada y dirigida por escritores».
Título: Si un árbol cae Autora : Isabel Núñez Editorial: Alba Editorial Páginas: 368 Precio : 18€

8 comentarios:

fernando megias dijo...

Este libro, que como dijiste me "zampe" nada más llegar a Palma, es un libro de referencia para comprender, no solo el conflicto de los Balcanes, si no los límites a que es capaz de llegar la degradación ética de esa especie autodenominada humana y supuestamente inteligente. Lo siniestro del asunto, es que esos hechos se vienen repitiendo sin interrupción en todo tiempo y lugar. Nos mostramos incapaces de superar nuestros deseos de poder, nuestras frustraciones y nuestros delirios y para ello nos valemos de tres motores infalibles: religión, territorio y lengua, para llevar a cabo cualquier tipo de vesania, en fin.... quizás es que no empiezo el día muy animado. una vez más, tu libro es excelente.

zbelnu dijo...

Gracias, Fernando! Es como dices. estoy recopilando unos pocos textos de guerra para mis lecturas en el Refugio antiaéreo de Poble Sec, el Refugi 307 que el Museu d'Història promueve para que la gente recuerde de dónde venimos, incluyo balcánicos y locales, un fragmento del paisaje de muerte y desolación de Mercè Rodoreda en Quanta, quanta guerra es brutal y a la vez lleno de su visión poética, la que nos permite seguir leyendo, los ojos muy abiertos a todo lo sensible, de la naturaleza y la vida humana, sin ninguna compasión ni sentimentalismo pero con su fulgor inteligente, eso es la literatura

Qualunque dijo...

Estoy leyendo su libro estos días y en absoluto está decepcionando todas las expectativas que tenía.

De momento me está provocando un cierto desasosiego, algo de rabia y pequeñas dósis de una cierta tristeza, pero no puedo dejar de leer e imaginar un territorio tan complejo. Menudo reto, ¿no?

En especial me ha gustado mucho la entrevista a Igor Stiks y su reflexión acerca del idioma, de cómo tuvo que cambiar ciertas palabras y acentos y de como puede ejercerse la violencia incluso con la lengua. Interesantísima reflexión.

Sigo enganchado y aunque me muevo más a gusto en el escepticismo y la disensión que en elogio, lo dicho... Mi más entusiasta enhorabuena.

zbelnu dijo...

Gracias, Qualunque, esos escritores hicieron reflexiones importantes para todos, que nos sirven aquí y allí y en todas partes. Y yo estoy muy contenta de haberles escuchado, recogido, mezclado,hecho discutir y contado mis periplos balcánicos...

rafa dijo...

Isabel, me alegro de ver cómo está gustando el libro balcánico. Estoy seguro de que el tiempo irá colocándolo en el sitio que se merece. Vuelvo a él muy a menudo, más ahora que se acerca un nuevo viaje a la zona.

Gracias por tu sincera y sencilla amabilidad el día de la firma de la Feria del Libro en Madrid y ánimo en todos tus proyectos futuros.

Rafa

zbelnu dijo...

Muchas gracias a ti, Rafa, por tu lectura atenta y tu reseña. Me alegra que vuelvas al libro y que te pueda servir en esos viajes. Ya me contarás!

Pedro Crenes Castro dijo...

Hola Isabel: gracias por colgar la reseña en tu blog. Tu libro es una maravilla. Muchas gracias.
Pedro.

zbelnu dijo...

Gracias a ti por tu lectura atenta y tu reseña, Pedro!