domingo, 7 de junio de 2009

Refugi 307

Foto: I.N., Barcelona, 2009
Siempre me produce un gran alivio descubrir gente que opone su práctica obstinada y silenciosa a una tendencia perversa y generalizada, que corrige inadvertidamente la injusticia de las cosas. En todas las guerras y las complicidades colectivas y el miedo ha habido personajes que se esforzaban en salvar a los perseguidos y las víctimas, que les ayudaban a huir o los ocultaban en sus casas. En plena era de transgénicos y pesticidas prohibidos por la UE pero ampliamente extendidos en nuestro pobre país, hay gente que intenta cultivar con criterios biológicos. En pleno abandono de la educación pública y mixtificación mercantilizada y burocratizada de la Universidad sigue habiendo algunos maestros y profesores que ofrecen su actitud humanista y resistente en los reductos de sus aulas. En plena corriente de arrogancia mediática, sumisión al poder y falta de rigor, hay periodistas que escuchan y se documentan antes de informar. Ahora que prospera esa tendencia perversa de los políticos a borrar la historia, a enterrar el pasado resistente de una Barcelona anarquista, o roja, combativa y republicana, de una Barcelona popular que organizó su resistencia, de aquella Barcelona que llenaba la red de bibliotecas de la República, que estudió en las escuelas progresistas e innovadoras, que adoraba los jardines, a construir un absurdo y obsceno Fòrum en el mismo suelo donde tantos fieles a la República murieron fusilados por las fuerzas oscuras, a recubrirlo todo de una pátina comercial y bobamente turística, para olvidar y seguir así la enfermiza tradición de silencio, el Museu d'Història de la Ciutat sigue con su trabajo por la memoria.
Hoy, gracias a mi amigo J.L. (recuperado de nuestros años de rojerío y complicidad y personaje de uno de mis cuentos) que me ha acompañado en su vespa negra, he visitado el magnífico laberinto de galerías construido con pericia arquitectónica por hombres, mujeres y niños del barrio de Poble Sec para refugiarse durante los bombardeos de la aviación alemana nazi y fascista italiana que apoyaban a los insurgentes franquistas. Refugi 307. Estructuralmente es asombroso y vitalmente emocionante. Volta catalana, casi 400 metros de túneles abovedados de 1,6 metros de ancho y 2 de alto, con lavabos, una fuente, enfermería, sala de niños, etc. Aunque primero se utilizaban como refugio los sótanos de las casas y las estaciones del metro que existía entonces, a raíz de la intensificación de los bombardeos se construyeron más de mil refugios siguiendo pautas establecidas por los expertos.
El joven guía estaba muy bien informado, al día de los últimos hallazgos y discusiones sobre el tema, había recogido testimonios y era nieto de republicanos que sufrieron la guerra. Lo que contaba era interesantísimo y su entusiasmo a la hora de documentarse es muy de agradecer. Lástima que su tono fuese arrogante, frívolo y banalizador, como si se dirigiera a niños pequeños (y ni siquiera así, pues ellos también merecen respeto y presunción de inteligencia) como si supusiera que nadie sabía nada, o como si creyera saberlo todo. Era sólo una cuestión de tono y de falta de humildad lo que distorsionaba su speech y convertía a momentos una visita emocionante en una experiencia irritante. Alguien debería darle a leer T.S. Eliot y ya sé que me repito: The only wisdom we can adquire is the wisdom of humility; humility is endless. Nada sabemos en realidad y cuanto más buscamos y leemos y escuchamos, más comprendemos lo que nos falta. Tal vez no fuera culpa suya, sino de una tendencia generalizada. Hace poco escuché a una conferenciante de ese estilo: lo que decía era muy interesante y erudito, pero sonreía demasiado hablando de cosas serias y usaba un tono infantilizado, y para colmo, un power point repetía cada una de sus frases, como si nadie pudiera entenderlas simplemente escuchándolas. En cualquier caso, los guías son muchos, y cada uno tiene su estilo. Y en cualquier caso, la visita vale la pena.
En ese Refugi se organizan lecturas de textos literarios sobre la Guerra Civil y si todo va bien, participaré en algunas de ellas en los meses de julio y agosto y me hace ilusión contribuir.
Alrededor del Refugi 307, a pesar de algunos feos edificios posteriores, las casas antiguas del Poble Sec conservan toda su belleza mediterránea e histórica de la ladera de Montjuïc, de balcones con bicicletas y ropa tendida ondeante, y sus bares con zócalos de mosaico. Me he sentado en un bar frente a los ojos azulísimos de mi amigo, pensando en su origen celta y comprobando con una secreta alegría orgullosa que persisten las razones de nuestra afinidad histórica. La luz y la visibilidad de hoy era espectacular. Saliendo de mi casa, desde Muntaner arriba se veía el mar brillante como nunca y desde el Paral·lel se divisaba la Torre de Santa Maria del Pi. Luego he leído de las excavaciones de una antigua colonia ibérica en Montjuïc, que habría dado nombre a esta ciudad, Barkeno...
Absurdamente, me he olvidado la cámara, así que no podré mostrar ninguna imagen de mi itinerario ni la luminosidad griega del aire de hoy. Gracias a mi amigo, he sabido de algunas de las actividades del Museu d'Història de la Ciutat dirigido por Joan Roca. Por ejemplo, hay una titulada "la belleza cura" que propone itinerarios de gran belleza (como la visita al monasterio de Pedralbes) para pacientes de la Vall d'Hebron, etc. Yo estoy convencida de que la belleza cura y me ha hecho mucha ilusión que exista esa opción en un mundo donde nuestros políticos parecen empeñados en extender la fealdad, como escribía Camus: "sans frontières d'arbres ni d'eaux, comme un cancer malheureux, étalant ses ganglions de misère et de laideur..."
Antes de subir a la vespa de mi amigo he ido a votar. Era temprano. No había nadie, ni un solo elector en la oficina electoral. Sant Gervasi dormía o retozaba en cercanas playas. He votado a ese grupo alternativo apoyado por Chomsky y Ken Loach, con un nombre radical, Izquierda anticapitalista. Necesitaba hacer un gesto crítico y simbólico. Y ahora tendré que acabar con los últimos papeles de Hacienda. Courage!

15 comentarios:

Ephemeralthing dijo...

Al principio de "Office" vi una viñeta inolvidable en el New Yorker: en el infierno dos funcionarios-demonios están planeando el castigo para un condenado y deciden aplicarle una conferencia con Power-point.

zbelnu dijo...

Buenísimo! Hace muchos años, al principio de internet, pusieron uno que me encantaba: se veía un perro frente a un ordenador y decía: "Lo mejor de Internet es que nadie sabe quién eres"...
Oye, Eph, Ninca me ha avisado que pegará fotocopias de ese post que he puesto en Polis con el artículo de La Vanguardia para que no talen los almeces de Joaquim Folguera y con tu comentario incluido, firmado Ephemeralthing. Así que habrás contribuido también a la campaña para salvarlos

frikosal dijo...

Me apunto a venir a ese refugio a oír una de tus conferencias en Agosto (a ver si me encaja la fecha).

A mi me asombra ver como muchas personas de ciencia, sin ningún reparo, aceptan colaborar (cobrando) con los ejércitos de sus respectivos países. Supongo que en parte les sería útil visitar ese refugio 307. Uno nunca sabe donde va a tirar las bombas el bombardero que ha colaborado a diseñar.

zbelnu dijo...

Bien! Mira las fechas de las lecturas, ojalá alguna sea compatible, son: 7 de julio, 28 de julio y 4 de agosto, creo que a las 21h o así. Es verdad lo que dices. En cambio, el ingeniero de Bcn que ideó esos refugios y dio las instrucciones a los vecinos para construirlos hizo una gran labor. Mi amigo me ha propuesto que hagamos una acción simbólica en el aniversario de uno de los bombardeos llevemos la foto de los niños muertos en la plaça Sant Felip Neri, alineados en el suelo, es triste ver tanto turista sin que nada los conmemore. Lo mismo habría que hacer con el Camp de la Bota

Ephemeralthing dijo...

Me alegra saberlo, zbe, aunque finalmente el horror se cumpla, espero todo contribuya que poco a poco se vaya creando una mínima conciencia de la falta de civilidad que supone la manera como son ideados todos esos proyectos urbanísticos.
La estación de Pl. Molina ya está acabada y es un monumento al papanatismo más ridículo. Todo el proyecto ha sido para poder construir un transbordo que se puede hacer en la siguiente estación, la amplitud de los vestíbulos es desproporcionada con la cantidad mínima de usuarios. Todo ello para alterar una reforma última de la plaza que no debería tener ni diez años. Toda la frondosidad de la parte norte de la plaza ha desaparecido y el contraste con el lado sur es de "risa".

Conocía esa viñeta del "nobody knows you´re a dog". La recorté incluso y colgué en la nevera, al ser yo amante de los perros el apartado "pets" de los cartoons del NY es uno de mis preferidos.

zbelnu dijo...

Sí, sí, cada vez que paso por la plaça Molina me entristezco, a mí me gustaba mucho la zona de sombra de arriba y me gustaba aquella estación diminuta de la línea Tibidabo donde nunca había nadie, ahora es un laberinto de escaleras y pasillos que parece hecho a propósito para fastidiar, y está claro que no compensa el esfuerzo y la destrucción. Y eso que las robinias de abajo parecen haber sobrevivido al trasplante... Pero alguien se enriquece y mucho con estas cosas. Por eso yo no podría votarles. Por eso yo necesitaba votar radicalmente. Porque al final es una cuestión de salud física y mental.

zbelnu dijo...

Hoy me decía un amigo que pasa todos los días por la pobre plaça Lesseps y dice que se le encoge el corazón. Dice que aquella isla de verde que había antes tenía mal acceso, pero si se hubieran limitado a conservarla y hacerla más accesible, la plaza sería mil veces mejor que ahora. Es espantosa. Las plazas duras históricas (Salamanca, San marcos de Venezia, San Petersburgo) eran de un tiempo donde el verde y la tierra estaban por todas partes y no eran una necesidad acuciante como ahora. Quien sigue haciendo esas plazas (y sin la belleza de aquellas) merece el infierno.

frikosal dijo...

Zbelnu, Eph,

Tenéis que venir a ver la plaza que han hecho en la ciudad-dormitorio. Es un espacio enorme, esterilizado, sin absolutamente nada que haga sombra. Además es de color blanco nuclear, de modo que reluce como un desierto y cada día, puntualmente, genera espejismos a las cuatro de la tarde. Imposible cruzarla sin gafas de sol.

Para más inri, en el centro geométrico hay tres bancos y a la izquierda media docena de ciruelos cada uno en su macetita. Brutal. Es una estupidez en estado puro.

Es tan grande y tan dura que por fuerza tiene que ser un síntoma de alguna carencia del arquitecto, que haría bien en psicoanalizarse (los vecinos ya la llaman Plaza Roco Siffredi)

Yo hoy me lo tomo a risa.

zbelnu dijo...

La verdad es que me gustaría encontrar un periodista que pudiera hacerse eco de todo eso que pasa en esa ciudad dormitorio, Friks. Me gustaría que alguien te escuchara y lo contara en un periódico o una radio de Barcelona, indagaré. Tanta corrupción, ese alcalde y equipo municipal denunciados y que siguen siempre ahí tras no sé cuántos mandatos, esa imposibilidad de crítica ni de nada, y ese aluvión de ladrillo y cemento...

Esther Planas dijo...

Ojala que si !
que alguien se haga eco
de todo esto..
es que no se puede seguir asi!
Es terrible que nadie
se de cuenta...
me refiero
a nadie con power!
claro que si se enriquezieran
plantando arboles y construyendo
jardines...

zbelnu dijo...

Esther, creo que este comentario era para el post anterior, pero tienes razón! Poderoso don dinero...

Francis Black dijo...

Me voy del tema . Hay en el Grec de este año una lectura de poemas de Vinyoli .

http://issuu.com/grecfestivalbcn/docs/programa-grec09/10

zbelnu dijo...

Pero te vas a un buen tema! Gracias, Francis, voy a ver quién los lee... ya sabes que Vinyoli me apasiona y yo, adolescente, fui a su casa con Casasses y alguien más a escucharle leer un libro de poemas que aún tengo.

Anónimo dijo...

Jo vaig ser al refugi 307 fa pocs dies i els guies van ser magnífics! Potser en alguns casos es feia broma, però tampoc no cal que fem la visita tots plorant, mentre siguem conscients del que estem veient. Penso que la visita reflexa molt bé la idea, la història i també el que passa actualment, en cap moment n'hauria tret pràcticament cap crítica... la guia, a més, responia totes les preguntes i sense cap mena de prepotència... Espero que no deixem de veure aquests espais per comentaris com aquest... seria una pena, no trobes?

zbelnu dijo...

Bona idea! No es pot objectar ni criticar perquè aleshores no hi anirà ningú?
Perdona, però no estic d'acord, ni has entès el que jo he escrit. Suposo que per això no firmes el missatge.
M'han dit que hi ha guies molt bons, però insisteixo en què aquell que em va tocar ho banalitzava tot. Si tu creus que jo he defensat que tots ploréssim, és cosa teva. Hi ha humor negre, humor intel·ligent, i també hi ha humor infantil i banalitzador.
Hi ha gent que gosa fer una crítica i hi ha gent que no té valor ni per firmar un comentari.