viernes, 8 de mayo de 2009

No sé si me dará tiempo a escribir un post

Foto: I.N., Un cielo insustancial como mi post, en Vigo, 2009
Dentro de media horita vendrá un amigo a que le lea un cuento y un poco más tarde he quedado en ir al baff a ver una extraña película japo-brasileña, Plastic City.
Me he pasado el día adaptando mis textos de conferencias, felizmente. He tenido noticias buenas y otras malas. El pasado sigue aleteando perversamente en el presente, con sórdidos ecos familiares, con retazos dañinos en una llamada matinal, con la visión sesgada de la destrucción de alguien. Acabo de leer un post maravilloso de Frikosal y sus lagartijas (recuerden su A lizard a day keeps the doctor away), que me ha recordado la faceta genial de ese mismo alguien, lo que puse en mi cuento.
En cambio, mi propio post será insustancial, acelerado, insulso, ¿pero qué puedo hacer? Echarle la culpa a Mercurio tal vez. Un poeta canario me dice en Facebook que los cinamomos de su calle tienen tímidas florecillas azules. Tendré que ir a verlos. Hoy es además el cumpleaños de un amigo virtual.
Hoy Mercurio se ponía retrógrado hasta el 1 de junio, y yo, olvidadiza, he enviado mensajes y preguntas que no recibirán respuesta, excepto mucho más tarde. No he encontrado al portero del perro encerrado en la terraza, aunque hasta ahora estaba siempre allí cuando yo pasaba. Un adolescente vecino ha estado poniendo una música espantosa y al acabar, ha empezado a tocar el cello otro vecino, un músico de verdad y que toca piezas magníficas, pero que a veces es demasiado obsesivo para mí. La música de otros.
No he avanzado en mi libro... mañana.

13 comentarios:

Ephemeralthing dijo...

He leído que pasan por la BTV pasada la medianoche "Bocaccio 70". Es una película SO-BER-BIA.

Daniel Rico dijo...

Lo que mas me llamo la atencion fue el ruido de alas del pasado cruzando tu presente.
¿En que momento, o a partir de que momento el pasado es pasado?, porque si aun se lo oye aleteando entonces tan pasado no esta, me parese.

¿Cuando hablas de pasado que se niega a irse del todo, en realidad hablas del recuerdo de alguien a quien amaste y no podes olvidar por completo?

Perdon por si me puse indiscreto, la impunidad del comentario anonimo me alento.

Muy bueno tu blog, un gusto pasar y revolver un poco.

Muchos saludos.

zbelnu dijo...

No, Daniel, hablo de fantasmas de la infancia que vuelven con llamadas y el proceso de mi madre, que es muy duro. Pero a veces también el pasado vuelve con hombres que recuerdan vivamente historias vividas o personajes de mis cuentos que reaparecen tras mucho tiempo... Gracias por tu comentario!

zbelnu dijo...

Vaya, Eph, llego tarde, me suena la peli, no sé si la vi, de quién es?

Ephemeralthing dijo...

Es una película de cuatro episodios basados en cuentos de Bocaccio pero situados en los años 70. Están dirigidos por Monicelli, Fellini, Visconti y de Sica. Mi favorito es el de Visconti, demoledor con el amor burgués y con una Romy Schneider maravillosa. En el de Fellini está "todo él".
El de Monicelli es el testimonio de toda una época y sirve para ver que las cosas no son tan distintas ahora para la gran mayoría.
El de Vittorio de Sica es el último y estuve a punto de no verlo. Menos mal que me animé: fuera de serie, con la mejor Sofia Loren nunca vista.

zbelnu dijo...

Todo me sigue sonando muchísimo, Eph, pero no tengo imágenes en mi archivo mnemónico, así que la buscaré también

zbelnu dijo...

Ah, Daniel Rico, lo que ocurrió hace veinte, treinta, cuarenta, cincuenta años, lo que ocurrió entre los que eran niños y ahora hace mucho que dejaron de serlo, lo que ocurrió con algunos que han muerto, eso es el pasado, pero ese pasado vive y aletea y late en el presente y condiciona todo, el sonido y las connotaciones de una palabra, de un olor, de un libro. Y cuanto más tiempo pasa y más envejecemos más pesa y nos acecha ese pasado. No existe un pasado neutro, un pasado que no nos persiga: lo sabrás cuando te hagas más viejo.

Esther Planas dijo...

ojala esos recuerdos
puedan mezclarse
con aire fresco del presente
y aunque persistentes se alivie
su efecto.
mi pasado muy cercano
se recuerda a si mismo
cambiando mutando
de significado segun
me voy encontrando
que raro es todo a veces
xx

zbelnu dijo...

Insh'allah, Esther.
"All we have to face in the future is what has happened in the past. It is unbearable", Maeve Brennan.
En efecto, va mutando, lo vamos reinterpretando, releyendo, el pasado cambia a nuestros ojos, crece, mengua, se relativiza o se vuelve insoportable... Pero hay algo que solía proyectarme inmediatamente lejos del pasado, una sola cosa...

Daniel Rico dijo...

Hola Isabel.

Ya soy mas viejo, es solo que me da pereza cargar con el pasado a cuestas, apenas si puedo sostener mi presente.

Es raro que diga esto, pues escribo un diario desde mi adolescencia, asi que casi todo lo que me ha pasado esta registrado ahi; aunque nunca vuelvo a leer lo que escribo en el.

En todo caso, yo me pregunto si el pasado es una imposicion o una eleccion. Me pregunto si es algo que padecemos a pesar de nuestro deseo o si es algo que nos esforzamos por mantener vivo, aunque nos duela, y en este ultimo caso, ¿por que lo hacemos?

Mencionaste a tu mama y pense en preguntarte algo, pero no quiero ser indiscreto, y menos en publico.

¿Que es lo "que solía proyectarme inmediatamente lejos del pasado, una sola cosa..."?

Te mando un abrazo, espero que sigas bien y que los malos recuerdos alcen vuelo definitivamente y dejen mas lugar para los buenos, espero que vos los dejes partir.

zbelnu dijo...

Tú no entiendes lo que yo digo. Reinterpretar el pasado, reentenderlo a la luz del presente es algo importante y placentero para mí, la felicidad de entender. No hay escritura sin memoria. Yo me dedico a escribir, ¿cómo iba a escribir sin releer, sin corregir?
Todo lo que ocurre en el presente lo interpretamos a la luz del pasado. Somos nuestra historia. El pasado a veces duele, como una cicatriz en un cambio de estación, como a mí todo lo que tenga que ver con mi horrible familia, pero el pasado -placentero o doloroso o simplemente interpelativo, desafiante- también es una materia literaria, materia de análisis, etc. No sé para qué vives tú, yo creo que vivo para entender, por lo tanto borrar no me sirve. Otra cosa sería regodearme en lo doloroso. Y por ejemplo, para mí es vital guardar cierta distancia con mi familia, que representa el dolor del pasado, aunque superar eso es lo que me ha permitido escribir. Lo dije aquí hace poco "donde hay dolor hay un suelo sagrado" dice O. Wilde. Y Pater lo dice mejor pero no voy a repetir aquí esa cita.
A esa pregunta no te responderé aquí.

Daniel Rico dijo...

Que sorpresa tu pronta respuesta, que susto...

Yo creo que "donde hay amor hay un suelo sagrado".

Cuando decis que te dedicas a escribir, ¿eso es un fin en si mismo para vos o es un madio para lograr algo mas?

yo creo que somos inosentes de nuestra historia, que vivimos inclinados hacia el futuro y que solo el porvenir importa.

Tampoco creo que vivamos para entender, creo que existimos para sentir, creo que estamos hechos para la felicidad , pero por algun motivo que no comprendo, saboteamos todo el tiempo lo que deberia ser nuestro deber.

Entiendo que no me respondas "eso" aqui, disculpame por mi impertinencia, es la impunidad de la distancia que me tento.

Saludos!!

zbelnu dijo...

No estoy de acuerdo prácticamente en NADA de lo que dices, pero cada cual que piense como quiera, por suerte somos distintos y no uniformes!