miércoles, 7 de enero de 2009

Con este frío

Foto: I.N., Al pie de un árbol cualquiera, en Bruselas, 2008 Ayer me quedé refugiada en casa todo el día, aprovechando que J me trajo los periódicos a cambio de un té y que los camellos habían hecho su trabajo para G, que durmió hasta tarde. A mí no me trajeron nada, que quede claro, pero ya me habían traído las musas o Atenea o Hermes mi nuevo libro balcánico, y hoy se dispara mi impaciencia de que llegue a la prensa y alguien se dé cuenta de que es el primer libro que aborda esa guerra organizada y perpetrada por escritores, desde el punto de vista de los escritores, y de que sus primeros lectores son entusiastas. Y de que esté en todas las librerías. V. volvió a escribirme para contarme (con su generosidad entusiasta) que ya lo había acabado: "Acabé tu libro hace ya un rato, además como temía que acabara lo he ido alternando esta tarde con esa efervescencia intelectual china que has despertado en mí y he estado leyendo sobre una Carta presentada por la disidencia china este mes de diciembre con motivo de la declaración de derechos humanos y sobre un intelectual que me ha gustado mucho, Liu XiaoBo que está arrestado desde entonces... Tu libro me ha abducido y me ha transportado a muchos lugares y estados, he disfrutado MUCHO de la discusión inteligente, de tu tesón, del alcance de tu deseo de saber, de entender, de que los demás transmitieran. De tu escucha, compartible. He entendido mis resistencias frente a muchos discursos sobre lo social que siempre me acaba pareciendo falso o superficial, lejano a cualquier verdad, en cambio aquí, esa pluralidad de voces que propones, al estar hablando desde la subjetividad y desde la intimidad no devienen nada de eso, son todas verdaderas... He aprendido mucho además sobre la historia de Europa, sobre el encuentro de ese enclave con Oriente, de la memoria, lo cultos que son, los cruces y la multiculturalidad (aquí los modernis se quedan cortos) También admiro mucho tu talento para leer la ficción, para desvelar su esencia, para justificar su lugar. La entrevista de IM está llena de humor y de ironía, el viaje a Kosovo también, y chapeau por haber dejado tal cual y haber sido tan comedida la 'entrevista con el vampiro'. Es escalofriante leer su aparente civilización, su discurso perfecto y medido. Y ayuda eso que dices sobre aquel médico que vais a escuchar el día anterior, que ni es ni un convencido ni un corrupto sino un cínico... Tus conclusiones son impecables. Yo siempre encuentro cosas que me llevan a tu lugar psicoanalítico. Ahora todo está aún bullendo, he de volver a todas esas cosas que ignoraba sobre la historia más reciente y cercana, ¡Europa! Y que son reveladoras de tantas cosas que nos ocupan, atañen, preocupan y rodean. Es además un "objeto" amable y bello como libro, como recorrido, en su arquitectura, como decía tu amigo, en fin, que te fumes un puro esta noche, porque este libro va a suponerte un reconocimiento muy grande, no lo imagino de otro modo. Y felicidades a tus editores!!!"
La presentación será el martes 3 de febrero, pero ya lo anunciaré aquí con sus detalles.
Mientras, sigo preparando las conferencias, el seminario del Institut d'Humanitats que empieza el lunes 26 de enero (siempre que haya bastantes asistentes apuntados) y ocupa cinco lunes seguidos. Lo estoy pasando muy bien preparándolas, aunque como siempre, me falta tiempo. Toda investigación se burla de nosotros, seguimos encontrando y recibiendo material y respuestas y más preguntas cuando ya hemos dado por acabado un tema... Hoy me llega un libro que se añade y que plantea nuevas posibles búsquedas sobre una autora cuando yo ya había pasado a la siguiente...
Esta mañana se había perdido el mando de canal satélite y no podía ver ARTE tv ni nada en el desayuno, G y yo hemos hecho una batida en vano. He llamado a canal satélite, me han pedido el DNI, la dirección, el teléfono y otros datos más para revelarme la lista de tiendas (secreta) donde podría comprar otro mando. Todas estaban en la periferia y además, me han dicho que sólo llevando mi contrato, que naturalmente no tengo localizado, me lo podrían vender. ¡Parecía la URSS pero pagando! Les he dicho: "En vez de cuidar al cliente y premiarle por su fidelidad, en un momento en que otras compañías nos tientan con ofertas y mejores precios, ustedes procuran que se vaya..." Pero los que contestan esas llamadas siempre son impenetrables, si no no estarían ahí. O bien no están programados para pensar y cuando se les dice algo imprevisto, repiten otra respuesta prefijada, aunque no encaje. Como en aquella escena de la llamada grabada de Misterioso asesinato en Manhattan. Luego, naturalmente, he encontrado el mando haciendo de señal en un libro de Dorothy Parker.
Por cierto que le estaba contando a Cacho de los destrozos que el temporal hizo en Cadaqués (algunos hablaban de tsunami, ya que dos días antes hubo un terremoto en Milán y luego otro menor en la Seu d'Urgell), rompiendo los muros de piedra seca y destrozando la costa, desmoronando el camino de Sa Conca, haciendo un agujero enorme en la Riva, cerca del Café de la Habana, por donde cayó el coche de bomberos, con olas de seis metros que invadían las casas costeras. Hubo una casa en Els Caials que una ola arrasó y encontraron los muebles en Sa Conca, al otro extremo del pueblo! Y Cacho ha interpretado con cierta justicia poética que tal vez el espíritu de su amigo JLGF, justamente enfadado con el pueblo, les había sacudido...
Lean si quieren mi primera reseña crítica en la red; hace ilusión (y abruma) una lectura tan atenta, inteligente, capaz de llevar el libro más allá para explicarlo con sus múltiples sentidos.
Y lean en Polis algunos pensamientos sobre lo que está ocurriendo en el mundo y sobre el amigo blogger iraní, con links de nuevos datos.
La foto está dedicada a esos políticos municipales que van diciendo que en Barcelona hay más árboles que en el resto de Europa, y es porque cuentan esos palitroques escuchimizados y reprimidos en alcorques diminutos. Ese pie de árbol belga muestra lo que es un árbol, las dimensiones que tiene, no sólo por el clima, que también, sino también porque se les deja crecer, se les poda convenientemente y no se los acuchilla, castiga ni tala como aquí.
¡No olviden seguir firmando aquí el manifiesto para salvar los árboles de la ciudad!

23 comentarios:

frikosal dijo...

El árbol debe ser enorme, me ha parecido a primer golpe de vista la pata de un elefante fortísimo, de esos tan grandes.

Con ganas de leer tu nuevo libro !!

zbelnu dijo...

Sí, también a mí me parecían paquidermos y a veces un poco dinosaurios. Me dice J. que parece un percebe! Pero es que los árboles allí, como en Londres, parecen crecer tan a sus anchas y estirarse y contorsionarse como si bailaran, es maravilloso verlos.
Oye, he visto que mi libro ya sale anunciado en ls webs de La Central, Laie, la Casa del libro, etc. Hace ilusión verlo ahí! Ya se puede encargar...

frikosal dijo...

Acabo de comprarlo en Laie.

zbelnu dijo...

Bien!!!! Los lectores especiales como tú hacen aún más ilusión... Gracias!

...antidoto esencial dijo...

Ya de regreso de mi exilio navideño, al ponerme al día en el mundillo de los blogs, me he encontrado con la agradable sorpresa de saber que tu libro balcánico sale por fin. Creo que lo encargaré en lugar de esperar al 15.
¡Qué gran principio de año para ti!
Una abraçada, i enhorabona.

zbelnu dijo...

Gracias, Marta! Espero que no te decepcione...

el objeto a dijo...

(dejando de lado el pudor de leer mis palabras imprecisas y torpes)
me he alegrado mucho de esa fecha mágica de la presentación! el día antes de mi cumple! y recién iniciado este año del búfalo suertudo que nos va a tocar,

y qué bueno que ya esté en las webs, y leo aquí que ya está en las librerías??

bravo!

la pata de elefante/arbol me ha encantado, muy pequeño "Pomelo" que se pregunta

con la atrocidad consentida internacionalmente de estos días en Israel como dice Hanna Harendt, el pensamiento, la palabra, la elaboración mental es más necesario que nunca, y TU LIBRO NOS PERMITE PENSAR LIBREMENTE!!

zbelnu dijo...

Oh gracias, Objeto a! Tu lectura inteligente me ha ayudado tanto que ni pensé en pedir permiso para citarte, huy! Pero no son palabras imprecisas, sino llenas de contenido.
Yo a duras penas contengo mi furia por lo que está pasando, sólo ese artículo de Rafael Poch que me has mandado y que mañana linkearé aquí o en Polis me ha aliviado: al menos que alguien lo diga claramente.
Y además usaré mi espacio para invitar a todos a la manifestación del sábado en apoyo a Gaza.

zbelnu dijo...

En cuanto a tu cumpleaños, lo celebraremos!

Gise =) dijo...

Hola Bel despues de mucho estoy tratando de ponerme al dia con los blogs y visitando a V lei que tu libro ya se habia publicado, cuanto me alegro por ti!! fue un trabajo largo que hoy tiene su fruto, seguro sera muy bein recibido en la prensa y el la gente.
Hermosa la foto del arbol justo ayer un maigo publicó una foto en Facebook que tomó en Londres de unos árboles y le comenté que de eses tipo desgraciadamente en Barna quedan cada vez menos...
Hoy cuando passe por la Central encargare tu libro muero de ganas de leerlo, porque como dice V yo tambien encestico conocer esa parte de la historia de Europa tan reciente que solo conozco de oidas y poco mas...
Besotes enormes y molta merda con el LIBRO!!!!

zbelnu dijo...

Gracias, Gisela. No es fácil encontrar eco en la prensa: el espacio es muy reducido y en la mayoría de casos se ocupan de los ya reconocidos, como los premios literarios, que antes servían para descubrir escritores y ayudarles en su trayectoria, aunque sea para comprar tiempo y poder escribir, ahora sólo premian a autores mediáticos o muy consolidados (dijo Goytisolo al recibir el premio nacional que ese premio le habría ayudado mucho en su juventud, y ahora era más bien una carga). Pero siempre quedan esperanzas de que algo o alguien con espacio nos lea de otra manera...

cacho de pan dijo...

God! Tal vez Pilar Rahola, madame de Cadaqués, se abalance sobre mí pidiendo explicaciones...del tsunami, quiero decir.
La justicia poética es la última que nos queda a aquellos que poco podemos esperar de las otras posibles.
Creo que en la contabilidad de árboles deben hacer lo mismo que hacen con la contabilidad general: MENTIR como bellacos!!! Ni siquiera se preocupan porque, al plantarlos, esos palitos con hojas a los que llaman árboles les queden verticales, obligándolos a ser para siempre -si es que logran resistir a todas las agresiones habituales- un angustiado y angustiante árbol torcido.

zbelnu dijo...

Ja ja, espero que esa señora no la tome contigo, Cacho...
Totalmente de acuerdo con tu comentario sobre la justicia poética, la mentira y el tormento de nuestros pobres y reprimidos árboles.

Anónimo dijo...

Quin peu magnífic. No és un arbre, és el peu d'un elefant sortint del riu...
Manel
http://vrbanas.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Como le decía a un inmejorable amigo el otro día paseándo, y antes a V en su espacio, creo intuir que el libro estará lleno de honestidad, inteligentemente, y sólo por eso merece la pena leerlo (insisto en la bella portada, a pesar de su atenuada dureza) y palabras necesarias. Espero también que se realicen las conferencias, tan útiles en éste momento de desestabilización de todo, sobre todo de la cultura...
He visto unas interesantes también en la página del cccb sobre danza, y que dicen algo así como la danza como la apnea del cuento...
iluminaciones.

zbelnu dijo...

Gracias, Iluminaciones, espero que sí, creo que sí lo hice sinceramente, y que no pretende ser más que lo que es. Hoy alguien me decía: no es un sesudo ensayo sociológico. Pues no, no lo es, aunque a mí la sociología nunca me parece sesuda sino una manera equivocada de mirar la realidad. Oh, ya sé que las estadísticas son necesarias, pero su estudio no me interesa. Prefiero esa respiración apneica de la danza. Prefiero la magia de esa escucha psicoanalítica de Davoine en "La locura Witgenstein", prefiero otra clase de mirada y de escucha.

zbelnu dijo...

Y en cuanto a la portada, para mí es muy importante ese envoltorio. Lo he pensado muchas veces, con mis cuentos y con todo, para mí es muy importante sentir que mis textos son acogidos en un envoltorio así, receptivo, sensible y con su belleza

Anónimo dijo...

Sí, es verdad que algunos libros ya interesan desde su forma, y lo que su aspecto y portada dice de ellos. Encontré una entrevista a Davoine, y tenía aspectos interesantes, casi artísticos en su explicación de las cosas, muy aguda su otra visión.
iluminaciones.

freudiana dijo...

Me encantaría compratir con vos un cuento. Es muy breve. Desde google
escribí Diana Giussani cuentos chinos. o sino www,cuentosfreudiana.com.ar
Luego clik en cuentos y el lque lme encantaría compartir es "Hacer un buen papel".
Te darás cuenta cuánto acuerdo con lo que decís. Vivo en Argentina . está tu libro aquí? Se lo puede conseguir?
Grqacias, Diana

zbelnu dijo...

Gracias, Diana, he leído tu ingenioso cuento arbóreo y afín! Seguiré leyendo, seguiré leyendo... No sé si Alba editorial distribuye en Argentina, espero que sí, les preguntaré. En cualquier caso, siempre puedes pedir que te lo envíen a htto://xoroi.com (la librería psicoanalítica cercana a mi casa, "el librero de la calle Berlinès" como yo le llamo en este blog) o a www.lacentral.com o casa del libro, etc... Yo contenta de que quieras leerme!

zbelnu dijo...

Me alegra que le encontraras algo a Davoine, Iluminaciones. Y sí, esa belleza de los libros que los franceses conocen tan bien...

Gise =) dijo...

NO soy de la prensa ni puedo darte mucha publicidad pero yo leere tu libro y podre darle mi humile punto de vista y recomendarlo a la gente que conozco y todavia le gusta disfrutar de la literatura que no es comercial, ni que llena grandes pilas en las "librerias" de los centros comerciales...
Sabes hoy le dije a una amiga, que es peor que yo para los nombres,que se publicaría tu libro de los balcanes y me dijo " ah si la que escribió el libro y que salvó al árbol??? asique ya ves otra que comprará el libro...
Fuiste a la marcha hoy??
Besitos!!!

zbelnu dijo...

Gracias, Gisela! Escribimos para tener lectores! Sí, fui a la marcha y casi muero, cuatro horas o más con esa humedad y mi pobre brazo... pero me gustó ver que había tanta gente y encontrar a algunos amigos!