martes, 30 de diciembre de 2008

¡Mi libro balcánico ya existe!

Ha llegado a mi casa en el mismo momento en que salía fugazmente el sol, como una promesa de cambio. Ha quedado precioso, o eso me parece a mí. Estoy feliz de que no tenga tapas duras, confieso que no me atrevía a preguntar a los editores. Y es que yo quería darle justamente la ligereza que ahora tiene, por sus trescientas y pico páginas. El grafista de Alba (P. Moll) ha hecho su trabajo a conciencia, e inteligentemente. Volveré a sacarlo aquí cuando salga en la web de Alba, mejor fotografiado. Cuando llegue a las librerías, el 15 de enero aproximadamente. Ahora sólo quería mostrar aquí mi celebración porque ha culminado el esfuerzo de mucho tiempo, pero vivido como una aventura de búsqueda e interrogación, con toda mi pasión balcánica convertida en un objeto libro, para que otros lo lean. Mi impaciencia para que llegue a los lectores es grande. Ojalá alguien en los medios quiera darle el espacio que necesita para llegar a ellos. En cualquier caso, yo procuraré apoyarlo desde aquí.
Copio aquí un extracto del texto de presentación del libro, para dar una idea:
Isabel Núñez, Si un árbol cae. Conversaciones en torno a la guerra de los Balcanes La autora viajó a Sarajevo, Ljubljana, Zagreb, Belgrado y Pristina, las principales ciudades de la antigua Yugoslavia para hablar con escritores de ficción, poesía o ensayos literarios sobre la guerra, intentando comprender lo que ocurrió y cuáles fueron las razones del único conflicto militar en Europa en la segunda mitad del siglo XX. Por primera vez, un libro da la palabra a escritores para explicar una guerra donde los escritores fueron protagonistas (muchos de los principales actores de la guerra se definían como escritores, poetas, historiadores o intelectuales: Slobodan Milošević, Mira Marković, Radovan Karadžić, Franjo Tudjman, Miroslav Toholj, Ivan Aralica y muchos otros). Es un libro de viajes, pero también de crítica literaria, y conversaciones: Los entrevistados parecen hablar entre sí en esas páginas y en su animada discusión empezamos a comprender cómo es posible organizar una guerra en nuestro mundo. Escritores de tres generaciones componen el paisaje del fin de la era de Tito, con su particular especie de comunismo soft y la fraternidad multicultural que se destruyó con un fiero y sangriento nacionalismo. Vemos cómo algunos intelectuales y políticos, para mantenerse en el poder tras la caída del Muro y del comunismo, se convirtieron en nacionalistas excluyentes y manipularon el difícil legado de la II Guerra Mundial en Yugoslavia, con sus duras historias familiares y las heridas de cada grupo étnico.. Nos interrogamos con ellos sobre la parálisis de Occidente y su responsabilidad en ese conflicto... Y surgen algunos de los hechos que contradicen la visión oficial de las guerras balcánicas, y los estereotipos. Casi nos parece andar por esas ciudades desconocidas, con su combinación de mezquitas turcas, iglesias ortodoxas y católicas, edificios austro-húngaros y urbanismo de estilo soviético, con bosques frondosos y pastelería de tradición vienesa, y el drama que aún humea en los lugares destruidos.
Y al mismo tiempo nos llegan los efluvios de la mejor literatura eslava contemporánea, con su humor negro, su acerada ironía, su mezcla cultural, la visión Östeuropea del siglo XX. Porque la ficción y la poesía pueden ser una fuente de conocimiento para entender cosas que no encontramos en los libros de historia o en la prensa. Entrevistas con: Andrej Blatnik, Grozdana Čvitan, Aleš Debeljak, Slavenka Drakulić, Ferida Duraković, Zoran Ferić, Tatjana Gromača, Aleksandar Hemon, Nerimane Kamberi, Ozren Kebo, Migjen Kelmendi, Igor Lasić, Shzelken Maliqi, Igor Marojević, Jadranka Pintarić, Nenad Popović, Roman Simić, Simona Škrabec, Svetlana Slapsak, Igor Stiks, Flaka Surroi, Vladimir Tasić, Jasmina Tesanović, Miroslav Toholj, Dubravka Ugrešić, Dusan Velicković, Nenad Velicković, Marko Vesović, Vule Zurić.
Tengo que decir que ayer recibí la copia del programa de Sánchez Dragó en el que participé, Las noches blancas, para promover la antología de Funambulista editada por José Ovejero. Aún no me he repuesto del shock. Me alegro de que no se haya emitido aún (espero que será útil para mi libro balcánico y para La plaza del azufaifo) y no pienso avisar a nadie de la fecha de emisión. Y no hablo del contenido, que me pareció interesante, aunque estaba demasiado horrorizada por lo que veía para apreciarlo. Verme en esas imágenes fue terrible. Sólo logré encontrar parecido con aquel monstruo de Star Wars que no tenía contornos ni separación entre cara, cuello y tronco. Humpty Dumpty era una belleza estilizada comparado con lo que vi. Fue espantoso y no sé cómo logré que no se filtrase en mis pesadillas. Creo que, si vuelvo a la televisión, será con burka. Por suerte, yo no me veo así; creo que los espejos son más clementes que ese invento demoníaco del vídeo y la imagen digital. En cambio, dos de los autores se veían impecables. Y es que este formato no perdona la falta de angularidad o de arquitectura, o de aristas en una cara. No pude verlo entero; de haberlo visto, habría pedido hora a Pitanguy. Y es que tal vez ha llegado el momento de ser sólo una voz y mirarme sólo en los espejos más hospitalarios, o en las miradas de algunos.
Por cierto, en cuanto a los árboles, vayan al blog de Manel Armengol. Allí también se puede firmar el manifiesto arbóreo, además de contemplar imágenes de los árboles que nuestros políticos municipales y sus arquitectos pretenden arrebatarnos. Y mucha gente significativa sigue firmando aquí: creo que esto debería hacer reflexionar a nuestros políticos municipales, que se han alejado tanto de la opinión de la ciudad, con esa arrogancia típica en este país de quien lleva tiempo en el poder y cree que el electorado es incondicional.

24 comentarios:

J. dijo...

Enhorabuena por el libro. Espero impaciente su publicación. Le haré un huevo en mi biblioteca. Seguro.

Francis Black dijo...

Felicidades por el libro , la portada es bonita , yo tambien prefiero que las tapas no sean duras . El 15 de Enero ok estaremos atentos .

zbelnu dijo...

Gracias, Francis! Hace ilusión que alguien lo espere...

zbelnu dijo...

Gracias, Jorge! Mi libro se sentirá acogido en tu biblioteca, seguro!

Alma Larroca dijo...

Enhorabuena por este nuevo libro, pinta muy interesante...
y qué bien que lo hayas recibido justo para despedir el año!

zbelnu dijo...

Gracias, Alma! ¿Sabes que no se me había ocurrido? Pues es verdad, despedir el año con mi libro balcánico parece un buen indicio contra los agoreros... Ojalá pueda llegar e interesar a muchos lectores!

el objeto a dijo...

Qué bonita la portada!! FELICIDADES!! por este nuevo e importantísimo libro! Me gusta mucho eso que dice el texto de presentación sobre una conversación animada y cruzada entre los escritores que intenta darnos las claves para comprender cómo se puede organizar una guerra en nuestro mundo. Me parece esencial esa comprensión frontal pero también transversal de nuestra realidad, esa capacidad de interrogarnos...
sino parece que quedamos aislados y alienados, indiferentes e insensibles ante lo que ocurre. Cada vez más informados y menos capaces de descifrar nuestro mundo

Como dice Alma qué bueno que llegue hoy, y te permita entrar el nuevo año con tan renovadas ilusiones!

y bravo por las tapas blandas!
TENEMOS MUCHAS GANAS DE LEEEEEEEERLO

Anónimo dijo...

Muchas felicidades. Y maravillosa portada.
iluminaciones.

zbelnu dijo...

Gracias a ti por tu comentario tan sesudo! Tengo tanta impaciencia por que el libro llegue a todas partes! Me gustaría repartirlo a mí con una camioneta! Que todo el mundo tuviera el suyo, ja ja!
Sí, ese es un libro de voces que hablan y se discuten, como yo no sabía nada previamente lo hice así, a cada uno le conté lo que decían otros y así les hice hablar! Qué fácil surgió! Y así, sin pensarlo, evité que mis esquemas previos o prejuicios se impusieran a sus respuestas. Y lo pasé tan bien recorriendo todo eso y explorando, aun pasándolo mal (montañas rusas), que creo que se tiene que notar esa pasión... espero! Ya me diréis vosotros si me leéis, sin sentiros obligados!

zbelnu dijo...

Gracias, Iluminaciones, es una alegría que a ti precisamente te guste!

frikosal dijo...

Me parece una noticia estupenda!

Anónimo dijo...

Desde luego el libro ya ha servido para los que han hablado en él, y se han visto reflejados por el interés en su problema, algo a la manera psicoanalísta y de corrección, y el esfuerzo conpensado, en principio. Y el título es muy significativo y de varias lecturas, es verdad. Además de mostrar en la portada en forma de maqueta, que el mundo se subdivide en parcelas cada vez más concretas, y que algo así como el efecto mariposa, tan llevado y traído, está vigente.
iluminaciones.

zbelnu dijo...

Gracias, Friks, lo celebraremos, espero...
Iluminaciones, gracias por tu explicación tan sutil, me gusta mucho lo que dices de la portada, se lo transmitiré al diseñador...

Ephemeralthing dijo...

Me sumo al subidón colectivo: ¡enhorabuena por la edición!. Para empezar la imagen de la portada es muy bella y, lo mejor, llena de significado. Mi felicitación para P. Moll.
Suscribo el comentario de "objeto" porque explica más que de sobras mi motivación para desear la lectura del libro: " .... sino parece que quedamos aislados y alienados, indiferentes e insensibles ante lo que ocurre. Cada vez más informados y menos capaces de descifrar nuestro mundo".
Gracias por tu trabajo!

ed dijo...

enhorabuena! (era hora de este libro).

la foto de portada es muy buena, además.

zbelnu dijo...

Gracias, Ed, Eph, otra vez wise cousin V, todos. Me alegro de que os guste la portada y espero de verdad no defraudar vuestras expectativas en ese libro, para mí tan especial. Ya lo dije aquí: mientras lo corregía lo disfrutaba como si fuese el libro de otro (por las voces de los otros, que lo habitan) y también porque me recordaba a esa aventura extraña mía de funambulista en la que aprendí a sentirme realmente libre y osada, a pesar de mis múltiples miedos, hándicaps y limitaciones o quizás rpecisamente por ellos. Yo tengo la sensación de que el resultado contiene toda esa efervescencia, como un cóctel sutil a nuestras medidas, pero quién sabe lo que leeréis, lo que leerán. Y que nadie se sienta obligado! Que cada cual siga sólo su deseo para leer...

civisliberum dijo...

Felicidades por el libro, ya le tengo sitio en casa. Al contrario que a ti, a mi me gustan más con las tapas duras, como las del Azufaifo, me parecen como más permanentes y resistentes en el tiempo.

zbelnu dijo...

Gracias, Civislib!!! Hace ilusión tanta hospitalidad para mi libro... Y cuánta impaciencia, cómo me gustaría repartirlo yo misma conduciendo una camioneta, en otra vida...

cacho de pan dijo...

Congratulaciones, Isabel.
Qué mejor manera de acabar un año y empezar otro.
Sobre todo para los que entendemos que los calendarios son inventos burocráticos que intentan distraernos de la continuidad del tiempo, siempre suelto, a su aire.

zbelnu dijo...

Gracias, Cacho! Siempre nos queda el año serbio, el año chino, el cumpleaños, cualquier cosa...

martín gómez dijo...

¡Isabel, muchas felicitaciones!

Con esta noticia el año empieza más que bien. Que bonito ver cómo los proyectos de los que vas oyendo hablar durante tanto tiempo y que cuestan tantos trabajos se van materializando.

Un abrazo y los mejores deseos para 2009.
Martín.

zbelnu dijo...

Gracias, Martín! Cuando han costado tanto tiempo, aún hacen más ilusión. Para mí, este libro balcánico es como un hijo favorito en cierta manera; aunque escribir ficción me produce una satisfacción más grande, pero aquí hubo viaje, exploración, miedos, tenacidad, abandonos, búsquedas y mucha interrogación... Pronto se distribuirá y llegará a todas partes.

nomesploraria dijo...

Ara mateix el vaig a comprar!
Felicitats Isabel!

zbelnu dijo...

Gràcies, Nmp! Però espera't al 15, que el repartiran per les llibreries... o encarrega'l, que això impressiona els llibreters!