miércoles, 10 de diciembre de 2008

Reacciones en El País

Foto: I.N., Diagonal, 2008
Parece que este humilde y espontáneo manifiesto con algunas firmas de personajes con resonancia en la ciudad empieza a tener repercusiones. Desde aquí, una vez más, GRACIAS a todos los que han firmado. Yo me alegro, porque me parece imposible que los barceloneses prefieran seguir dejando que los alcaldes les destruyan la ciudad, siguiendo la más vil tradición porciolista. La negativa del Col·legi d'Arquitectes a pronunciarse les incrimina, a mi modo de ver. En cuanto a los argumentos de la antiverde Mayol o la idea antisostenible del líder del PP (que se replanten, como si los árboles fueran sillas, como si cortar casi un millar de árboles y sustituirlos por otros no fuese nada), se contestan solos. A mí no me parece precipitado pronunciarse (la plaça Joaquim Folguera va a ser destruida en unas semanas, ya está aprobada y decidida la tala de los 33 almeces, nos usurpan la única frondosidad y quietud que teníamos en medio de esta gran cantera ruidosa y contaminada en la que han convertido Sant Gervasi, con el entusiasmo talador de la regidora y del distrito, que consideran un logro la tala y reforma espantosa de Vil·la Florida (ayer alguien me decía que ese antiguo jardín frondoso parece ahora "un pollo desplumado y escuálido"). El presidente de la FAV considera prematuro considerar que se talarán árboles. Y es que ellos han aprobado esa reforma de la Diagonal incondicionalmente, no sabemos si por ignorancia, mentalidad pro-cemento o a cambio de qué. No han aprendido la lección de la desoladora Plaça Lesseps, cuya belleza y armonía no comprendemos los ciudadanos ignorantes, según la visión del arrogante arquitecto que la ha perpetrado. Ayer pasé por allí y es de echarse a llorar. El único oasis verde de la porcioliana Travessera de Dalt está amenazado y condenado por nuestro magnífico ayuntamiento de Hereuville (con sus pancartas traducidas al alemán para los turistas). En diez años o un poco más habrá verde, promete el arquitecto. Sólo en la parte baja de la plaza, naturalmente, porque no han dejado metros de tierra donde quepan las raíces de ningún árbol. La lección de Joaquim Folguera tampoco les serviría. ¿Pero esa gente no sale nunca del país? ¿No ven la diferencia del trato a los árboles en París, Berlín o Londres? ¿No saben que ninguna obra atenta contra ellos en esas ciudades? Al menos un diario ha querido hacerse eco del malestar de muchos, ya que en otros, que sí apoyaron la defensa del azufaifo, nos han dicho que el tema infraestructuras era "intocable". (Y ya sé que estos dos posts son más propios de polis que de aquí, y los trasladaré...)
La oposición se suma al manifiesto para salvar los árboles de la Diagonal
ICV defiende que se minimice el impacto y Urbanismo pide que se aplace el debate B. CIA / F. ARROYO - Barcelona – El País - 10/12/2008 El movimiento a favor de que el tranvía sobre la Diagonal no comporte la tala de los árboles existentes recibió ayer el espaldarazo de todos los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de Barcelona, salvo el socialista. En opinión de Ramon García-Bragado, responsable del Urbanismo barcelonés, se trata de un debate precipitado, ya que apenas se ha iniciado la discusión con vecinos y grupos políticos. Los primeros proyectos estarán listos, sostuvo un portavoz de Urbanismo, a principios de verano y entonces se verá qué se propone, aunque "se buscará el acuerdo máximo en todos los ámbitos, incluida la salvación de los árboles". CiU, el PP y ERC están claramente contra la tala, aunque aceptarían que hubiera que trasplantar algún árbol. La teniente de alcalde de ICV, Imma Mayol, defendió la conveniencia de "minimizar" el impacto de la obra, pero recordó que lo importante es "el efecto global". La reforma de la Diagonal, dijo Mayol, busca "la mejora ambiental en la ciudad a través de más transporte público y menos privado, menos ruido y menos emisión de gases tóxicos". El Departamento de Política Territorial y la Autoridad del Transporte Metropolitano, responsables últimos de la obra, coincidieron en señalar que la urbanización de la avenida es "responsabilidad municipal", para añadir que es "muy pronto" para saber cómo quedará la Diagonal. "En cualquier caso", precisaron ambos portavoces, "la relación entre los técnicos de la ATM, responsables de la ejecución de la obra, y los del Ayuntamiento, que prescriben cómo debe ser el urbanismo, es "muy buena", por lo que no habrá discusiones entre ambos. De "condición inamovible" calificó Jordi Portabella (ERC) el hecho de que la reforma de la Diagonal no suponga perder la actual cobertura vegetal de la avenida. Y añadió otra cautela: que los jardines del centro de la plaza de Francesc Macià se mantengan intactos. El dirigente republicano considera, además, que debe ser la ciudadanía la que elija entre varias opciones en la consulta ciudadana que el bipartito se comprometió a realizar. Xavier Trias, presidente del grupo municipal de CiU, cree que "una vez más" el problema es que el alcalde lanza una idea que no tiene madurada. "Lo que no se puede hacer es no definir el modelo y dejar esa misión a los técnicos. Las prioridades corresponde fijarlas a los políticos, no a los técnicos", apuntó. Trias cree que la reforma de la Diagonal no puede representar "nunca" la pérdida de los árboles. "Vamos, si hacen una cosa así, me hacen alcalde", ironizó. Alberto Fernández Díaz, presidente del PP, entiende que si se toca un árbol por la reforma de la avenida, "hay que replantarlo, el mismo o la especie que se decida". Jordi Giró, representante de la Federación de Vecinos de Barcelona (FAVB) en una de las comisiones abiertas por la reforma de la Diagonal, considera que es "prematuro" dar por sentado que se talarán árboles. "El proceso acaba de empezar y hay muchos meses por delante para presentar y estudiar las posibilidades", concretó. El que no quiso pronunciarse a preguntas de este periódico sobre la que será una de las reformas más importantes de la ciudad en los próximos años fue el Colegio de Arquitectos. Mi artículo de La Vanguardia Cultura/s de hoy aquí (sobre Natalia Carrero)
Pueden seguir firmando el manifiesto aquí, siempre que pongan nombre y apellido (profesión mejor, aunque no sea obligado), y sin hacer caso de esa petición ajena de dinero de la web.`
En la web de Millán también se puede firmar.

13 comentarios:

nomesploraria dijo...

imbècils, imbècils, paletos i ignorants. Son tan ases que viatgen però no els serveix de res.

ephemeralthing dijo...

Excelente crónica la del Sr. Arroyo, aunque hay que conocer a los "personajes" para valorar sus afirmaciones. En el caso de la Sra. Mayol ésta es desternillante y sería deseable que incluso antes de las próximas elecciones municipales desapareciese de la vida pública porque no creo se pueda imaginar a alguien tan impresentable como ella. Además parece que se ha olvidado de que esa era su intención tras las últimas elecciones, o eso declaró a los media. Durante años ha sido la responsable de áreas en las que se han cometido las mayores salvajadas en esta ciudad y es el máximo exponente de la absoluta superficialidad e ignorancia en cualquier debate o iniciativa por crear una cultura del conservacionismo. No tengo ni idea de en qué planeta vive, pero desde luego en este no.
La afirmación del Sr. Fdez. Díaz simplemente pone los pelos de punta y no estoy de acuerdo con la consideración del Sr. Giró de que "es prematuro" dar por sentado que se talarán los árboles. Vistas las "actuaciones" en los últimos diez años, al contrario, creo es urgente crear en el ánimo ciudadano una nostalgia por lo perdido y un fuerte deseo y gusto por conservar lo que se mantiene todavía, cosa que podría no ser tan difícil pues intuyo que muchos barceloneses son más "vanguardistas" que esos "estilistas" que usan formas y conceptos en uso desde hace ya casi veinte años, si no más.

zbelnu dijo...

gràcies, Nmp... tens tota la raó.

...antidoto esencial dijo...

Me'n alegro que la teva iniciativa doni els seus fruits, per petits que siguin.
Marta

zbelnu dijo...

Potser és que jo em conformo amb molt poc, Marta, però per mi, aconseguir que un manifest escrit per mi sigui firmat per alguna gent que juga un paper cultural a la ciutat, que ocupi una plana del País Catalunya (fa deu anys una plana així valia un milió de ptes, ara ja no sé quan val) i que l'endemà els partits reaccionin a aquest manifest em sembla molt. I també em sembla important, com amb el ginjoler, que molta gent utilitzi aquest exemple per decidir-se a parlar, a protestar, a resistir... tot això per mi no són canvis petits. Però és clar, potser és que jo em conformo amb poca cosa!

...antidoto esencial dijo...

Tensa raó, son passes de gegant. Qüestió de nomenclatura, per dir-ho així, que no deixa d'impressionar-me. Pensava en passos petits, per que el gran seria aconseguir evitar l'arboricidi i acabar conscienciant de debò la gent de Barcelona, polítics inclosos (que de vegades em fan pensar que no son "gent"). I ho estàs aconseguint, pràcticament amb la única força de la teva empenta. Que els meus modestos ànims et permetin seguir endavant.

zbelnu dijo...

Jo crec que l'arboricidi de la Diagonal encara es podrà evitar. Però el de la plaça Joaquim Folguera està molt difícil. No puc jo sola ni els que firmen el manifest canviar la burràmia ni la tendència arboricida d'aquest país, que ja va veure Stendhal i ho va descriure a les Cròniques italianes. Hi ha molta gent que encara prefereix tenir un parking a 100 metres de casa que conservar un ginjoler bicentenari amb ombra, fruites, ocells i etc. Si fins i tot un llibreter del barri diu que val més no tenir jardins perqupe surten cars i la gent els embruta! L'índex de burràmia és massa alt, no ens enganyem, si no no tirarien totes les escombraries al ginjoler en lloc de tirarl-les al contenidor del davant, no creus? Aquestes passes de gegant em semblen a mi impossibles. Ara, si aconseguíssim que la gent que no hi està d'acord comenci a queixar-se i a ser activa, ja seria molt. O posar obstacles als del formigó, que financien els nostres polítics. O que baixin els votants dels que es diuen d'esquerres i fan política de dreta...

zbelnu dijo...

Ah i jo em considero una formiga, que quedi clar... el que passa és que de vegades, les formigues fan pessigolles als elefants...

tigridia dijo...

Hi tan que poden ser poderoses les pessigolles! A mi em sembla molt important conseguir una reacció tan inmediata per part de la oposició. Encara que no son de fiar i s'haurá de seguir fent pessigolles.
Et felicito.

zbelnu dijo...

Gràcies, Tigrídia! Tota la raó, no són de fiar i només es mouen quan les coses surten a la premsa! I com que en aquest país no tenim institucions independents, i Parcs i Jardins és només el braç talador d'arbres, només ens queda la premsa

Mais il faut travailler dijo...

Hola. Les façanes de l'eixample estan catalogades, com si fossin un decorat, però els arbres del davant no. Avui se m'ha caigut l'ànima als peus quan he passat per davant del carrer Consell de Cent núm 265 (entre Aribau i Muntaner) i he vist el que han fet a l'arbre per conservar una façana. De fet, en aquest parc temàtic que és Barcelona es conserva el decorat i es tira a terra tot el que hi ha darrera i davant. La visió del tronc del plàtan, escapçat a un metre de la vorera, entre dos daus enormes de formigó armat i sota l'estructura d'acer és patètica i resum l'estat de la mala fe regnant, perquè això no és ineptitut, és mala fe.

Salut!

zbelnu dijo...

Sí, contra els arbres, a més d'ignorància, en aquest país hi ha mala fe. La tendènci arboricida és tradició i va a més, ara a l'era del formigó. Però també passa quan conserven façanes i destrueixen motllures, artesonats, escales, sostres i terres a dins les cases... Tot superfície

zbelnu dijo...

Eph, ya ves que estamos de acuerdo, tú dices más o menos lo que yo he dicho en la entrada