lunes, 21 de mayo de 2007

En la Capella del MACBA

Esta tarde tenía una pequeña reunión en el MACBA y mi interlocutora nos ha recomendado que al salir, pasáramos por la Capella, donde hay una instalación de los artistas Janet Cardiff y Georges Bures Miller, The Forty Part Motet, una pieza coral del siglo XVI, Spem in Allium de Thomas Tallis (1575) cantada por 40 voces, cada una de las cuales tiene salida por un altavoz independiente. El efecto es maravilloso. Al menos para mí, sedienta de conciertos de música religiosa y celestial. Y en ese setting perfecto. Yo he sentido efectivamente cierta reparación, como si algunos fragmentos míos se consolidaran escuchando esas voces y mirando la bóveda de la capilla: cierta respiración feliz, unos minutos de auténtica epifanía. Sólo quedan unos días.

12 comentarios:

mr.ed dijo...

suena interesante esto

impromptu de ohio dijo...

Los recursos utilizados por los artistas últimamente son el menos es más, pero, aun resultando espectacular la audición de esta maravillosa música, el esfuerzo se deja a un lado. No el virtuosismo. Esta transposición artística de resultado efectivo y emocionante deja en evidencia la probreza de ideas presente en parte del arte actual, el mimetismo. Y el poder de invención.
Klee sí sabía de lo que hablaba...cuando hablaba de música.
Disculpa esta pesada crítica..

zbelnu dijo...

No, no, lo comprendo, Impromptu. Yo soy ante todo subjetiva. Para mí ha sido una suerte estar allí. Comprendo lo que dices, tal vez esperamos cosas distintas, yo mucho más pequeñas quizás, quién sabe...
Ya ves, Ed, one never knows.

Anónimo dijo...

Quería añadir, no sólo soy completamente subjetiva, sino sobre todo, "intrusa" (incluso en mi propio blog?): en el arte contemporáneo, donde sólo conozco por azar y por trabajo, en la crítica literaria, por mi formación caótica y caprichosa, en la traducción, puesto que entré por casualidad, en la escritura, porque he escrito poco que quiera salvar... Bel

gossa d´or dijo...

corro hacia allí con pies alados (y sin tacones altos, para ir más rápido): si me gusta gozaré como isa, si no me gusta lo haré como impromptu...

impromptu de ohio dijo...

Yo también he disfrutado como tú con exposiciones algo intangibles, recuerdo una sala aislada por fieltro, donde sólo había un piano cerrado silencioso y un termómetro, de Joseph Beuys. Pienso que el arte si no se subjetiva, no sería gran cosa, es cierto...
coincidimos en cuanto a lo de caótico...

la muniequera dijo...

cuántos posts, cuántos links, me voy a leer(te)...

zbelnu dijo...

Joseph Beuys! Palabras mayores. En el Hamburgerbanhof de Berlín vi piezas suyas maravillosas, que me conmovieron con un puro aliento. Él abrió tantos caminos...

Anónimo dijo...

Yo también voy pallá, Muniequera... Bel

Anónimo dijo...

Me encanta lo de Gossa d'Or...

Zeta dijo...

Spem in Alium.

Magnifico, realmente magnifico el efecto conseguido. Acaba el 6 de junio.

Al que le guste le recomiendo vea Leolo, usan esta composición en la película.

zbelnu dijo...

Es curioso, Zeta, esa película ya me la recomendaron´hace siglos, alguien de quien me fiaba y dejé de ver, y aún no logré verla o si la vi, la olvidé...