lunes, 13 de octubre de 2008

A veces, un espíritu energético se abre paso...

Rembrandt, paisaje.
Y atraviesa la grisaille celeste. Leo sin querer el fragmento del poema de Pavese que aparece en la portada de Lavorare stanca, no sé qué hace en ese poema que lo que podría ser fatal (cursi o convencional o demasiado clásico) se seque y se someta a la inteligencia o al nervio del poeta. A lo mejor es mi forma de leerlo, quedándome prendida de algunas imágenes, algunas palabras o cosas que me obsesionan, como los muros de piedra seca y la luz, o la idea de respirar la hierba, el tacto del pelo, la fruta, o la palabra sussulto (sobresalto), sussulto del sangue. Se llama "Estate", verano.
C'è un giardino chiaro, fra mura basse
di erba secca e di luce, che cuoce adagio
la sua terra. È una luce che sa di mare.
Tu respiri quell'erba. Tocchi i capelli
e ne scuoti il ricordo.
Ho veduto cadere
molti frutti, dolci, su un'erba che so,
con un tonfo. Cosí trasalisci tu pure
al sussulto del sangue. Tu muovi il capo
come intorno accadesse un prodigio d'aria
e il prodigio sei tu. C'è un sapore uguale
nei tuoi occhi e nel caldo ricordo.
Ascolti.
La parole che ascolti ti toccano appena.
Hai nel viso calmo un pensiero chiaro
che ti finge alle spalle la luce del mare.
Hai nel viso un silenzio che preme il cuore
con un tonfo, e ne stilla una pena antica
come il succo dei frutti caduti allora.
Alguien me ha pedido que contactara con Enric Casassas y como no lo encontraba (yo tengo que hacer las cosas al momento, sino me olvido; eso desconcierta a algunos: si no contesto a los mensajes cuando los leo, se me pierden; si no aprovecho los impulsos iniciales con personas y cosas, abandono sin darme cuenta, me engulle el burbujeo constante del mundo y de mi pensamiento o el sussulto del sangue), he mirado en Internet para ver si veía dónde estaba. Pero en vez de ver ningún bolo del momento, he encontrado esta pequeña entrevista en you tube. Me encanta cómo dice el primer poema y cómo dice (con fuerza) la última estrofa y que rime policia con gelosia. Es algo así como

Cadenes, tot el que neix
cadenes, la policia
Cadenes, tu mateix
Per la puta gelosia.
Pero yo no tengo tiempo ni derecho a escribir aquí. Me esperan las galeradas de mi libro balcánico y la última lectura del libro de Miñarro y Morandi sobre el trauma psíquico de la guerra civil y la dictadura en este pobre país, y reseñar un libro de Daniel Handler que he acabado y... mis cuentos, que empiezan a rebelarse y a levantarse como muertos desenterrados, aunque risueños o hilarantes, pero exigiendo ser escritos. Me convierto una vez más en el white rabbit de la carrolliana Alicia, Oh dear! Oh dear! I shall be too late!... y "Oh my ears and whiskers, how late it's getting!"
Se me olvidaba. Misteriosamente, los artículos de Vila-Matas (aunque yo no esté entre sus blogs) los domingos, ese nuevo Dietario voluble escapado del primer libro, me producen un efecto tranquilizador. Creo que la idea que subyace es que, si alguien que sí se preocupa porque corten los árboles de la Diagonal (perdonen pero hoy un joven arquitecto me ha removido el higadillo con la falacia de que en Bcn hay más árboles. ¡Cómo se deja engañar tanta gente por una frase, con los ojos vendados! ¡Qué listo fue Porcioles con su invención de cómputo falso, que siguen usando sus sucesores municipales!), sigue sumergiéndose en lo literario y en lecturas y pensamientos, no todo está perdido.
Seguiré más tarde. Me he acordado de que un profesor de latín que tuve en Unitec, que era maravilloso (¡¡¡por desgracia he olvidado su nombre!!! si alguien supiera) empezaba siempre la clase con un poema o una frase filosófica porque, decía, eso ayudaba a la concentración y a la reflexión necesarias para traducir. Y tenía razón... Pero yo sigo sin saber por qué estoy contenta de pronto, sin que haya cambiado apenas nada...
Retiro lo dicho. ¡Han vuelto las obras a este edificio! Esta vez con permiso municipal. El fragor nos tiene de nuevo envilecidos. Alguien se ha propuesto expulsarnos de aquí. Mañana emigraré, a trabajar por ahí, ordenador en mano...
Para ver la denuncia de las basuras que rodean al azufaifo en LOCALIA TV, pinchad aquí

26 comentarios:

frikosal dijo...

Dos cositas solamente en una tarde atareada para mi:

-"yo tengo que hacer las cosas al momento, sino me olvido; eso desconcierta a algunos: si no contesto a los mensajes cuando los leo, se me pierden; si no aprovecho los impulsos iniciales con personas y cosas, abandono sin darme cuenta, me engulle el burbujeo constante del mundo.. " ¡ Conozco esos síntomas ! Lo del burbujeo no se me hubiera ocurrido, pero el problema es el mismo, ese correo que se escurre hacia abajo y al final se pierde, etc.

-"Borra el humo de tu frente" ya no existe pero sigue el enlace. La lista de enlaces de Vila-Matas no está puesta al día, como en tantas otras webs ?

-Casassas creo estaba en algo del centenario de Rodoreda.

Bueno, fueron tres cosas. Pero no puede leer el poema, sin contar que ahora que me doy cuenta no se italiano, que despistado soy.

Un saludo.

zbelnu dijo...

Me alegro. Pero a mí me pasa con todo en la vida, no sólo con los emails...
Qué significa lo de borra el humo...? Es una web, un blog? Qué me quieres decir?

zbelnu dijo...

Ah, quieres decir que tiene un listado viejo... no actualizado

Francis Black dijo...

Bueno si que existo , Casassas suele estar en el bar Heliogabal de gracia .

Francis Black dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
zbelnu dijo...

Gracias, pero prefiero el viejo medio del teléfono...

frikosal dijo...

Si, perdona, no se entiende lo que dije. Es exactamente eso, no está actualizada la lista de blogs, por lo menos en parte.

Era solamente un comentario, el otro día la estuve mirando.

Ephemeralthing dijo...

Me encanta el enlace de "yo no esté", esa lágrima en el personaje de Lichtenstein.

Acabo de regresar del trabajo y hoy me he encontrado otra vez con esa continua fobia reiterativa y casi compulsiva, el no poder convivir con el mundo vegetal. Casi que me parece inútil y aburrido el recordarlo.
Cuando enfilo la calle en la que está el edificio del Instituto donde trabajo lo primero que me encuentro son los muros de un edificio oficial que depende de la administración central. Al regresar este septiembre colgaba de él una enredadera del tipo de hoja caduca des esas que cuando llegan ya estos días del año empieza a anaranjarse para acabar de un rojo exultante antes de caersele todas las hojas. Asomaban además por el muro dos cipreses, esos árboles de verde denso y completamente opaco.
Pues bien, esta mañana al llegar había un mamotreto mecánico que ocupaba toda la calle, tecnología punta, que han usado los operarios para hacer desaparecer todo vestigio de naturaleza, cortando por lo sano enredadera y cipreses.
Lo dicho, ¡qué aburrimiento!.

Voy a ver si localizo el artículo de Vila-Matas.

nomesploraria dijo...

il prodigio sei tu, cara.

zbelnu dijo...

Gràcies, Nmp!!!!!!!!!!
Eph, lo entiendo tan bien... Ese espíritu arboricida de aquí. Esa gente que dice que da igual que quiten los árboles d ela diagonal, que ya plantarán otros... como si el tiempo no existiera, como si los árboles crecieran igual en una ciudad contaminada, como si treinta o cuarenta años de crecimiento no les merecieran respeto alguno, ni el aire ni el oxígeno, nada...

zbelnu dijo...

Me pregunto qué iba a decir el autor que borró su comentario. Iré a visitarlo

zbelnu dijo...

No, Friks, lo he entendido a la segunda, a veces me encallo...

zbelnu dijo...

Ya visité el blog borra el humo, http://borraelhumodetufrente.blogspot.com/
parece un lugar hospitalario

Ephemeralthing dijo...

Gracias por el enlace al reportaje de Localia.

He estado buscando el articulo de Vila-Matas en el que comenta el proyecto de reforma de la Diagonal, pero no lo encuentro. ¿Cuál es su título?, ¿Fue en El País donde se publicó?.
Gracias otra vez.

Tal cual, Isabel, algo que tenía gracia y era agradable en mi recorrido cotidiano, me lo han "robado". Para poder "ver" las estaciones uno tiene que salir de Barcelona, aquí uno no puede disfrutar de los escenarios distintos que crean.

zbelnu dijo...

Sí, es lo que dijo Manuel Delgado en la presentación de mi libro, cómo nos roban la ciudad a trozos y sustituyen lo que quitan por la nada! Las estaciones son una pasión mía y en tu Berlín se disfrutan y respetan!!!! Y esa librería y mercadillos bajo el tren, cerca de savigny platz... Nunca olvidaré mi horror y aprensión al día en que paré en sarrià al volver de la facu y me encontré aquel engendro nauseabundo cubierto y verde en lugar de mi estación preciosa al aire libre, y cómo estos de ahora siguen la línea de porcioles, destruyendo e imponiendo fealdad y mediocridad superficial...
El artículo era dominical, dietario voluble, pero no sé la fecha, hará dos o tres domingos

zbelnu dijo...

Éste es el artículo, Eph:
http://www.elpais.com/articulo/cataluna/asiento/trasero/elpepiespcat/20081005elpcat_7/Tes

Ephemeralthing dijo...

Gracias Isabel, leído el artículo, pero veo que más que nada es sobre un libro de Mark Strand, a su vez sobre Edward Hopper. Pero es la excusa para manifestar su espanto por la "Barcelona imbécil" que incluiría proyectos como los que contestan tu manifiesto y sugerir la lectura de "La dictadura de la incompetència" de Xavier Roig, que igualmente recomendaba F. de Azúa hace unos días en "El Periódico":

http://www.elboomeran.com/blog-post/1/5072/felix-de-azua/y-aqui-un-colega-del-taller/

Comparto tu pasión por las estaciones de metro y tren berlinesas, no sólo permanecen tal cual se crearon, sino que las que construyen nuevas, en realidad una sólo lo es, la Hauptbahnhof, recrea las existentes en su espíritu y forma aunque sea pura arquitectura contemporánea. Es decir, es modernísima.
Sin embargo no sé si te he confundido al hablar de estaciones, yo me refería a las del año, las que marcan la climatología. Lloraba "mi" enredadera colgante del muro porque no podré ver como va enrojeciendo, la han cortado justo cuando empezaba a amarillear.

Hoy he conseguido en la biblioteca el libro que me sugeriste sobre Walser. No puedo identificarme mejor con la entrada de francis del viernes pasado:

http://borraelhumodetufrente.blogspot.com/2008/10/obras.html

zbelnu dijo...

Sí, sí, me despisto, demasiadas cosas en la cabeza, pero la enredadera... tuve una roja que cubría el edificio de enfrente hasta hace dos años, en que la cortaron de abajo y se acabó... era preciosa, aún tengo las fotos.
Roja de otoño, como los jardines japoneses y aquella peli de Kitano...
Lo de VM ya lo sé, yo nunca dije que tratara de eso, sino que le preocupaba el tema.

zbelnu dijo...

Eph, en esa dirección falta o sobra algo, no puedo acceder. De todas formas casi me molesta que otros hablen de Walser, es uno de mis favoritos de épocas sensibles y mi posesividad se centra en algunos autores de esa época mía.

Anónimo dijo...

Sí, a veces surge ese espíritu que no se sabe de donde viene, pero que siempre es bien recibido ayudándonos. Casassas tiene esa fuerza con la palabra, ahí radica gran parte de su poder como poeta, de su naturaleza, cómo decir. Sus palabras resultan saltos de línea. Salirse de la linealidad de la frase. Acomodar palabras en la tranquilidad y parsimonia de una frase aparentemente sin efecto primarios.
Es verdad que viendo el vídeo parece que bcn carece de espacios verdes, sitios de relax que se desdeñan...
iluminaciones.

Ephemeralthing dijo...

He comprobado que no faltase nada en las direcciones de los links, no sé porqué no te dan el acceso. Eso de que no se puedan crear links directos aquí es un poco pesadito.
No, francis black no habla de Walser en esa entrada, Pensaba que igual podía "copiarte" el texto, pero si accedes a su blog es la del viernes pasado, día 10, y se llama "Obras". En realidad lo que comenta es como actúa cuando le interesa la obra de un autor.
He encontrado delicioso tu comentario, me ha gustado esa falta de pudor al confesar abiertamente tu sentimiento de posesión.

zbelnu dijo...

Ajá, creo que incluso la he leído, buscaba a Walser y no encontré nada...
Me alegro de que no te haya molestado mi comentario. No puedo evitar del todo ese sentimiento...

zbelnu dijo...

Ah sí, ya había leído ese comentario...

zbelnu dijo...

Me gusta eso que dices, Ilumin, de que las palabras se salgan de la línea, se sienten, se acomoden. Y sí, ese espíritu viene misteriosamente a ayudarnos, se estira en nuestro interior y llega a las extremidades, las mueve, las anima, nos trae una risa desconocida...

cacho de pan dijo...

Horror!!!! en manos de qué personajes estamos...me gustaría ver los balcones de esta gente, seguramente interesada en el "bienestar de la comunidad"...

Me quedo en el poema de Pavese. Descanso.

zbelnu dijo...

Los balcones de quién, Cacho? Ahora me he perdido, as usual...