jueves, 5 de abril de 2007

Manto de palabras


Arthur Rackham: La Cenicienta
Carlota O. me avisa de que en La Contra de hoy, un neurólogo inusual comparte mi idea de cubrirse con un manto de palabras.
Aunque yo recelo de los neurólogos y psiquiatras, que suelen reducir el alma humana a un conjunto de impulsos eléctricos e intentan adormecer sus malaises históricos con pura química, Cyrulnik, tal vez por su historia familiar (toda su familia murió en los campos de concentración y él, prófugo, vivió en casas de acogida), que le humanizó e iluminó en el sentido que señalaba Pater (Who never ate his bread in sorrow, who never spent the midnight hours, weeping and waiting for the morrow, he knows you not, Heavenly Powers; una idea que nos sirve a los ateos y humanistas, creyentes en el arte, o como decía Cixous “Tout ce qui est plus grand que moi, en bien ou en mal, peut être nommé dieu”), y dice algunas cosas que comparto.
Cyrulnik habla de la resiliencia (suena a resina, a algo cerúleo, ¿será ese otro significante aquí?), la capacidad de transformarse a pesar de lo sufrido. Dice que utiliza la palabra alma "en el mismo sentido que Freud. Somos materia y representaciones no materiales, somos carne y alma…"
"Cada uno de nosotros se construye una película de sí mismo con imágenes y palabras... con los recuerdos y con la imagen que el otro tiene de ti…" "...Podemos intervenir y modificar la idea que tenemos de nosotros mismos. Hay herramientas para no ser un esclavo del pasado..." "La indiferencia es la muerte psíquica y el sufrimiento es la vida. Mientras sufrimos podemos seguir soñando con algo mejor…"
Sólo se puede vivir revestido de un manto de palabras.”
La visión de Cyrulnik, la película de Elisabeth Roudinesco Lacan, réinventer la psychanalyse, la comida plácida en una casa luminosa, de amigos casi familiares, la lectura en el metro, y sobre todo, una breve pero intensa conversación con mi hijo son los elementos restauradores que entretejen mi manto de palabras de hoy, contra la (sí, ya sé, necesaria, pero melancólica nevertheless) lluvia.
Y con todo, el discurso de Cyrulnik, al lado del discurso de Lacan en la película -mucho más literario, lleno de matices y de preguntas abiertas-, me parece reductivo y básico, un poco como comparar el discurso americano, didáctico y aniñado, con el francés, siempre más elaborado y complejo.

11 comentarios:

el-ed dijo...

y un paraguas de palabras!

zbelnu dijo...

Quieres que lo dibuje?

ed dijo...

el otro día me mojé tanto que me vendría bien (eso o un piloto de palabras que me cubra y hable por mí cuando yo no tenga ganas de charla)

zbelnu dijo...

Mmm, no estoy muy segura de la impermeabilidad total de las palabras... En cuanto al piloto, como aquella escena de Asesinato en Manhattan de woody allen en que hablaban al teléfono con un tipo poniéndole una grabación de respuestas, cuando no tenían más repetían otra; nada tenía sentido pero yo lloré de la risa!

el objeto a dijo...

sí, yo leí la contra en casa de S&S., está todo muy bien dicho, a mí me gustó mucho, es psicoanálisis puro, simplificado, él como psiquiatra no lo reduce todo a la química y no es fatalista, como lo son tantos...
¿dibujarás ese paraguas permeable néanmois..?

zbelnu dijo...

Sí, anoche empecé a dibujar ese paraguas, otro caligrama, luego montañas de palabras como poemas informes y al fin acabé escribiendo a mano sobre mi infancia en hojas grandes, como solía hace años (ahora sólo escribo a mano en cuadernillos, en el metro o la mesilla de noche) y la sensación, la vieja conexión mano-trazo-espíritu, me gustó. Veremos si será sólo terapéutico o servirá como literatura.
Me alegro de que vieras así lo de La Contra!

Anónimo dijo...

creo que el piloto de que habla eled es lo que por aquí llamamos un impermeable, no un conductor de aviones o de fórmulas uno...
la lluvia necesaria ha chafado un poco mis planes vacacionales, así que sigo por aquí, leyéndolas y trabajando...
miga de pan sin levadura

zbelnu dijo...

Qué gracioso malentendido hispánico... Yo no me imaginé un piloto de avión, sino una especie de "stand-by", lo que se llama poner el piloto automático...

zbelnu dijo...

Por cierto, que hoy pensaba en hacer mi pan sin levadura...

el-ed dijo...

impermeable, pilotín!
grazie pan!

zbelnu dijo...

Mmm, mensaje hermético, ¿será el piloto automático, sin ganas de charla...?