jueves, 7 de agosto de 2008

Precipitaciones

Foto: Dan X fotografió mis pies cuando yo andaba descalza por el bosque de cedros de Lourmarin, 2008
Yo sé que me precipito y la rapidez del email es un peligro para mí. En un intercambio sobre poesía, memoria histórica, valor y metáforas en una lista de amigos del librero de la calle Berlinès, yo he citado el artículo de Zizek de El País de hoy, donde recuerda que Karadzic era poeta, que Platón expulsó a los poetas de la ciudad y establece la relación entre escritores y guerra, clave de mi libro balcánico (la verdad es que me ha molestado un tanto que saliera, ¡antes que mi libro!), y yo he citado el poema de Ales Debeljac donde las metáforas humean sobre la ciudad en ruinas y me he atrevido a aludir a los versos de Espriu que prometen "el ple domini de la terra". No es una metáfora, efectivamente, como ha dicho un ofendido, casi diría que dolorido interlocutor, que me ha acusado indirectamente de no querer que "la terra" fuera para aquellos a quienes les pertenece y ha preguntado si es que yo prefería que el pleno dominio de esa tierra (que a mí me suena a Tierra, no lo puedo evitar, es decir, pienso en el pleno dominio del planeta) fuese para "los otros". Y lo cierto es que yo preferiría que nadie tuviera un pleno dominio de ninguna tierra porque en el fondo, por mucho que hayan sufrido los habitantes de un lugar, esas frases pueden utilizarse como los eslóganes lepenistas: La France pour les français, o pueden sonar a las reivindicaciones del KKK. O nos recuerdan trsitemente a esa pelea entre judíos y palestinos sobre quién llegó primero, quién tiene los derechos sobre esa tierra sagrada para tres religiones, y entre tanto, guerra, usurpación, desesperación. ¿Quiénes son los auténticos poseedores de la tierra de Espriu? ¿Los que tienen varios apellidos del lugar? ¿Los que viven y trabajan? ¿Los que dominan una lengua? ¿Los que nos han gobernado durante 26 años y han demostrado que, lengua aparte, no les importaba en absoluto la tierra de la que tanto hablaban (han abandonado el entorno, han dejado que todo se contaminara y secara, que la gente se volviera analfabeta, que el país se destruyera, que el pequeño comercio desapareciera, que el patrimonio histórico se degradara y que sus ciudadanos pagaran más y recibieran menos)? ¿O los que se han dedicado a boicotear el tripartito desde el principio? ¿Y por qué las cuestiones de la lengua y la nacionalidad suscitan tantas pasiones y en cambio nadie parece recordar lo que ocurrió en la guerra y la posguerra? ¿Por qué parece como si las cuestiones nacionales enmascarasen otras, como la verdadera oposición entre esas dos Españas que dijo Machado?
Lamento esa intervención mía tan precipitada y desafortunada en la lista, y no haber sabido explicarle a mi ofendido interlocutor que a mí me gusta Espriu, literal o metafórico; sólo temo el uso que los políticos hacen de la poesía y los mitos. Y el pleno dominio de la Tierra es de las grandes corporaciones. Y ojalá pudiéramos convivir con sentido común y discutir y resolver problemas importantes que ahora a nadie parecen interesar, como la educación.
Me he consolado mirando las imágenes de árboles del libro que me regaló Ratachina. Tiene razón: es un alivio mirarlos. Pero vuelve mi humor pesimista de hoy y pienso: Tal vez pronto será lo único que quede en este país de esos árboles, las fotos que hicieron los que los valoraban.
Mientras, he empezado otro cuento y estoy en medio del problema. Hay algo que me gusta, que debería servirme, pero también le falta algo, un núcleo, un contrapeso, otro pilar. ¿También es precipitado? Quizás lo vea más claro mañana. O quizás otro paseo... Tal vez sea el calor. Tal vez hoy sea un día desafortunado... Ayer fui a ver una película que no me convenció. Un personaje excesivo, casi caricaturesco, soportaba el peso de la trama. Me hizo pensar, porque hablaba de limitaciones en las relaciones madre-hijo que me había planteado tantas veces, pero la forma caricaturesca me pareció tramposa. El trabajo de los actores era impecable. Tal vez no era lo que deseaba ver. Tal vez sea mejor buscar en el videoclub que en la cartelera...
Siento mucho no haber podido quedarme unas horas en Lourmarin. Había una exposición de Camus y los anarquistas españoles L’été libertaire d’Albert Camus que me habría gustado ver. Es el problema de no conducir, que obliga a depender de los otros. A mí me gustaría que los trenes llegasen a todas partes, pero supongo que somos muy pocos los que pensamos así porque cada vez hay menos trenes. A pesar del precio del petróleo y de que son más ecológicos, siguen suprimiéndolos. Hoy no es mi día. Pero me gusta esa foto que Dan X me hizo a traición en aquel magnífico bosque de cedros, tan mullido que quise andar descalza: yo no puedo retratarme así...
En el último momento me llegan dos comentarios de escritores sobre La plaza del azufaifo. Uno de aquí:
Isabel, és un llibre molt bonic, estimulant... Deixa més contenta que un gínjol, paraula i expressió que cada vegada diem menys... i que tu saps que no és cap brometa fàcil... Té un fons que amara...
y otro de Serbia:
He leído tu libro, ¿no lo he comentado? Es muy interesante, me gusta, es definitivamente un libro multigenérico en el mejor sentido de la palabra: es bastante nuevo, sí que refresca poéticamente. El árbol resulta una metáfora de la privacidad, de lo propio, toda la acción contra su vida tiene una conotación globalista en el sentido no muy bueno de la palabra, bueno en un sentido kafkiano. Además, last but no least, el libro mantiene todo el tiempo un ritmo con los cambios de temas y procedimientos, respectivamente. A veces y no sé como, será por tu intuición, tengo una impresión que el texto respira como el árbol.
Ved mi Carta a Parcs i Jardins en Polis!!!! Y también, la carta que acabo de mandar a varios periódicos, y que sale ya en La Vanguardia, "El lector opina". Cualquier lector puede pinchar aquí para leerla y dejar un comentario...

19 comentarios:

Gise =) dijo...

Leerte es como escuchar tus pensamientos, me gusta es como si hablaras con vos misma y te cuestionaras y te respondieras...
Ayer me acorde de vos cuando vi las fotos del proyecto de la nueva biblioteca de Sarriá-Sant Gervasi, y además el dinero que invertirán... había una foto de como es Vila.Florida ahora y como quedará... sin palabras... Mas cemento, menos verde.. el nuevo slogan presidencial de los del partido verde será ese?
Besitos!!!!

Gise =) dijo...

Leiste este articulo en el Periodico??
te lo dejo
http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=533333&idseccio_PK=1051
Es que la gente esta cad vez peor ehhhh!!!! Por favor!!!!
Besitos!!!

cacho de pan dijo...

te dejo un comentario contestando el tuyo en mi blog.
No hay esperanzas.
Siempre hay alguien adjudicándose los derechos sobre algún pedazo de tierra; por mí que se lo queden: generalmente es tierra muerta, gastada, ni siquiera sirve para plantar un árbol. Demasiada sangre, demasiadas batallas.
Y en cuanto a las precipitaciones, dentro de nada no se podrá decir siquiera que hace mucho calor en Barcelona. Traición a la patria turística. Los mismos que permiten, por dinero, que cualquiera se cague en sus aceras...y en sus caras.
La guerre est fini?

zbelnu dijo...

Tienes razón, Cacho. Me gusta ese comentario tuyo. Yo me veo viviendo en una zanja, o en un margen oculto, o como el pastor de Jean Giono (L'homme qui plantait des arbres) que vivía sin hablar, plantando árboles, ignorando las dos guerras europeas, y transformó el paisaje. Claro que ahora sería difícil encontrar a este lado de los Pirineos un lugar donde te dejaran en paz sin cemento...

zbelnu dijo...

Ya he visto lo de El Periódico. Creo que Tarragona está bastante más limpia y cuidada que BCN. Aquí el Ayuntamiento no sólo no protegería ese bosque, sino que organizaría esas fiestas, como han hecho hasta ahora en la Ciutadella, justo antes de acabar de talarlo todo para hacer su gran parking. Lo de Vil·la Florida me pone de muy mal humor. No sabes lo bonito y frondoso que era y la desgracia que han hecho, sobre todo para hacer su gran parking. Se diría que el ayuntamiento sólo se dedica a los aparcamientos. Fomentar el coche como sea, aunque no quede ni un árbol. En pleno siglo XXI, era del cambio climático y la sequía en este país.

cacho de pan dijo...

EN MI BLOG (Y A RAÍZ DE MIS VACACIONES) HICE UN COMENTARIO ASOMBRADO SOBRE TARRAGONA (VERDE Y CUIDADA), DONDE PREGUNTÉ POR EL GOBIERNO (DESDE HACE DOS AÑOS TRIPARTITO) Y EL CHICO QUE ATENDÍA UNA OFICINA DE INFORMACIÓN ME DIJO CLARAMENTE QUE ESTOS SÓLO HABÍAN QUITADO LOS APARCAMIENTOS GRATUITOS PARA PONER ZONAS "VERDES" (¿NO SON REALMENTE PERVERSOS?), O SEA: ¡PAGAS!
TODO LO QUE HAY LO HICIERON LOS ANTERIORES, SUPUESTAMENTE DE DERECHAS. EN POCO TIEMPO LAS ETIQUETAS IDEOLÓGICAS HAN CADUCADO TANTO O MÁS QUE LAS DE LOS YOGURES.

zbelnu dijo...

Cacho, aunque sea para hacérselo más difícil, o sólo como demostración, llama a Parcs i Jardins, tel: 93 413 24 00
Fax: 93 413 24 24
e-mail: parcsijardins@bcn.cat

Gise =) dijo...

No conozco Tarragona pero por lo que contó Cacho creo que si que se ocupan más de la limpieza y del cuidado de la ciudad, lo del artículo te lo decía más por la gente que convoca mediante webs las macro fiestas en un bosque y que no respetan nada de la naturaleza, lo de la Ciudadella a mi me da lástima no tiene nada que ver ahora con el parque que conocí cuando llegué hace 7 años...
Llamaré a Parcs y Jardines por lo de la plaza Castella. Besoso y gravias por los datos!!!

zbelnu dijo...

Ya sé que soy pesada, pero es que escucho y leo quejas de todos, pero si nadie más que yo les llama nunca se plantearán cambiar!
Acabo de mandar otra vez mi carta a los periódicos, aunque es casi idéntica a otra que no me publicaron. Tal vez ahora, en verano me hagan más caso... la pondré en Polis

Gise =) dijo...

No sos pesada tienes razon si solo lo decimos aca no podes arreglar nada... me voy a Polis a leerla.

zbelnu dijo...

Gise, me la acaban de publicar en La Vanguardia, la carta... Si quieres pinchar y dejar un comentario...

zbelnu dijo...

Comprendo bien lo que dices del perque de Tarragona. Pero Girona también está mucho más cuidada, más limpia, más arbórea que BCN. Y no creo que sean sólo los partidos, es que allí aún no han decidido destruirlo todo para ganar más dinero. Es que allí el empuje de los especuladores no ha sido tan fuerte...

SPAZIO 3 dijo...

He seguido muy de cerca tus intervenciones en el foro on line que comentas y estoy de acuerdo contigo: : La carga simbólica y las lecturas sesgadas de la obra de Espriu han sido recurrentes a lo largo de la historia reciente pero no solo por partes de los políticos. también en la confección de la historia de la literatura catalana. Muy a mi pesar, he asistido, en directo, a delirios interpretativos que algunos reconocidos profesores universitarios hacen, no solo de los poemas de Espriu, sino también de inumerables escritores y poetas en catalán. Para ellos, el valor predominante no son los "universales del sentimiento" sino más bien el grado con que, con mayor o menor medida, pueden ser intrepretados a partir de una concepción determinada del territorio, la nación o la lengua. Es quizás por eso que autores como Gabriel Ferreter o Joan Vinyoli rara vez se incluyen en los programas universitarios. Aunque el uso que hacen algunos de las metáforas no es exclusivo del ámbito catalán: la crítica literaria Menendezpidaliana también se dejó llevar por ciertas fantásias de grandeza y casta. Hablar de Espriu sólo a partir del ojo de la nación o la identidad, olvidando su relación con la cábala y el existencialismo por ejemplo, limita y empobrece mucho. Esa estéril visión tiene a veces tintes de manipulación perversa, aunque en muchos casos es producto de una simple y llana ignorancia: es lo más fácil. Por cierto: hablando de poesía catalana, me viene a la memoria que Josep Caner escribió un hermosísimo poemario titulado "Arbres"... Últimamente el azufaifo siempre vuelve..

zbelnu dijo...

Qué interesante lo que dices, Spazio 3, la verdad es que me tranquiliza que alguien como tú pueda estar de acuerdo. Sobre todo porque esa lectura limitada de la literatura parece tan antiliteraria! Y esa susceptibilidad tan grande que te coloca en el lugar del enemigo en cuanto te permites dudar o interrogarte. En fin...
No recuerdo ese poemario de Carner, que me encanta. Voy a buscar sus Arbres enseguida, gracias!

zbelnu dijo...

Qué apropiado ese ojo de mirada sesgada que has puesto ahora como firma, Spazio 3...

el objeto a dijo...

Pues a mi me parece que en estos momentos de embrutecimiento de los medios y de un uso constante por parte del mercado y el poder del discurso de la cultura y los artistas, habría que decirlo más alto y más a menudo.

Y me sorprende que a alguien le tranquilice y le satisfaga hablar del pleno dominio de la tierra en un mundo como el de hoy atravesado por éxodos, migraciones y guerras territoriales y nacionales

Muy buenas las aportaciones de spazio3, las agradezco



en

zbelnu dijo...

Gracias, Objeto a. Es un alivio leerte y leer a Spazio 3. A veces dudo si seré yo que estoy desbarrando y vuestros razonamientos me ayudan. A mí siempre me inquietó esa frase, aunque me guste Espriu, aunque pueda entender el peso de esa tristeza de haber sido pisoteados, desheredados, prohibidos, etc.

el objeto a dijo...

efectivamente tiene que haber un espacio para la palabra de quien ha sido despojado y negado,
y precisamente el lenguaje poético permite que esa palabra no sea una palabra excluyente y arrogante

por eso tiene sentido defender esa poética

zbelnu dijo...

Es tan difícil y frágil sostener el peso de la historia, restaurar algo... pero la palabra (poética y narrativa) puede ser ese lugar de acogida y hospitalidad, como en el poema de Ferrater sobre Carner que´mostraba Spazio 3. Dice Joseph Roth en Las ciudades blancas que el que viaja y hace crónicas no debe intentar escribir sus observaciones (porque todo cambia todo el tiempo) sino que "sólo puedo narrar cuanto ocurría en mi interior y cómo lo vivía.