domingo, 14 de noviembre de 2010

De Kluge y los sueños

Foto: I.N. Detalle de la Plaça Joaquim Folguera, antes de que el ayuntamiento la destruyera para preservar un parking, 2010
He soñado que participaba en una compleja y minuciosa revolución; era un sueño vistoso e intenso, dramatizado, sin duda influida por las casi tres horas de capítulos de Noticias de la antigüedad ideológica de Alexander Kluge que tuve la suerte de ver en el CCCB, gracias a la Otra Bel y al festival Alternativa. Lo presentaron la directora de Alternativa y Betina Blümner del Goethe Institut con entusiasmo e inteligencia; animaban a quedarse. Kluge retoma las notas de Eisenstein de su proyecto de filmar El capital de Marx con la misma estructura del Ulysses de Joyce y filma su propio experimento, con una creatividad ingeniosa y poética, basada en sus libres asociaciones y su humor hilarante, su mirada crítica sobre el mundo, nuestro mundo, con unos títulos de crédito maravillosos, que son casi animaciones y que palpitan de ese humor y esa poética crítica, y unas entrevistas afinadas e inteligentes, como la de la historiadora del cine que cuenta cómo se conocieron Eisenstein y Joyce, ambos ya ciegos, cómo Eisenstein acabó de montar Octubre de memoria, sin ver, en un extenuamiento físico al que las drogas no ayudaban precisamente, y su delirio creador, y los psicoanalistas que le atendían, y los diferentes objetivos de Joyce, convencido de que sólo dos cineastas podían llevar al cine su Ulysses y uno era Eisenstein. O la hilarante y genial entrevista con Hans Magnus Eszenberger y su discusión sobre el fracaso del tema económico en la lírica o el silencio de la poesía sobre la economía y las maneras de unir y las metáforas poético-económicas, o sus reflexiones sobre si Marx era feliz y si era realmente buen amigo de Engels, o la conversación memorable, surrealista y llena de genialidad, con la bisnieta de la intérprete de Lenin, y su desmontaje del estereotipo del alma rusa (como en Rusia el psicoanálisis estuvo prohibido, la gente se presenta en casa de otros para contarse las cosas más terribles y pedir ayuda) y su deconstrucción de la palabra "alma" y sus interrogaciones: ¿Tiene alma un reloj? No, un reloj tiene mechanismus, que es una palabra rusa. ¿Y tiene alma la economía? Por supuesto. ¿Tiene alma el dinero? No lo sabe... O los jóvenes (actores del Berliner Ensemble que leen al unísono exacto en alemán Das Kapital) que se preparan para examinarse como agentes de la Stassi e intentan descifrar las frases de Marx. Y las imágenes del pasado y de la globalización que nos esclaviza. Y ese lamento musical por los objetos de supermercado sin vender, la tristeza de las máquinas abandonadas por el hombre. La película habla de la esclavitud laboral de nuestro mundo, de la supuesta crisis, de las trmpas de la política, pero también habla de la historia del comunismo, del espionaje, del arte, la música, la belleza y de todas las cosas. La música es fantástica. Tanto talento... Una gozada. En la puerta vendían la interesante revista Shangrila, un número que celebra a Kluge.
Esta tarde continúa el ciclo en el Auditori del Macba. Vayan si pueden. Esa película tiene veinte horas, pero uno puede ver los capítulos que pueda. Por desgracia me perderé la sesión de hoy, sobre todo el capítulo de Peter Sloterdjik. No cejaré hasta encontrar esos dvds para poder irlos viendo en mi casa...
Ah, me encantó lo que Saul Bellow decía de Marilyn Monroe en el Babelia (a diferencia de otro que la denigraba en el mismo suplemento) y sus cartas en general, aunque creo que se equivocaba en convocar a MVLL para ese empeño. Y también me gustó mucho Denise Affonço, su forma de contar el horror de los jemeres rojos, su expresión -definitiva!- y su humor (la broma sobre la dieta de insectos). Voy a buscar ese libro suyo.

13 comentarios:

Stalker dijo...

Qué apasionada descripción del monumento de Kluge, Bel... Aún no la he visto, pero sí he tenido ocasión de ver buena parte de su obra (se ha editado un cofre con unos dieciséis dvds con lo más destacado de su filmografía hasta fecha muy reciente), y me parece el más adecuado para emprender una obra tan titánica.

A los que se apresuran, en nombre de cierta nostalgia que también da sus réditos, a certificar la muerte del cine habría que recordarles que ahí siguen Kluge, Ulrich Seidl, Chantal Akerman, Pedro Costa, Naomi Kawase, Paz Encina, Tsai Ming Liang, Apichatpong Weerasethakul y otro puñado de cineastas que continúan buscando las brechas de expresividad en el muro de un clasicismo no del todo derruido (y siempre reivindicado -reconstruido, hipertrofiado- por la apisonadora hollywoodiense).

No voy a poder ir pero sí, habrá que buscar esos dvds de alguna manera...

Un abrazo

Belnu dijo...

Stalker:
Esteve Riambau acaba de decirme en Fb que en la Filmo pondrán las tres sesiones martes, miércoles y jueves a las 19.30. A ver si logro ir el miércoles! Lo he buscado en la web, he visto ese cofre que dices, pero no incluía esta megapelícula, que sólo he encontrado en Amazon.de; el problema es que mi alemán es defectuosísimo y no he encontrado dónde preguntarles si esos tres dvds tienen subtítulos.
Pero es como dices, y falta incluir esa maravilla que me ayudaste a descubrir hace poco, de Artur Aristakisian... Ellos y otros nos descubren otras vías y nos reconcilian con el cine!

Lentitud dijo...

Creo que precisamente la obra de Kluge, y casi la totalidad de los creadores que Stalker nombra, es una muestra fehaciente de que el cinematógrafo, tal como algunos lo vivimos y era, está en proceso de morir y convertirse en otra cosa. Sin nostalgia que valga, ya que ésta, sospecho, anida mayoritariamente en el lado de los que se niegan a reconocer el ineludible tránsito hacia lo que podemos llamar, a falta de saber exactamente donde conduce el proceso, el audiovisual.

Anónimo dijo...

No sabía de esa relación de E y Joyce, estaría bien ver esa versión del Ulises. Por otro lado, nosotros nombramos las cosas, y es que a veces, no hay herramienta más incierta que el lenguaje, o más sujeta a interpretación.
iluminaciones

Belnu dijo...

Iluminaciones, ese Ulysses nunca se filmó, aunque sí, habría sido interesante, porque Eisenstein sólo quería filmar Das Kapital con la estructura del Ulysses...
Es verdad, buscamos precisión y el lenguaje siempre se nos escapa en cierta manera, pero inconscientemente elegimos palabras por razones secretas y ahí adquieren otros sentidos. Y a otras palabras quisiéramos despojarlas de cargas ajenas o abusivas, como hablábamos hace poco en los comentarios del blog de Stalker, no siempre es posible...

Xavier dijo...

Isabel. Coincido plenamente con tu apreciación de "Noticias de la antiguedad ideologica". Y debo decir que me sorprendió gratamente que la sala del CCCB estuviera llena en su primera proyección.

No existe en el mercado por el momento una versión de esta película con subtitulos en español. Cuando se editó el cofre que indica Stalker la dejaron intencionadamente fuera por su volumen y especificidad.
Tal vez suceda como con "Shoa" de Claude Lanzmann, otro tremendamente interesante e imprescindible film rodado en 1985, con aproximadamente 9 horas de duración, tratando el holocausto de una manera insolita y lucidamente demoledora. Primero no se editaba en DVD, luego lo hicieron solo v.o. con subtutlso en ingles y finalmente subtitulada el año pasado. Si no la has visto te lo recomiendo muchisimo.

También extraordinaria la primera edición impresa de Shangrila, que hasta el momento solo estaba disponible online, y que para leerla o bien te dejabas la vista en la pantalla del ordenador o bien te imprimías las numerosas y densamente interesantes paginas de sus números anteriores. Hay que felicitar a sus editores por esta decisión. Por fin recuperamos una revista sobre cine seria, como no la teniamos desde qeu desapareció "Contracampo"

Belnu dijo...

Xavier: Conozco bien a Lanzmann y de su Shoah sólo he visto trozos. Y sí, comentábamos ayer Bel M. y yo que además el público tenía una atención especial, era un público ávido de ese otro cine. Que yo no creo que rompa con el cinematógrafo, sino que entronca con las exploraciones de las vanguardias de entreguerras y con algunas otras formas de los sesenta, y si acaso rompe con el cine estándard o comercial.

Belnu dijo...

Y como decía, la película está publicada en 3 DVDs flamantes, con bonitas y colorodas portadas, pero sólo en alemán, de momento

Belnu dijo...

Aquí también venden los DVDs de Kluge en alemán, para quien conozca bien esa lengua y pueda comprarlos
http://www.suhrkamp.de/buecher/nachrichten_aus_der_ideologischen_antike-alexander_kluge_13501.html?d_view=leserstimmen#formLeserstimme

Emma dijo...

Gracias por el link a Denise Affonço, me ha gustado mucho saber de ella. Y, ya de paso, gracias por seguir escribiendo aquí y darme de vez en cuando tantas pistas, cosas que me sirven de distinta manera que a ti, pero que me son útiles.

Belnu dijo...

Gracias a ti, Emma, por leerme y estar ahí...

Bel M. dijo...

Gracias por esta fantástica (y sí, apasionada) crónica. Así fue. Me ha encantado.

Belnu dijo...

Gracias a ti por tus palabras, Bel M.