miércoles, 28 de julio de 2010

En La Vanguardia, Xavier Antich habla de mi libro balcánico

Foto: I.N. Randonnées en Provence, 2010
Naturalmente, el artículo vale la pena por muchas otras cosas, sobre todo esa reflexión que hace sobre los la literatura y los filósofos, y acaba con la cuestión de Kosovo y la miopía culpable de la posición del gobierno español. Y en ese final habla generosamente de mi libro Si un árbol cae. Conversaciones en torno a la guerra de los Balcanes. Por gentileza de dos bloggers (Francis Black y Albert), pongo el link aquí y lo reproduzco
La literatura y el mundo José María Valverde decía que había que leer a Heidegger para saber lo que nunca se tiene que hacer con un poeta Xavier Antich 28/07/2010 Cultura
Ando estos días, cosas del verano, volviendo a leer algunos libros de Martha C. Nussbaum, pensadora a la que hay que prestar atención desde hace unos años, la voz más lúcida de la filosofía anglosajona. Su posición respecto a la literatura es realmente rara entre filósofos. Habitualmente, como es sabido, o los filósofos no leen nada más que filosofía, o bien, a menudo, cuando se acercan a la literatura, es para encontrar casos o ejemplos de lo que ya saben, cuando no es para hacerles decir a los poetas o escritores aquello que ellos querrían que dijesen y no lo que, en realidad, dicen. Caso emblemático de esta ceguera lectora es Heidegger, a quien José María Valverde decía que había que leer para saber lo que nunca se tiene que hacer con un poeta.
Nussbaum, por el contrario, sostiene, en El conocimiento del amor (Antonio Machado Libros), que "determinadas verdades sobre la vida humana sólo pueden exponerse de forma apropiada y precisa en el lenguaje y las formas del artista narrativo" y, por ello, está convencida de que determinadas obras literarias han contribuido, como pocas, al análisis de algunas cuestiones importantes sobre los seres humanos y la vida. Es más, sostiene que determinados textos literarios son indispensables para una investigación filosófica de la esfera de la ética: "Son fuentes de comprensión sin las cuales la investigación no puede ser completa". Cierto que otros antes que ella, como Lévinas, ya sostuvieron que "toda filosofía no es más que una meditación sobre Shakespeare". Algo parecido sucede con el maravilloso Dietari d'un viatge per les regions d'Iraq (Publicacions Abadia de Montserrat) del benedictino Bonaventura Ubach, de quien hablaba el otro día en estas páginas Ignacio Orovio. El padre Ubach viajó a Oriente Medio, en los años veinte, persiguiendo algunos lugares del Éxodo y el Génesis, entre otros motivos, para comprender mejor ciertos pasajes del Pentateuco. Pero es curioso: aparte de que, en ocasiones, el mundo le ilustra sobre el texto, es, sobre todo, el texto el que le permite comprender, a pesar de su complejidad, parte de aquel mundo.
He pensado en todo ello estos días, a raíz del reconocimiento de la independencia de Kosovo por el Tribunal Superior de Justicia de La Haya. Y he recordado el más que recomendable texto de Isabel Núñez Si un árbol cae. Conversaciones en torno a la guerra de los Balcanes (Alba). Se trata de un texto brillante, que combina lecturas balcánicas y entrevistas, y que ilumina, también, tanto los textos como el mundo del que hablan. Isabel Núñez convoca las voces de Ismaíl Kadaré y se entrevista con poetas, narradores y editores. Y permite recordar cómo la Serbia de Milosevic estuvo a punto de exterminar a un pueblo. Sería una buena lectura para el tozudo Moratinos, que el lunes volvió a insistir en Bruselas, frente a la legalidad internacional, en que España no iba a reconocer a Kosovo.

14 comentarios:

Francis Black dijo...

Te paso dirección del articulo en la foto es complicado de leer.

http://www.lavanguardia.es/lv24h/20100728/53973427626.html

Belnu dijo...

Gracias! No la encontraba y en facebook X.A. lo ha puesto, pero esas páginas no son abiertas a todo el mundo...

Francis Black dijo...

Depende el articulo y el día , La VANGUARDIA DIGITAL es un desastre.

Belnu dijo...

Dímelo a mí. Antes todos nuestros artículos estaban en google y de la noche a la mañana desaparecieron, años y años de escritura... Si había que venderlos, al menos que apareciera la portada... pero quienes se ocupaban del software no pensaron en eso, que un artículo invisible no puede venderse. Por eso hice mi blog de artículos.
La semana pasada salió un artículo mío sobre Quiriny en el Cultura/s. Me avisó EVM, pero no he podido conseguirlo ni en digital ni en papel.
Tendré que ir a La vanguardia...

Francis Black dijo...

Lo leí en papel, me gusto el libro pinta bien.Los diarios ganaran dinero vendiendo publicidad en la web no por contenidos , hay millones de contenidos en Internet el fallo de LA VANGUARDIA es muy grande lo que están consiguiendo es salir del recorrido que ahora hacemos los lectores de diarios , si voy a una web y cada tres clicks tengo un impedimento ya no voy y con los años seré lector de lo que me fidelicen, no de autores a los que no puedo acceder por mucho que en un principio fueran interesantes. Es imposible luchar contra la comodidad.

Belnu dijo...

A mí me gusta La Vanguardia más que otros periódicos y me da mucha rabia esa reforma digital que nos lo ha puesto tan difícil.

JML dijo...

Bueno, yo también venía a pegar el enlace, pero veo que las noticias (y las lecturas) vuelan... afortunadamente.
Comparto la valoración de tu crónica balcánica, un verdadero "libro abierto"... ahora más que nunca.

Belnu dijo...

Mil gracias, JML!!!

Isabel dijo...

Muy interesante el articulo, gracias por acercarnoslos (la falta de acentuacion es culpa del teclado).

En estos momentos estoy justamente leyendo Si un arbol cae (para un trabajo sobre el exilio y la literatura del y sobre el exilio de autores "yugoslavos") y no solo es francamente interesante y abarca muchas voces diferentes, sino que es de mucha ayuda para tener una panoramica de autores yugoslavos, poco conocidos por Espana.

Te sigo en el papel y en el blog.
Un saludo.

Belnu dijo...

Gracias, Isabel, por leerme y por tu comentario...

Stalker dijo...

Muy interesante, Belnu...

Espero que los hados sean propicios, también con estas temperaturas,

abrazo

Belnu dijo...

Oh gracias, Stalker! Yo sigo aquí en este tiempo extraño, tiempo de duelo y de escritura de mi novela, un proceso doloroso y feliz, según el momento, pero en cualquier caso sé que no es un tiempo cualquiera para mí, sé que todo esto traerá algo interno, même si je réussis pas...

Vero dijo...

No sabía que habías escrito un libro sobre los Balcanes, creo que me lo compraré. Hace nada que he venido de Crocia y Bosnia y al estar allí, saber más de lo que pasó y ver las cosas con mis propios ojos me ha despertado mucho la curiosidad por saber más.

Saludos,

Belnu dijo...

Vero, basta con mirar los libros que ves a la derecha en este blog, ahí está "Si un árbol cae. Conversaciones en torno a la guerra de los balcanes", siempre voy poniendo links, si tienes interés seguro que te gustará, por las voces de los escritores que lo animan todo, y también por mi pasión balcánica e investigadora...