viernes, 22 de mayo de 2009

Conferencia en el Ateneo

Foto: Lehnert & Landrock, ca 1900, una de las imágenes que mostraré en la conferencia
El lunes 25, a las 19.30h, en el Aula dels Escriptors del Ateneu Barcelonès, Canuda 6, (5ª planta)
Anna Atkins - Isabelle Eberhardt, Las nómadas
Conferencia a cargo de Lydia Oliva e Isabel Núñez
**********************
Mañana me voy al campo, que tengo un exceso de urbs. Ya sé que hará mal tiempo, los hados climáticos nunca estuvieron a favor de los que trabajan. Pero tengo que ver la casa de la Belle Elaine... Y me llevo el ordenador y el paraguas. Y mientras hablo se han ido añadiendo nuevos refugiados amigos, que traen películas y panes muy morenos.
Esta mañana, mientras G. y A. dormían, la gata Gilda me ha dado una triste sorpresa. Al abrir la puertaventana (o la ventana francesa, como proponía mi amiga M., que es la forma anglosajona, más bonita que nuestro largo compuesto), en lugar de entrar disparada, se ha quedado quieta mirándome en el umbral de la terraza y ante ella estaba su dádiva, seguramente para G. y para mí. Al pronto creí que era una rana, pero no, era una pobre y preciosa lagartija, decapitada y sin cola, tan bonita y delicada pese a todo que me he acordado de Frikosal. La he rescatado y la he puesto un momento en la cocina, sobre una plataforma de cartón, para que la viera G. al levantarse, y cada vez que entraba me sobresaltaba porque las patitas plegadas y atléticas daban la impresión de que fuese a saltar. ¿O sería una rana? ¿Pero cómo podía haber una rana en la terracita sur? ¿Tal vez Gilda ha querido dejarnos la parte más sabrosa? me preguntaba con aprensión. A veces olvido que Gilda es una gata fiera y cazadora y que esa terracita es su selva selvaggia e aspra e forte... He enterrado el cuerpecillo de lagartija en una maceta de la terracita norte, lejos de Gilda. Luego he visto que en la terracita sur hay plaga de caracoles. He buscado remedios caseros o biológicos en una web francesa, y aparte de cenizas y serrín, que hay que renovar cuando llueve, recomienda tener cerca crapauds et oisseaux, sus predadores naturales... Pero Gilda los mantiene a raya. Ayer nos visitó un pajarillo diminuto, de vientre amarillo verdoso y espalda parda, delgadísimo... Se posó en lo alto de la barandilla y estuvo cantando para nosotros. G. y yo le contestábamos y él nos miraba, volteando la cabecita, y nos contestaba. Gilda lo miraba casi impasible desde su hamaca rojiza.
Sigo leyendo a Sebald y a Zambrano. Qué maravilla la declaración de Z. de amor a su exilio, que añora, a pesar de haber sido su muerte en vida. Pero cuando se acepta algo, dice, se ama, y entonces... Precisamente tras leer de su identificación con Antígona (y su hermana con Ismene) me dicen que tal vez podría presentar mi libro balcánico en una librería de ese nombre, en otra ciudad...
Y ahora tengo que irme otra vez...

5 comentarios:

delarica@unav.es dijo...

es una gran librería de Zaragoza, una librería muy especial

zbelnu dijo...

Ma tu lo sai tutto!?

rafa dijo...

Hola Isabel, aquí un lector del libro balcánico. Por si te interesa, hoy lunes en Españoles en el Mundo (23.20 hora) sale Belgrado, la ciudad blanca.

PD. Descubrí por una crítica tuya del otro blog 'La perfección del tiro' de Enard, que estoy leyendo. Te agradezco la intermediación, un libro excelente.

Rafa

cacho de pan dijo...

pretendía ir a oírlas, pero estoy con una desagradable intoxicación alimentaria, desganado y molesto.

lo intentaré, aunque lo dudo, ya que debo cuidarme porque mañana y pasado tengo días con presentaciones e historias.

una alegría: hoy llegaron ejemplares del círculo, con mi libro muy bien editado.

no les deseo suerte porque no necesitáis de eso. besos

zbelnu dijo...

Te equivocas, Cacho! sí la necesitamos. Creo que sólo 3 personas pueden venir... a menos que también se excusen ahora. Todos los demás no podéis... en fin, si no hay quorum nos iremos al bonito bar del Ateneu, o a la biblioteca, a llorar y olvidar... Que tu malestar sea pasajero